<
>

Con 17 años, Gavi iluminó la UEFA Nations League en su debut con España

play
España sorprende a Italia en su propia casa (0:48)

La 'Furia Roja' se coloca en la final de la Nations League (0:48)

España se metió de lleno en la final de la Liga de las Naciones de la UEFA el miércoles tras superar a Italia 2-1 en Milán, una noche en la que el adolescente Gavi anunció su llegada al escenario internacional en San Siro (mira la repetición por ESPN+ en Estados Unidos).

El resultado puso fin al invicto de 37 partidos de la Azzurra --un récord mundial en el fútbol de selecciones masculino-- ya que el animoso conjunto de Luis Enrique logró imponerse sobre los campeones reinantes de Europa.

En una noche trascendental por varios motivos, Gavi, prodigio del Barcelona, sorprendió con la titularidad y se convirtió en el jugador más joven de la historia en jugar para la selección mayor de España. Con apenas 17 años y 62 días, Gavi --cuyo nombre completo es Pablo Martín Páez Gavira-- le arrebató el récord a Ángel Zubieta, quien tenía 17 años y 284 días cuando debutó con España en 1936.

Gavi fue titular contra Italia y se destacó a pesar de haberse enfrentado directamente con Jorginho y Marco Verratti, dos de los mejores mediocampistas de Europa. El joven completó el 88,7 por ciento de sus pases en general, y su porcentaje en el último tercio de la cancha fue aún más impresionante; 92,9. De hecho, sólo erró uno de los 38 pases que intentó en el campo contrario, ayudando a su equipo a hacerse con el 74,3 por ciento de la posesión durante el transcurso de la victoria.

Nada mal para un muchacho que la temporada pasada jugaba con el equipo sub-19 de Barcelona, que sólo ha jugado cuatro partidos de titular esta temporada y que aún no ha completado 90 minutos en primera.

Si no fuera porque su compañero de Barcelona, Pedri, se perdió la fase final de la Nations League por lesión, Gavi podría no haber tenido la oportunidad de ser titular en la semifinal, pero la estelar actuación del joven de 17 años ya está haciendo que su compañero de 18 parezca una figura del pasado.

Después del partido, Gavi --quien debutó en Barça hace apenas seis semanas-- recurrió a Instagram para expresar su agradecimiento.

"Debut soñado con la @sefutbol absoluta ganando a Italia en San Siro. Gracias al mister por la oportunidad y a todos por estar con nosotros!!"

El seleccionador español, Luis Enrique, se mostró muy impresionado por la facilidad con la que el mediocampista pegó el salto al fútbol internacional, e incluso calificó de "no normal" la actuación de Gavi ante Italia, lo que podemos suponer que es algo bueno.

"Fue su primer partido con España, pero ya lo conocíamos. No es normal que juegue así [a los 17 años]. Es un jugador con personalidad, con unas condiciones físicas envidiables y que juega con nuestro estilo de fútbol. Juega como si estuviera en la escuela o en el patio de su casa. Es un placer tener con nosotros a un jugador con semejante calidad y carácter. Podemos decir que es el presente de la selección, no [sólo] el futuro".

Es difícil contradecir ese comentario. Independientemente de cuál sea el equipo que gane en la segunda semifinal del jueves entre Bélgica y Francia en Turín, ahora saben que tendrán que encargarse de contener al joven astro español en el mediocampo.

Se termina la racha record de Italia

La imperiosa racha invicta de Italia se vio amenazada desde el minuto 17 cuando Ferran Torres hizo una volea al arco para el primero de España. El intento del equipo local se complicó justo antes del descanso cuando el capitán, Leonardo Bonucci, fue expulsado después de sumar su segunda falta tras un codazo directo al cuello de Sergio Busquets mientras los dos se disputaban una pelota aérea. Torres apareció para duplicar la ventaja de La Roja con un cabezazo apenas segundos antes de terminar el primer tiempo, haciendo que el gol para Italia de Lorenzo Pellegrini en el minuto 83 no fuese más que un leve consuelo. Torres lleva 11 goles internacionales con España desde septiembre de 2020. Nadie más ha marcado más de cinco goles para La Roja en ese período.

Por su parte, los Azzurri sufrieron su primera derrota competitiva en casa desde 1999 y la primera de todos los tiempos en la ciudad de Milán, y así terminó su majestuoso record en el partido número 38. Fue la primera derrota de Italia desde el 10 de septiembre de 2018, cuando se vieron superados por 1-0 en manos de Portugal en la fase de grupos de la Nations League.

A partir de ese momento, el equipo de Roberto Mancini casi no ha tenido fallas durante el transcurso de 37 juegos; ganando 28 y empatando 9; marcando 93 goles y concediendo sólo 12, con unos impresionantes 25 choques en los que no permitieron que sus rivales anoten. De hecho, Italia sólo quedó atrás en apenas cuatro partidos durante esa racha: contra Bosnia y Herzegovina, Armenia, Bosnia nuevamente y luego contra Inglaterra durante la final de la Euro 2020 que terminaron ganando por penales.

Dicho sea de paso, la racha invicta activa más larga en el fútbol internacional ahora pertenece a Argelia, que lleva 29 partidos sin sufrir derrotas – una racha que data de mediados de octubre de 2018.

España toma la delantera en su rivalidad contra Italia

España ahora ha tomado la delantera en su record de victorias contra Italia con 12 triunfos ante los 11 de los Azzurri, con estos dos históricos seleccionados habiendo empatado en 16 ocasiones.

El encuentro del miércoles en la competencia de la Nations League fue la octava vez que los dos países se encuentran en un competitivo choque de eliminación, con el triunfo de España asegurando que los dos escuadrones ahora cuenten con cuatro triunfos cada uno.

Además de ver por finalizada su racha record de 37 partidos invictos, Italia también sufrió el final de una racha de 40 juegos en los que no habían concedido más que un solo gol.

La derrota contra España fue la primera vez que el arquero, Gianluigi Donnarumma, concedió múltiples goles en un partido durante toda su carrera internacional en el lapso de 37 apariciones con su país.

El hecho de haber sido abucheado toda la noche por los fanáticos de AC Milan a causa de su pase libre en el verano a Paris Saint-Germain quizá no haya ayudado demasiado.