<
>

Toda la actividad de la Semana 10 de la NFL, al momento

play
Lamar Jackson pinta para ser el MVP de la temporada (0:52)

Javier Trejo Garay analiza la mejor actuación de la Semana 10, (0:52)

En el arranque de la recta final a la campaña regular N° 100 de la NFL, no faltaron las actuaciones individuales estelares ni los marcadores sorpresivos. Aquí, lo más importante de la fecha dominical:

Minnesota Vikings en Dallas Cowboys
El último partido de la jornada dominical nos regaló un intenso duelo de la NFC que sirvió para lucir dos situaciones: quizás no le estamos dando suficiente crédito a lo que hace semana a semana Dalvin Cook para Minny, y segundo, la selección de jugadas volvió a fallar gravemente para Dallas. Lo escatable para la derrota en casa de los Cowboys, por 28-24, fue que Dak Prescott lució extraordinariamente preciso, particularmente atacando el lado izquierdo de la defensiva de los Vikes, en un día en el que recibió poco apoyo del juego terrestre y la defensiva.


Los Angeles Rams en Pittsburgh Steelers
Las defensivas se pegaron con todo en un partido que, quizás bajo otras circunstancias --particularmente respecto a lesionados-- hubiera invitado a pensar en muchos puntos. Los Rams no logran sacudirse por completo esa resaca de Super Bowl, y luego de sucumbir en Heinz Field esta tarde, por 17-12, deben pensar seriamente en la posibilidad de que quizás no van a poder defender su título de la conferencia. Para los Steelers es un momento crucial en la temporada: no solamente hilaron su cuarta victoria consecutiva, sino que también se encuentran con marca ganadora por primera vez en el año.

Carolina Panthers en Green Bay Packers
La nieve terminó jugando a favor de los Packers en un dramático final de partido en el que, con Christian McCaffrey con el ovoide en las manos y buscando cruzar la línea de gol, las repeticiones nunca mostraron que el balón cruzara el plano imaginario. Sin la posibilidad de mandar el juego a la prórroga con ese acarreo final, Carolina tropezó por marcador de 24-16 que ayuda a Green Bay a reposicionarse en la NFC después de caer sorpresivamente la semana pasada.

Miami Dolphins en Indianapolis Colts
Los primeros efectos de la lesión a Jacoby Brissett se dejaron sentir, con la derrota por 16-12 de un cuadro de Indianapolis que, repentinamente, está peleando por su vida en una AFC donde hace dos semanas lucía más cómodo. Hablando de "hace dos semanas", los Dolphins volvieron a ganar, y aquellos que pugnaban por perder todo en aras de sumar a Tua Tagovailoa en el draft se rascan la cabeza. De cualquier manera, bien por un equipo de Miami que muestra dignidad.


Detroit Lions en Chicago Bears
Mitchell Trubisky no había lanzado más que cinco pases de anotación en los primeros siete partidos que inició en el año, y se fue en blanco en cinco de esos partidos, pero esta tarde ante los Lions despertó con tres latigazos anotadores después de una semana en la que fue duramente criticado por la prensa local. Los Lions extrañaron severamente a Matthew Stafford, cuya ausencia fue la sorpresa de la jornada en términos de lesión. Chicago se impuso por 20-13 para mantener viva alguna esperanza de playoffs, lo que luce de todos modos como misión imposible en una difícil NFC Norte.

Baltimore Ravens en Cincinnati Bengals
Vamos a llamarle, "El show de Lamar Jackson". No hay ningún jugador más emocionante para seguir en este instante en la NFL que el quarterback de los Ravens, quien se despachó con otro partido prácticamente perfecto en su visita a Cincy, donde se escucharon cánticos de "¡MVP! ¡MVP!" desde las tribunas, pese a no ser su estadio. Los Ravens también anotaron dos touchdowns defensivos en la paliza a los Bengals, por 49-13, que acerca a Cincinnati a la primera selección global del próximo draft.

Buffalo Bills en Cleveland Browns
Una jornada más y otra muestra de lo difícil que es para Cleveland vencerse a sí mismos para poder ofrecer un nivel competitivo ante el rival. A pesar de las serias faltas de disciplina deportiva, no obstante, los Browns pudieron sobrevivir a un juego con muy poca ofensiva ante unos Bills que deben mirarse largamente en el espejo después de tirar este partido, por marcador de 19-16. Buffalo ansía respeto y perder en casa ante esta edición de los Browns no es el modo de conseguirlo.

Kansas City Chiefs en Tennessee Titans
Regresó Patrick Mahomes al campo y tuvo un partido bueno a secas en los controles de Kansas City, aunque es claro que no ha recuperado su movilidad al 100 por ciento, algo esperado en este punto de la campaña. Lo que no se esperaba fueron las bajas por lesión en la línea ofensiva de los Chiefs, con Mitchell Schwartz y luego su reemplazo Martinas Rankin, abandonado el cotejo. Lo que no es nuevo: Andy Reid y sus problemas con el manejo del reloj de juego. Los Titans siguen siendo un equipo que compite por ciertos lapsos de la campaña, y esta victoria por 35-32 sabe a gloria, pero hasta que no veamos esta clase de esfuerzo semana a semana, no podemos confiar en Tennessee. Sobre todo, llama un poco la atención que el equipo parece tardarse en poner el juego en manos de Derrick Henry, pero una vez que lo hace, mejora siempre el panorama.

Atlanta Falcons en New Orleans Saints
Volvió Alvin Kamara a la acción, pero los Saints limitaron su carga de trabajo y se notó, cayendo en casa ante un equipo de Atlanta que solo tenía una victoria en el año. Dicen que nunca se sabe en la NFL con duelos divisionales, pero este tropiezo de los Saints en el Superdome es un balde de agua fría que compromete seriamente sus aspiraciones de ganarse una jornada de descanso cuando comiencen los playoffs. Por parte de los Falcons, ya habíamos dicho que su récord no correspondía a su nivel de talento, a diferencia de los demás equipos del sótano en la liga, y esta victoria por 26-9 después de que Dan Quinn hiciera algunos movimientos entre sus asistentes, podría ser el principio de algo positivo.

New York Giants en New York Jets
Se juega el orgullo, incluso en una temporada perdida para ambos equipos, aunque la realidad es que el estadio que comparten se encuentra en New Jersey. Para sorpresa de nadie, Daniel Jones volvió a tener un partido de altibajos, con otro balón suelto perdido que resultó en puntos para el rival, pero una actuación notable lanzando el ovoide, cuando tuvo tiempo para hacerlo. Los Jets, no obstante, fueron el equipo que hizo más jugadas a ambos lados del balón, durante el triunfo por 34-27, y aunque nadie pierde a propósito en la NFL, ahora están más lejos de una primera selección global que pudiera hacer maravillas por su plantilla.

Arizona Cardinals en Tampa Bay Buccaneers
Si tan solo Jameis Winston encontrara el modo de no regalar la posesión del ovoide, estos Bucs podrían convertirse en algo serio. En cambio, no pueden salir de la parte baja de la tabla en la NFC. Siendo sinceros, el quarterback no es la única carencia --ni siquiera la más urgente-- de la ofensiva. El ataque terrestre es inexistente por largos tramos del juego, y la línea ofensiva es una coladera. La victoria de esta tarde por 30-27 ante los Cards es un recordatorio más de lo que podría haber sido para unos Bucs que están todavía lejos en el camino a la competitividad. En Arizona, ya se sabía que la reconstrucción tardaría más de una campaña, pero no notar lo ofrecido por Kyler Murray y Christian Kirk.