<
>

Fuentes: Antonio Brown busca resolver problemas para volver

play
La paciencia de Patriots duró once días (1:20)

La franquicia cortó a Antonio Brown después de dos semanas de haber firmado debido a las investigaciones sobre acoso sexual. Pablo Viruega analiza la situación y el papel del jugador en la NFL. (1:20)

A pesar de decir el mes pasado que ya no jugaría en la NFL, el receptor abierto Antonio Brown quiere resolver sus problemas fuera del campo para poder volver al juego pronto, dijeron las fuentes a Jeremy Fowler de ESPN.

Las fuentes dijeron que Brown espera que su estatus se aclare en las próximas semanas antes de firmar con un equipo de la NFL.

Brown está siendo investigado por la NFL bajo su política de conducta personal luego de una demanda presentada por su ex entrenadora alegando que fue agredida sexualmente en múltiples ocasiones. También fue acusado de conducta sexual inapropiada en su casa por una artista que trabajaba allí en 2017.

La NFL aún no ha entrevistado a Brown como parte de su amplia investigación, y una fuente dijo que la liga espera hablar con Brown, incluso como agente libre.

El 20 de septiembre, la NFL emitió una declaración que decía que Brown no sería incluido en la lista de exenciones del comisionado mientras fuera agente libre, pero advirtió: "Si es firmado por un club, dicha colocación puede ser apropiada en cualquier momento, dependiendo de el estado de la investigación".

Las fuentes le dijeron a Fowler que Brown esperaría para firmar con un equipo hasta que esté claro que se le permitiría jugar. También ha estado entrenando rigurosamente y estaría dispuesto a regresar con los New England Patriots, incluso si eso es poco probable, pero sobre todo, dice que solo quiere jugar.

Brown ha jugado en un solo juego esta temporada: la Semana 2 contra los Miami Dolphins. Fue liberado por los Oakland Raiders antes de la temporada y por los Patriots antes de la Semana 3, después de que se dio a conocer que envió mensajes de texto a la artista que lo acusó de mala conducta.

La semana pasada, Brown presentó ocho quejas contra los Raiders y los Patriots, dijo una fuente a Dan Graziano de ESPN. Está buscando $ 39.775 millones en sueldos perdidos, bonos y dinero garantizado.

Brown tuiteó el 22 de septiembre que "ya no jugará más en la NFL", y dijo que la decisión se debió en parte al dinero retenido. Su agente, Drew Rosenhaus, dijo unos días después que pensaba que Brown todavía quería seguir jugando.