<
>

Tom Brady y el objetivo de vencer con Buccaneers a su sofocante e invisible enemigo: el calor de Florida

play
A Tom Brady 'le da frío' el calor de Florida (1:28)

En su carrera, el nuevo QB de Tampa Bay ha tenido éxito prácticamente en cualquier lugar a excepción de Florida. (1:28)

Jugar lejos de New England no ha sido un problema para Tom Brady… a menos de que deba hacerlo en Florida.

El nuevo quarterback de los Tampa Bay Buccaneers dio un giro radical a su carrera tras dejar atrás el clima fresco y gélido de New England para mudarse al ambiente cálido y siempre húmedo de la bahía de Tampa.

Brady tiene el mayor número de victorias como visitante en temporada regular y 102 en total (incluidos Playoffs) en la historia de la NFL. El problema es que Tampa está en Florida, región que no ha sido muy agradable para el futuro miembro del Salón de la Fama.

Con los New England Patriots, Brady visitó en 22 ocasiones el estado de Florida y salió de allí con promedio de bateo de .500, es decir, con récord de 11-11 en sus visitas a Miami, Jacksonville y Tampa Bay, de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Fuera de Foxborough y de Florida, Brady tiene marca de 91-37 (.709) incluido el juego en el que los Patriots vencieron a los Buccaneers en Londres en 2009.

En su carrera, Brady tiene marca de 98-44 (.690) como visitante, pero su récord de por vida en Florida es apenas superior a .500 de eficiencia, un aspecto que ha pasado desapercibido tras su llegada a los Bucs.

Cuando Brady ha jugado en Florida en partidos en los que la temperatura al inicio de los duelos es de 24 grados centígrados (75 Farenheit), su marca es de 8-7.

En Tampa, la temperatura promedio entre septiembre y diciembre es de 26 grados centígrados (78.8 Farenheit) y en diciembre, el promedio es de 24 grados.

En primera instancia, los números no parecen favorecer a Brady en su nuevo hogar, pero, pareciera que el nuevo quarterback de los Buccaneers comenzó a prepararse para jugar en el ambiente cálido y húmedo de Tampa desde hace unos años.

En los últimos cinco juegos en los que ha participado en Florida con temperaturas de 24 o más grados centígrados, Brady ha tenido un buen desempeño al completar el 50 por ciento de sus envíos para un promedio de 287 yardas por aire con 11 pases de touchdown a cambio de sólo una intercepción.

En 2018, los Patriots perdieron los dos juegos que disputaron en Florida. Ambos iniciaron con 24 o más grados centígrados (75 Farenheit), pero en ellos, Brady lanzó cinco pases de touchdown sin intercepción.

En ambos duelos, en Jacksonville en septiembre y en Miami en diciembre, parece que fue la defensiva la que se sofocó al permitir más de 30 puntos.