<
>

Llegó la hora de que Red Bull abra la cartera y renueve contrato a 'Checo' Pérez

play
Checo Pérez obtiene su segunda victoria en F1 (2:30)

En un final imprevisto, Checo Pérez subió a lo más alto del podio tras ganar el GP de Azerbaiyán, en el que ni Max Verstappen ni Lewis Hamilton pudieron sumar puntos. Andrés Agulla nos explica las claves del triunfo del piloto mexicano. (2:30)

Desde el Gran Premio de Mónaco de 2018, ningún coequipero de Max Verstappen le había dado una victoria a Red Bull y el mexicano Sergio “Checo” Pérez puso fin a esa racha de manera enfática con su triunfo en Bakú, Azerbaiyán.

El 27 de mayo de 2018, Daniel Ricciardo fue el protagonista de que Red Bull llegara a lo más alto del podio con un piloto no llamado Max Verstappen.

Cuando el australiano sucumbió en 2019 ante el melodioso llamado de los millones de euros y la promesa de ser el consentido del equipo de fábrica de Renault, Red Bull se quedó sin la contraparte de una mancuerna exitosa que formaba con el neerlandés.

Para cubrir la salida de Ricciardo desfilaron el francés Pierre Gasly, a quien le "tuvieron paciencia" durante una docena de Grandes Premios, y el tailandés Alex Albon, a quien aguantaron 26 carreras.

En total, junto con los 15 que Ricciardo pasó sin volver a ganar y las cinco primeras de “Checo”, Verstappen fue el único que ganó para RB durante 58 Grandes Premios.

Sin embargo, la búsqueda terminó. “Checo” Pérez se impuso en Bakú en una carrera "salvaje" en la que el piloto más cerebral iba a quedarse con el trofeo de primer lugar.

Ahora, Red Bull comanda el campeonato de constructores con 26 puntos de ventaja, 25 de ellos cortesía del mexicano, quien conduce el monoplaza número 11 y ocupa el tercer escalón en el campeonato de pilotos para confirmar el franco ascenso en su conocimiento y adaptación al monoplaza Red Bull, mismo, pero en versiones anteriores, que hizo “víctimas” a Gasly (degradado al equipo Alpha Tauri) y Albon, quien ahora ocupa un asiento, pero en la sala de espera de las oficinas del equipo en Milton Keynes.

¿Por qué es ‘Checo’ la respuesta que buscaba Red Bull?

Primero, porque casi siempre entrega los domingos un resultado por arriba de las posibilidades del coche o de la posición de salida.

Segundo, porque ha sabido congeniar con el “Enfant Terrible”, el temido “Mad Max” triturador de coequiperos, quien continuamente elogia la labor del jalisciense de 31 años y a quien le muestra respeto.

Tercero, porque Christian Horner supo leer las características de Pérez, quien, si utilizamos un término de otros deportes (no se vayan a ofender), es la “Navaja Suiza” de los pilotos.

En palabras del director del equipo, “Checo” es un “wily and canny driver”, algo así como un “piloto astuto y lleno de recursos”, sobre todo en los momentos de apremio. Una auténtica caja de herramientas al servicio del equipo.

El domingo en Bakú, el RB16B de Pérez comenzó a padecer problemas de presión hidráulica. Todavía Horner no encuentra cómo fue que Pérez logró terminar la carrera.

‘Checo’, la navaja suiza de los pilotos

Pérez sabe ser un filoso cuchillo que “rebana” la pista por un buen tiempo, pero también un “sacacorchos” que destraba los problemas de un contacto o una mala parada en pits.

También es un “desarmador” con el que se puede construir una carrera con base en un paso demoledor o , por supuesto, una “regla” que logra medir con precisión la vida de los neumáticos sin perder ritmo.

Cuando tienes un primer piloto que es una máquina de vueltas rápidas como Verstappen, un prodigio de 23 años que arde en deseos de ser campeón, necesitas un coequipero que le pueda seguir el ritmo, pero que le enseñe cosas que él no contempla, como ahorrar combustible o alargar la vida de unos neumáticos.

Alguien como “Checo”, quien con regularidad sistemática, la misma como que la gota erosiona y rompe la piedra, logra vencer enemigos. Algo que poco a poco ha captado Valtteri Bottas.

Alguien que te ayude a ganar los dos títulos.

Es momento de firmar la renovación

Sergio Pérez ya “pasó el examen”. En seis carreras, hizo lo que sus antecesores no pudieron en dos temporadas.

Otros datos: De los últimos 10 Grandes Premios, Lewis Hamilton ha ganado cinco; Max Verstappen tres y “Checo” dos. Tres nombres.

Sólo “Checo” ha ganado en equipos diferentes en la era de los motores híbridos y, además, es apenas el quinto piloto en la historia de 17 temporadas de Red Bull que logra salir victorioso en una carrera de Fórmula 1. Su nombre acompaña ahora a Sebastian Vettel, Mark Webber, Ricciardo y Verstappen.

El mexicano tiene contrato por lo que resta de la temporada, pero no será raro que antes de que se llegue al medio calendario, ya haya sido renovado y no sólo por un año sino con un contrato multianual y la altura de su nivel.

Tarea para su agente Julian Jacobi y algo que harán con gusto Horner, el asesor Helmut Marko con la bendición del CEO de la empresa Dieter Mateschitz, porque, por fin, hallaron la pieza que faltaba a la maquinaria del Toro Rojo.