<
>

Nick Chubb, de los Cleveland Browns, es el Coloso de la Semana 9

play
Un Josh Allen a la defensiva brilla entre los Colosos de la Semana 9 (1:31)

Miguel Pasquel analiza a los jugadores más destacados de esta semana de acciones en los emparrillados. (1:31)

El corredor de Cleveland brilló intensamente para sacar a su franquicia de la turbulencia del último mes ante un duro rival divisional

La Semana 9 fue de sorpresas, sin lugar a dudas. Tres equipos favorecidos en las líneas de apuesta para ganar por al menos un touchdown, cayeron, incluyendo a unos Buffalo Bills que salieron como favoritos por dos, ante un equipo del sótano como los Jacksonville Jaguars.

Dentro de esa rareza con la que fue transcurriendo la jornada, fue difícil hallar un número alto de actuaciones individuales estelares. Incluso, solamente tenemos a un quarterback en nuestra lista semanal, lo que sucede muy pocas veces.

Aquí, los más destacados en la Semana 9 de la NFL:

Nick Chubb, corredor, Cleveland Browns

Para los Browns, el de esta tarde era un punto crítico en la temporada.

Fue una semana previa de mucha turbulencia, con el padre de Odell Beckham Jr. atacando de manera muy pública al quarterback Baker Mayfield, antes de que el equipo finalmente se librara del receptor abierto.

Todo eso llego después de un último mes en el que perdieron tres de sus últimos cuatro partidos, y las críticas se intensificaban para uno de los equipos de los que se esperaba grandes cosas en el 2021.

Quizás, no fue la actuación más completa de la jornada, pero los Browns ganaron bien un partido crítico ante un rival divisional que llegaba con mejor marca, los Bengals, y Chubb fue la piedra angular del triunfo.

Chubb llevó el ovoide en 14 ocasiones para 137 yardas y dos touchdowns, además de otras 26 yardas en dos recepciones. Las anotaciones de Chubb llegaron en momentos críticos. La primera, de una yarda, rompió un empate de 7-7 en el arranque del segundo periodo, estableciendo la senda por la que se decantó el juego. La segunda, fue a la mitad del tercer periodo, una escapada espectacular de 70 yardas, que puso el último clavo en el ataúd de Cincy, llevando el marcador a 31-10.

La victoria, que se selló con un marcador final de 41-16, sirve para avisar al resto de la NFC Norte que no hay que descontar a Cleveland, todavía. Sobre todo, ahora que volvió Chubb después de perderse dos de los partidos del último mes. Los Browns son un equipo diferente cuando Chubb está moviendo a la ofensiva.

Menciones honoríficas

Josh Allen, ala defensiva, Jacksonville Jaguars. Con una captura, un pase interceptado, y un balón suelto recuperado del Josh Allen de enfrente, el defensivo de los Jags se metió entre los más destacados de la jornada, como parte de una fecha de mucho optimismo para Jacksonville. Por fin, se encontraron con un triunfo sobre el cual pueden realmente construir algo a futuro, y el liniero defensivo, que inicialmente fue seleccionado para alinear como linebacker externo, debe ser parte importante de él.

Keenan Allen, receptor abierto, Los Angeles Chargers. Suceden cosas buenas para los Chargers cuando buscan a Allen. Aunque a veces parece tomar un papel secundario detrás de Mike Williams, hoy Allen volvió al papel protagónico, con 12 atrapadas para 104 yardas en la victoria sobre Philly. Las cadenas estuvieron en movimiento constante, y aunque los Bolts desperdiciaron algunas oportunidades a lo largo de la tarde, sacaron un valioso triunfo que los vuelve a encaminar en la AFC Oeste.

Marquise Brown, receptor abierto, Baltimore Ravens. 'Hollywood' entregó la clase de desempeño que imaginaron los Ravens cuando lo seleccionaron en la primera ronda del draft hace dos años. El producto de Oklahoma se anotó nueve recepciones para 116 yardas, pero más que eso, se quedó con atrapadas clave en momentos críticos durante la remontada de Baltimore sobre Minnesota. Todavía puede, y debe, dar más, pero este día encontró espacios en la cobertura de zona y los explotó adecuadamente.

James Conner, corredor, Arizona Cardinals. No estuvo Kyler Murray, no estuvo DeAndre Hopkins. En el transcurso del partido, Arizona perdió a Chase Edmonds. Sin embargo, no hubo mucho problema. Conner se puso la capa de héroe para los Cards, con 21 acarreos para 96 yardas y dos touchdowns terrestres, además de cinco recepciones para 77 yardas y una anotación por aire, para dejar en el camino a los Niners y consolidar a Arizona en el liderato de la NFC Oeste, aprovechando la posterior derrota de los Rams. Hay jugadores que necesitan un cambio de aire para volver a ser productivos, y Conner es uno de ellos, luego de dejar Pittsburgh.

Justin Herbert, quarterback, Chargers. Herbert no la había pasado bien en semanas recientes, pero hoy volvió a jugar con las pilas bien cargadas, completando 32 de 38 envíos para 356 yardas con dos touchdowns y cero intercepciones, añadiendo un touchdown por tierra. Los Egles dieron más pelea de lo que esperaban algunos, pero Herbert recuperó su buen nivel de inicio de campaña y los angelinos salieron adelante. La única pregunta ahora es si podrá mantenerlo hasta el final.

Cordarrelle Patterson, receptor abierto, Atlanta Falcons. Es difícil clasificar a Patterson entre todas las armas ofensivas de la NFL. Esta tarde para Atlanta, atrapó 6 pases para 126 yardas con un enorme promedio de 21 yardas por atrapada, incluyendo una clave que dejó a los Falcons en posición de vencer a los Saints con gol de campo de último momento. A veces es por tierra, a veces son equipos especiales, pero el aporte de hoy llegó en el juego aéreo.

Jeffery Simmons, tackle defensivo, Tennessee Titans. A veces, suele decirse que la fórmula para vencer a X o Y quarterback es poder aplicarle una presión efectiva sin necesidad de emplear frecuentemente la carga, es decir, con un máximo de cuatro jugadores defensivos, La realidad, es que esa fórmula aplica para cualquier quarterback, a cualquier nivel. Los Titans ofrecieron evidencia de ello esta tarde, con una presión constante sobre Matthew Stafford a lo largo de la noche. Aunque varios jugadores de Tennessee golpearon una y otra vez a Stafford, nadie fue más eficiente que Simmons, con sus tres capturas de quarterback, liderando una actuación defensiva que le aplicó los frenos a la explosiva ofensiva angelina.