No hay tiempo para lamentos en Las Finales

play
La falta de triples afectó a los Raptors (1:52)

Para Álvaro Martín y 'Coach' Morales, Toronto no atinó las canastas en su propia casa, tan solo lograron 8 de 32 tiros de triples, situación que doblegó al equipo y los Warriors tomaron ventaja. (1:52)

TORONTO — En Las Finales NBA hay poco tiempo para lamentos y mucho para corregir. Sólo habrá que preguntar a los Toronto Raptors y a los Golden State Warriors, después del Juego 6.

Los Raptors saben que dejaron ir una oportunidad de oro para conseguir su primer título de la historia en alrededor de 90 segundos de tiempo efectivo por disputarse, por decisiones cuestionables, faltas innecesarias y disparos apresurados a la canasta.

“No pedimos un tiempo fuera en la última jugada, correcto, pero los dejamos jugar y Kawhi (Leonard) tuvo el balón, metieron doble cobertura y movió hacia Fred (VanVleet), quien la pasó a Kyle (Lowry) y simplemente no tuvimos suficiente espacio para disparar”, dijo el entrenador de los Raptors, Nick Nurse.

“Parecía que seria un buen disparo, abierto en la esquina para un triple”, agregó. “Pero estaba convencido por completo que los muchachos tomarían buenas decisiones y dispararían bien. Tengo mucha fe en ellos”.

Los Warriors reconocieron que sufrirán por meses de la resaca física y moral que les está causando esta serie, la más complicada que han tenido en el aspecto físico de las cinco en fila que han jugado, incluida la decisión de meter a Kevin Durant, quien salió peor, en muletas, de su lesion en la pierna izquierda con fractura del tendón de Aquiles.

“Todo el mundo piensa en conseguir campeonatos y la grandeza que puedes ver sobre la cancha”, dijo Stephen Curry. “Pero la vida en términos de preocuparse por un individuo que sufre lesiones y que haya dejado todo en la cancha por el equipo, es mucho más importante”.

“Kevin salió a darnos todo lo que tenia”, añadió. “Sacrificó su cuerpo y ya vimos cómo terminó”.

Es un hecho que para ambos equipos la noche del lunes fue dolorosa. Pero también que un campeonato de la NBA mitigará el sufrimiento, incluso para Durant.

Los Raptors y los Warriors saben que este jueves tienen que salir a disputar otro juego de eliminación, en el que para los primeros podría convertirse en el titulo que tanto los ha esquivado en sus 24 años de historia.

Para los Warriors, puede ser el tricampeonato, a pesar de que Kevon Looney esta visiblemente muy lastimado entre pecho y clavícula, en un problema que se suponía hace una semana lo pondría fuera para todos la serie. El lunes ya casi ni pudo jugar la segunda mitad.

play
2:02

Klay Thompson y Steph Curry, grandes jugadores que aparecieron en un buen momento

Para 'Tapa' Nava y Sebastian Christensen, el base y escolta se combinaron para anotar una serie de triples en el último cuarto que ayudó a resucitar a los Warriors.

Klay Thompson, quien junto a Curry fue uno de los que dieron vida a Golden State tras la lesión de Durant, juega con un tirón muscular en la pierna izquierda desde el cuarto encuentro de la serie.

“Es duro en todos aspectos”, dijo Thompson. “Me siento mal por ellos dos, en especial por Kevin. Puso su salud en la línea para regresar y competir al más alto nivel. Es uno de los mejores de todos los tiempos”.

“Vamos a salir a tratar de ganar esto para él”, agregó ¿Será fácil? No. Pero vamos a dejarlo todo por ellos, por toda esta gente que nos apoya. Vamos a darles el ultimo gran show en el Oracle Arena. Esto no ha terminado aún”.

Los Raptors tendrán este jueves la segunda de tres oportunidades de convertirse en el primer equipo extranjeros que gana el titulo de la NBA, en el partido de despedida de la que ha sido casa de los Warriors durante 47 temporadas.

“Todos sabemos qué tan duro son estos juegos y qué tan difícil es ganar”, dijo Nurse. “Tenemos que seguir enfocados y olvidar lo qué pasó. Ese es aún un equipo lleno de talento, bien entrenado, al que vamos a enfrentar en su estadio...”.