<
>

George Kambosos da batacazo y arrebata títulos a Teófimo López

play
Kambosos Jr. sorprende a Teófimo para ganar títulos de peso ligero (2:06)

Teófimo López pierde sus títulos de peso ligero de manera sorprendente por decisión dividida ante George Kambosos Jr. en el Madison Square Garden. (2:06)

NUEVA YORK - Teófimo López prometió un nocaut en el primer asalto y presionó con fuerza para lograrlo descargándo sobre George Kambosos, pero el primer asalto terminó con el campeón en la lona.

Resulta que la caída no fue una casualidad, sino un presagio de lo que vendría el sábado por la noche en el Teatro Hulu en el Madison Square Garden.

Kambosos, el desvalido de Australia, sobrevivió a un derribo en el décimo asalto para anotarse una victoria por decisión dividida sobre López en una gran sorpresa para reclamar el campeonato de peso ligero de la OMB, AMB, FIB y franquicia CMB.

Un juez anotó la pelea para López, 114-113, y los otros dos jueces la anotaron para Kambosos, 115-112 y 115-111.

"Creo en mí, confiaba en mí”, dijo Kambosos, de 28 años. "Pensé, 'voy a golpearlo fuerte y derribarlo', y la pelea cambió eso ... Soy un boxeado increíble; no puedo creer lo bien que boxeé".

Después de ocho cambios de fecha junto con un caso positivo de COVID de López, numerosas paradas y comienzos para una pelea que fue vista como desigual, una defensa rutinaria del título para una estrella en ascenso, se convirtió en un evento de intriga.

Y la pelea superó las expectativas de cualquiera. Después del round inicial que concluyó con López en el suelo, la pareja intercambió en un tiroteo durante toda la noche.

López (16-1, 12 KOs), de Brooklyn, Nueva York, encontró su marca con muchas derechas por encima de la cabeza, pero también lo hizo Kambosos. Sorprendentemente, Kambosos fue el pegador más limpio. También era el peleador más fresco.

Kambosos (20-0, 10 KOs) golpeó a López al final del Round 4 y tomó el control de la pelea. Trabajó el jab y siguió con derechas por encima que marcaron la cara López. Cuando se llegó a la decisión, el ojo izquierdo de López sangraba profusamente, al igual que su nariz. También tenía una herida debajo del ojo derecho.

Ambos peleadores fueron trasladados a un hospital local luego de la pelea, López por dos cortes separados en ambos ojos y Kambosos por deshidratación.

López dijo tras la pelea: "No me importa lo que digan los demás ... Gané esta pelea".

Para López, fue una sorprendente caída en desgracia. Hace apenas 13 meses, López sorprendió al futuro miembro del Salón de la Fama Vasiliy Lomachenko para reclamar cuatro títulos de peso ligero en una victoria que definiría su carrera. La histórica victoria le valió a López el puesto número 7 en la clasificación libra por libra de ESPN y aparentemente lo puso en el camino hacia el estrellato.

Después del periodo de inactividad más largo de su carrera, una batalla con COVID-19 y todo el caos alrededor de la pelea reprogramada, López parecía letárgico y cansado durante los últimos ocho rounds el sábado por la noche.

"Me agotaron todo el tiempo", dijo López, de 24 años, sobre su dificultad para alcanzar el límite de las 135 libras.

Kambosos estaba adelante en las tres tarjetas de puntuación cuando López lo derribó con una dura derecha. En su primera pelea de campeonato, el australiano tambaleaba, pero aún así respondió con golpes mientras intentaba recuperar el equilibrio.

Para cuando llegó el Round 11, Kambosos recuperó sus sentidos. Durante los rounds de campeonato, Kambosos se ganó el visto bueno de los jueces en cuatro de seis asaltos posibles.

"No fue una gran caída", dijo Kambosos, quien ingresó al combate clasificado No. 9 por ESPN en las 135 libras. "Quería sentir el poder. [Pensé], 'Voy a castigarlo por lo que acaba de hacerme'".

Ambos peleadores ganaron las mejores bolsas de su carrera el sábado por la noche: López ganó $3,178,000 y Kambosos ganó $1,527,100.

Con la victoria, Kambosos es ahora el boxeador número uno en una de las divisiones más fuertes del boxeo. El peso ligero es el hogar de Devin Haney, Gervonta Davis, Ryan García y Joseph Diaz Jr.

Puede que ya no sea el hogar de López. Dijo que planifica subir a las 140 libras, y esperaba una oportunidad ante el campeón indiscutido Josh Taylor.

Después de la derrota del sábado, no está claro hacia dónde se dirige López, pero el camino de Kambosos es mucho más seguro.

"En este momento, él es el jefe", dijo su promotor, Lou DiBella. "Se lo ganó esta noche. Fue una [defensa del título] obligatoria. No hay cláusula de revancha. Vamos a hacer lo que sea mejor para los intereses de [George] desde una perspectiva comercial.

"Se va a sentar, se tomará un poco de tiempo libre y disfrutará la victoria. Luego vamos a buscar la pelea más grande que podamos hacer".