<
>

Nets defienden pruebas de COVID-19 para jugadores

NUEVA YORK - Varios jugadores y personal de los Brooklyn Nets estaban experimentando síntomas de COVID-19, lo que provocó que el grupo de viaje del equipo se hiciera la prueba del virus, informó el equipo en un comunicado.

La declaración de los Nets se produjo inmediatamente después de la protesta pública acerca de que los jugadores de la NBA tienen acceso preferencial a pruebas, cuando el público en general, incluso aquellos que están gravemente enfermos, están luchando por hacerse la prueba.

Los Nets anunciaron el martes que cuatro de sus jugadores dieron positivo, incluidos tres que no mostraron síntomas.

Después del anuncio de los Nets, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, apuntó a la capacidad del equipo de la NBA para obtener pruebas que no estaban disponibles para muchos otros.

"Les deseamos una pronta recuperación. Pero, con el debido respeto, un equipo completo de la NBA NO debería hacerse la prueba de COVID-19 mientras haya pacientes en estado crítico en espera de hacerse la prueba", tuiteó el martes Blasio. "Las pruebas no deberían ser para los ricos, sino para los enfermos".

Por lo general, los síntomas de COVID-19 incluyen tos, fiebre y dolores corporales. En algunos pacientes, especialmente en los más jóvenes, no hay síntomas en absoluto.

Los Nets dijeron en su declaración que obtuvieron las pruebas a través de una empresa privada y las pagaron ellos mismos porque no querían afectar el acceso a los recursos públicos de los CDC.

"Utilizando los resultados de la prueba, pudimos tomar precauciones inmediatas y aislar estrictamente a los jugadores que dieron positivo. Si hubiéramos esperado a que los jugadores exhibieran síntomas, podrían haber seguido representando un riesgo para su familia, amigos y el público. Nuestra esperanza es que al llamar la atención sobre la necesidad crítica de probar portadores asintomáticos positivos, podemos comenzar a contener la propagación y salvar vidas" informó el equipo en un comunicado.

El miércoles se le preguntó al presidente Donald Trump sobre atletas profesionales asintomáticos que se hacen exámenes mientras otros esperan en la fila, y si era cierto que los bien conectados van al frente de la línea.

"Bueno, tendrías que hacerles esa pregunta", respondió Trump. "No, no lo diría, pero tal vez esa ha sido la historia de la vida. Eso sucede en ocasiones. He notado que algunas personas han sido evaluadas con bastante rapidez".

Brooklyn obtuvo sus resultados COVID-19 el martes después de que el equipo regresó de San Francisco la semana pasada. El equipo estaba en el Área de la Bahía para un juego ahora pospuesto contra los Golden State Warriors el 12 de marzo.

Uno de los Nets que dio positivo fue el All-Star Kevin Durant, confirmó ESPN.

El martes por la noche, en respuesta a las críticas de las pruebas, el portavoz de la NBA, Mike Bass, le dijo a Ramona Shelburne de ESPN que ha habido preocupación por el contacto de los jugadores con otros.

"Las autoridades de salud pública y los médicos del equipo han estado preocupados de que, dado el contacto directo de los jugadores de la NBA entre ellos y las interacciones cercanas con el público en general, además de sus frecuentes viajes, puedan acelerar la propagación del virus", dijo Bass. "Después de que dos jugadores dieron positivo la semana pasada, otros fueron evaluados y cinco jugadores adicionales dieron positivo".

"Afortunadamente, cuando estos jugadores eligen hacer públicos los resultados de sus exámenes, han llamado la atención sobre la necesidad crítica de que los jóvenes sigan las recomendaciones de los CDC para proteger a otros, particularmente a aquellos con afecciones de salud subyacentes y a los ancianos".