<
>

La batalla entre Patrick Mahomes y Lamar Jackson decidirá quién será el próximo Rey de la AFC

play
1:31

¿Pat Mahomes o Lamar Jackson, quién dominará en el futuro a la NFL?

Pablo Viruega analiza la rivalidad de los dos quarterbacks que, por su capacidad, y juventud, hacen pensar que uno de los dos puede dominar a la liga en el futuro próximo.

Patrick Mahomes y Lamar Jackson han sido los quarterbacks que han estado en los reflectores de la NFL. Mahomes, de 24 años edad, ganó el Super Bowl con los Kansas City Chiefs mientras que Jackson, de 23 años, llevó a los Baltimore Ravens a terminar con el mejor récord en la AFC y de paso conquistar el trofeo de MVP de la temporada pasada. Mahomes fue el MVP del Super Bowl y en 2018. Dos jugadores con características similares, logros muy parecidos y que se enfilan a dominar la NFL en el futuro cercano.

Estilo de juego…

Mahomes y Jackson son grandes atletas, con gran brazo y movilidad, pero corren sistemas ofensivos muy distintos. En Kansas City la ofensiva está más orientada a lanzar el balón con muchos cambios de formación y movimientos antes de que sea centrado el balón, además de entender y descifrar una ofensiva como la de Andy Reid, que involucra a muchos receptores.

Jackson corre un sistema ofensivo orientado a correr el balón, donde él fue parte importante para terminar como el líder en yardas por tierra del equipo (1,206), por encima de Mark Ingram (1,018). Los Ravens terminaron como la primera ofensiva por tierra en la NFL y la mejor en puntos anotados.

Mientras Mahomes corre para evadir la presión y ganar tiempo para lanzar el balón, Jackson correr para ganar yardas con sus piernas. Uno hace más daño por la vía aérea, otro lo hace más por tierra.

Engaños para engañar…

Ambos equipos utilizan diferentes sistemas ofensivos, pero el mismo concepto. Aprovechar la movilidad de sus quarterbacks para engañar a las defensivas y tener ventajas. Jugadas de engaño o cambios de dirección abren los espacios para correr o para lanzar el balón.

Patrick Mahomes…

Su primer año sólo fue titular en un solo partido, pero fue suficiente para los Chiefs mandaran a Alex Smith a Washington Redskins y le dieran las llaves del auto. En la temporada de 2018, Mahomes terminó con 5,097 yardas y 50 pases de anotación en una de las mejores campañas que ha tenido un quarterback en la NFL, lo que le valió ser el MVP. Pero no pudo llevar a los Chiefs al Super Bowl, al perder en la Final de la Conferencia Americana contra los New England Patriots, aunque su foto estuvo presente en la pretemporada, al ser la portada del video juego Madden 2020.

Al año siguiente, la historia la conocemos todos. Mahomes se perdió unos partidos por lesión en la rodilla, pero regresó para poner a los Chiefs en playoffs y con tres regresos en el marcador se llevó el Trofeo Vince Lombardi y el MVP del pasado Super Bowl.

Lamar Jackson...

Su llegada a la NFL estuvo ligada a la polémica. Ganó el Trofeo Heisman con Louisville en su segundo año. Después de su tercera temporada como colegial decidió dar el brinco a la NFL y fue seleccionado por los Ravens en la última posición de la primera ronda, selección que le pertenecía a Philadelphia Eagles. De inmediato la discusión inició, porque el titular en Baltimore era Joe Flacco.

Fue en la Semana 10 en casa contra Cincinnati Bengals cuando Jackson tomó la titularidad por lesión de Flacco. En su año de novato llevó a los Ravens a los playoffs, pero fueron eliminados por los Los Angeles Chargers.

En su primer año completo como titular con Baltimore tuvo una temporada histórica, al superar las tres mil yardas por aire y las mil por tierra, con 36 pases de anotación para establecer una marca en la franquicia. Al final del año, Jackson ganó el MVP de la temporada de manera unánime.

Ravens avanzó como el mejor de la AFC, pero su camino al Super Bowl se vio frenado por los Tennessee Titans, mientras que Jackson sufrió su segunda derrota en postemporada en el mismo número de inicios. Lanzó para más de 300 yardas, pero fue interceptado en dos ocasiones. Corrió en 20 ocasiones para 143 yardas, números sobresalientes para un corredor, pero exagerados para un quarterback.

Reyes de la mercadotecnia…

En un estudio realizado por la NFL de marzo de 2019 a febrero de 2020, Patrick Mahomes y Lamar Jackson se encontraron en el Top 3 de los jugadores con mayor mercadotecnia en la NFL. Mahomes ocupa el primer lugar seguido por Tom Brady, Jackson se ubica en el tercer puesto.

En los últimos años, Brady se mantuvo en el primer sitio, pero la salida de los Patriots, así como la edad (42) fueron golpes que afectaron para mantenerse. Mahomes y Jackson en los últimos dos años, han sido MVP de la Liga (ambos), MVP del Super Bowl, Ganador del Super Bowl, Pro Bowls y han compartido la portada del video juego más popular de futbol americano. Jackson fue elegido para Madden 2021.

La mutación de la posición…

La presencia de Mahomes y Jackson refuerza la generación de quarterbacks que han llegado a la NFL en los últimos años. Jugadores como Russell Wilson, Deshaun Watson, Baker Mayfield, Kyler Murray, Dak Prescott, Carson Wentz, Josh Allen, Drew Lock y Daniel Jones han venido a la NFL a modificar esa idea que se tenía del quarterback de bolsa de protección. Eso sin contar los seleccionados en el pasado draft como: Joe Burrow, Tua Tagovailoa y Jordan Love.

Hoy en día se busca un quarterback que pueda ser peligroso con las piernas, no para que corra, pero si para que tenga la movilidad que lo lleven a extender jugadas, a salir de la presión, a engañar por un lado y rolar por el otro, y algunos casos que pueda llevar el balón por tierra. Lo más importante para un pasador en la NFL será el brazo; al quarterback se le paga primero como pasador que como corredor. La fuerza y presión en el brazo sobre la carrera será un punto a favor cuando llegue a la NFL.

Mahomes o Jackson para dominar…

Lamar Jackson logró progresar mucho como pasador de su primer año al segundo en la NFL, mientras que Patrick Mahomes maduró en su posición en todos los aspectos de su primer año como titular al segundo. Podríamos ver eso en el segundo año como titular completo para Jackson, donde quizás no vuelva a tener las estadísticas que consiguió en 2019, pero eso pasa a un segundo plano cuando se puede ganar un Super Bowl.

Por ahora, Mahomes es el indicado para tomar el lugar de la figura en la NFL porque cuenta con todas las herramientas en su juego y en su equipo. Tiene movilidad, velocidad, fuerza en el brazo, precisión sobre la carrera y liderazgo. La experiencia de llevar un equipo al Super Bowl donde en cada partido de los playoffs tuvo que venir de atrás en el marcador.

No digo que Lamar Jackson no lo tenga, ambos son grandes atletas, pero Jackson está en el desarrollo de su cualidades como jugador, así como en el crecimiento como quarterback en la NFL. No solo se busca perfeccionar la técnica sino trabaja en dominar y entender las situaciones de juego.

Ambos tienen éxito porque sus coaches han sabido colocar un sistema ofensivo de acuerdo a lo que pueden hacer sus quarterbacks. Pero con Patrick Mahomes pocas veces lo ves cometiendo errores y si ocurre, logra olvidarse de ellos para salir adelante, muestra de ello en el pasado Super Bowl.

Lo que es un hecho, es que los dos pintan para dominar la Conferencia y se podrá ir incrementando esos duelos clásicos en la AFC, como en su momento los tuvo Peyton Manning con Tom Brady en la historia reciente. Lástima que Mahomes y Jackson no los veremos en un Super Bowl enfrentándose, a menos de que alguien cambie de Conferencia, algo que no veo en un futuro cercano, porque tienen mucho por dar en sus respectivos equipos.