<
>

Los más de 1000 goles de Pelé: Por qué deberíamos tomar en serio las afirmaciones de Santos

play
Cafú: 'Pelé es la historia del fútbol, nadie será como él' (3:38)

Cafú afirma contundentemente que Pelé es el mejor jugador de la historia e invita a los jóvenes futbolistas que lo tengan como referencia. (3:38)

La grandeza de Pelé no está en duda; pero si sacas el tema de cuántos goles convirtió, surgirán todo tipo de debates, polémicas, desacuerdos, y hasta comentarios sarcásticos como "¿Cuántos goles marcará hoy Pelé?" Esa es la clásica broma que se multiplicó en las redes sociales cuando Santos disputó la sugerencia de que Lionel Messi se había convertido en el máximo goleador de la historia del fútbol en un solo club.

Cuando Messi anotó su gol número 643 para Barcelona en el empate 2-2 contra Valencia el 12 de diciembre, Pelé fue una de las primeras personas de alto perfil en extender sus felicitaciones al capitán argentino por su "hermosa carrera". Con este gol, igualó la increíble suma que se le atribuye a Pelé en Santos.

Cuando Messi convirtió el número 644 (y muchos más desde entonces), volvieron a llover elogios del mundo entero en homenaje a la carrera de Messi en Camp Nou. Pero luego Santos cuestionó que 644 realmente fuera la suma más alta de goles convertidos en un solo club, e hizo la afirmación tan burlada por los fanáticos del fútbol de que en realidad Pelé había marcado más de 1,000 goles para el club de San Pablo, insistiendo que los partidos de exhibición donde convirtió muchos de sus goles merecen ser reconocidos.

La élite del fútbol también se burló: "¿También están contando los goles que convirtió en el patio de su casa?"

Pero ¿y si Santos tiene un punto?

"América del Sur era la fuerza dominante del fútbol en la década de 1960 y 1970", le explicó a ESPN el historiador de Santos, Odir Cunha. "Mientras Europa vivía un renacimiento después de la Segunda Guerra Mundial, los amantes del fútbol querían ver a los mejores jugadores del mundo en acción, y entre ellos se destacaba Pelé, de Santos".

Antes de la introducción de los torneos continentales, era común que los equipos grandes hicieran giras en otros países. ¿Eran considerados simples amistosos en aquel entonces?

"Los clubes europeos les daban muchísima importancia a estos encuentros, y hay muchas pruebas de ello", dijo Odir. "En 1961, luego de un invicto de 16 partidos consecutivos en Europa, Santos perdió por 2-1 el último partido de su gira ante el Olympiakos de Grecia. Este triunfo fue tan importante para el equipo local que está escrito en el himno oficial del club.

"¿Cómo puede ser que un simple amistoso tenga semejante significado? Fue mucho más importante que algunos partidos oficiales".

A Pelé se le atribuyen 643 goles "oficiales" para Santos; el total de su carrera también es tema de debate, y el cálculo de la FIFA es de 767. Sin embargo, para muchos en su país y para quienes lo vieron jugar, la suma es mucho mayor.

"Pelé marcó 1,091 goles para Santos y 1,282 en toda su carrera", dice Odir. "De estos, 448 fueron marcados en lo que se considerarían amistosos, y torneos amistosos internacionales.

"Más de la mitad de estos fueron más importantes para Santos, sus rivales y el mundo del fútbol que muchos de los goles que convirtió en 'partidos oficiales'".

Los "amistosos" en los que Pelé marcó casi 500 goles dejaron una marca indeleble y moldearon la historia de algunos de los grandes equipos del fútbol mundial. Fue en una época anterior a la Copa Libertadores en América del Sur, y durante la infancia de la Copa de Europa -- ambos torneos reservados para los ganadores de las ligas.

"En 1959, en su primera gira europea, Santos se enfrentó a Real Madrid en el Santiago Bernabéu ante 70,000 fans", cuenta Odir. "El equipo local había ganado tres Copas de Europa consecutivas, pero en su preparación para enfrentarse a Santos, solicitó los servicios del centro delantero Gainza en préstamo de Atlético de Madrid. Los periodistas locales lo bautizaron como 'El partido del siglo'.

"Cansado, habiendo jugado ocho partidos en dos semanas [ante equipos como Feyenoord, Inter de Milán y Hamburgo], Santos cayó 5-3. Real Madrid declaró que nunca más quería jugar contra Santos, y hasta se retiró del Torneo de Buenos Aires de 1965 para esquivar una revancha. Esto fue una gran decepción para Santos, que ganó ese torneo en particular. El arquero de Santos, Gylmar dos Santos Neves, dijo en ese momento: 'Queríamos darles una paliza, pero, inexplicablemente, no quisieron participar. Tenían miedo de perder mal'.

"En 1963, Santos se enfrentó a Barcelona ante 90,000 fans en el Camp Nou y cayó 2-0". Barça hasta publicó una historia en el sitio Web del club en el 50º aniversario del "amistoso".

Hasta 1959, los únicos partidos oficiales de Santos fueron los campeonatos estatales en Brasil. El único momento en la que los equipos de diferentes países se encontraban era durante los partidos de exhibición de verano y cuando viajaban. En un periodo en el que no todos los partidos se emitían en vivo por televisión, los clubes representaban más que sus camisetas.

"Siempre estábamos desesperados por ganar", explicó Pepe, un ex compañero de Pelé en Santos, a ESPN. "Todos los partidos que disputábamos en ese momento eran masivos porque todos representábamos a nuestro país.

"Los torneos [contra los clubes europeos importantes] eran muy significativos. Sabíamos lo difícil que iba a ser superar a estos equipos grandes, en especial lejos de casa. Enfrentábamos a equipos franceses e italianos que tenían siete u ocho jugadores de su seleccionado nacional en sus escuadrones. Por lo que sabíamos que teníamos una gran responsabilidad con nuestra gente en Brasil”.

En una era anterior a internet, cuando la información acerca de los equipos rivales de otros países por lo general era escasa, los amistosos representaban la única manera de aprender y adaptarnos.

"Los amistosos entre clubes, en especial las giras, eran un recurso de aprendizaje muy importante sobre diferentes culturas de fútbol y estilos de juego", dijo el Dr. Alex Jackson, del Museo Nacional Británico del Fútbol. “Mientras que los partidos internacionales eran vistos como el pináculo de las competencias internacionales, el juego de clubes por lo general era interpretado de la misma forma y esos partidos eran usados en discusiones acerca de los méritos de fútbol del país anfitrión y de sus rivales.

Inglaterra se benefició enormemente de las giras de Santos en las décadas de 1960 y 1970, y su presencia siempre ocupaba los titulares de los periódicos. En 1962, cuando Pelé y Santos superaron a Sheffield Wednesday por 4-2 delante de unos 50,000 fanáticos, un medio escribió: "Cuando uno considera la cantidad de superlativos que se desperdician en algunos delanteros de este país, la futilidad de intentar encontrar nuevos adjetivos para describir a Pelé se hace más evidente". Otro declaró: "Es verdad lo que se dice sobre Pelé", agregando: "Pelé hace lo que desea con nuestro equipo 'top 10'" como parte de un titular de dos páginas.

Este nivel de interés se podía ver a lo largo de toda Europa. "En 1961, Santos fue el único equipo extranjero invitado para celebrar los 100 años de la unificación italiana", explicó Odir.

"Delante de 60,000 personas, superaron a Juventus por 2-0 en Torino. Tres días después, el equipo de Roma fue superado por 5-0 en el Stadio Olimpico delante de 80,000 fans, y tres días más tarde, Inter Milan fue liquidado por 4-1 delante de 110,000 personas. Pele marcó cuatro goles en esos partidos. Inter iba a convertirse en uno de los mejores equipos de Europa, ganado la Copa de Europa de manera consecutiva apenas tres años más tarde -- Pelé iba a anotar un total de 11 goles en su contra en los enfrentamientos, con un partido terminando 7-1 a favor del equipo brasileño".

"Apenas tres días después de su triunfo por 7-1 ante Inter, Santos superó a Barça por 5-1 en el Camp Nou", comentó Odir. "El año siguiente, fueron a Alemania para celebrar el centenario de Munich de 1860 y ganaron por 9-1 con Pelé marcando tres veces”.

En una era del deporte en la que el valor de los amistosos era mucho mayor que ahora, la interpretación de un amistoso por parte de los medios incluso iba a ayudar a inspirar la creación de la Copa de Europa en 1956.

"Una victoria por 3-2 para los Wolves ante Honved en 1954 es elogiada por la prensa inglesa, que los llamó los campeones del mundo del fútbol de clubes", clarificó Dr. Jackson. "Honved jugó muchos amistosos y contenía unos cuantos de los futbolistas húngaros que jugaron en 1953. Eso dio lugar a la creación de la Copa de Europa por parte de Gabriel Honet, que quedó poco impresionando por las declaraciones de la prensa inglesa”.

En el debate sobre el total de goles y records, la grandeza de Santos no puede ser cuestionada; tampoco su superioridad ante sus contrapartes europeas en ese entonces. La genialidad de Pelé también es indiscutida; la pregunta es si los goles anotados en estos partidos deberían ser tenidos en cuenta en su total. Es cierto que mientras que estos partidos al fin y al cabo eran "partidos de exhibición", el legado y la importancia de estos juegos es mucho mayor.

Los goles de Santos y Pelé jugaron un rol realmente importante para catapultar la creación de lo que hoy se conoce como la Champions League, así como también ayudaron a que muchos de los principales equipos de Europa se conviertan en las potencias mundiales que son hoy en día. Por lo tanto, ¿no sería justo que estos partidos reciban un poco más de reconocimiento?

Pelé es el único futbolista que ha ganado tres Copas del Mundo y su lugar en la historia del fútbol es incuestionable, pero su leyenda en cuanto a la cantidad de goles que ha marcado merece más respeto.