<
>

Morell no quiere quedar detrás de Plant y Benavidez

play
Salvador Rodríguez: 'El 'Zurdo' Ramírez tratará de dar un batacazo histórico' (1:01)

Nuestro especialista de boxeo nos acompañó en SportsCenter para analiza el combate entre Dmitry Bivol y Gilberto Ramírez. (1:01)

El cubano enfrentará en Minneapolis a Aidos Yerbossynuly (16-0, 11 Ko’s), su retador obligatorio, en una cartelera transmitida por ESPN KNOCKOUT en Latinoamérica

El cubano David Osvary Morell hace tiempo que viene levantando la mano para una pelea grande, pues no quiere quedarse muy atrás de la competencia respecto a Caleb Plant y David Benavidez, dos de los Supermedianos que promueve su compañía, Premier Boxing Champions, quienes se enfrentarán en la primera mitad del 2023.

Para poder sumar su nombre, Morell (7-0, 6 Ko’s) no sólo deberá derrotar en Minneapolis a Aidos Yerbossynuly (16-0, 11 Ko’s), su retador obligatorio, sino que deberá lograrlo de manera notable para hacer ruido y empezar a llamar la atención de Plant, de Benavidez, y también de los fanáticos y los representantes de los medios de comunicación.

Hasta el momento, David Osvary tiene marca de 5-0 en peleas de campeonato del mundo; sin embargo, ninguno ha tenido el renombre como para pensar que esa pelea grande que ha estado pidiendo pudiera llegar, pero con nocauts contundentes, sin duda alguna que va a ir ganando espacio entre la fanaticada que gusta de la explosividad dentro del ensogado.

Este viernes en el pesaje, Morrell detuvo la balanza en 166.5 libras, mientras que Yerbossynuly registró 167.3 libras, ambos por debajo del límite de la categoría que son las 168 libras. La cartelera, que incluye a Jeison Rosario ante Brian Mendoza y Nathaniel Gallimore contra Fiodor Czerkaszyn, será transmitida por ESPN KNOCKOUT en Latinoamérica y por SHOWTIME en suelo estadounidense.

Morrell es favorito para llevarse la victoria. De acuerdo con las principales líneas de apuesta, se manejan hasta -850 para el cubano, lo cual significa que hay que apostar hasta 850 dólares para poder cobrar 100 de ganancia, mientras que el triunfo de Aidos podría pagar hasta 750 dólares por cada 100 apostados por ese resultado.

Una victoria no solo le permitiría a Morrell mantener la faja, sino también estar a tiro de piedra de un gran combate, algo que debería llegar el próximo año, pues ya ha estado tocando la puerta y nadie le ha hecho caso hasta el momento. Será apenas el segundo pleito del año para el cubano, que viene de noquear en cuatro asaltos a Kalvin Henderson.