<
>

Cinco al alza y cinco a la baja; el ranking de quarterbacks tras la Semana 7

play
El problema de Patriots es Cam Newton y su inconsistencia (1:18)

Pablo Viruega explica a qué se debe el mal momento que viven los Patriots. (1:18)

¿Quiénes fueron los quarterbacks más destacados, para bien o para mal, en la Semana 6?

La primera victoria de uno de los celbrados novatos de primera ronda, y actuaciones brillantes de los dos quarterbacks más productivos estadísticamente en la historia de la liga, aparecen entre lo más destacado.

En el otro extremo, aparecen dos pasadores que iniciaron la campaña en la banca, y que no han logrado mejorar la producción de los quarterbacks que reempalzaron.

Cinco quarterbacks al alza

Tom Brady, Tampa Bay Buccaneers

No miren ahora, pero los Buccaneers, con todo y las lesiones persistentes que han afectado a su cuerpo de receptores abiertos, lucen como una máquina de juego bien aceitada. Brady está repartiendo el ovoide con eficiencia, incluyendo corredores y alas cerradas, y repentinamente la conexión con Rob Gronkowski ya no luce tan oxidada como a principios de año. El domingo, frente a los Raiders --víctimas conocidas de Brady-- el quarterback completó 33 de 45 envíos para 369 yardas con cuatro touchdowns sin intercepciones, para un índice de pasador de 127.0 y un Total QBR de 88.1, el cuarto mejor en la jornada.


Drew Brees, New Orleans Saints

En lo que terminó siendo un interesante tiroteo de la NFC Sur frente a Carolina, Brees completó 29 de 36 intentos de pase para 287 yardas y dos touchdowns por aire, además de uno por tierra, algo por lo que no se le conoce demasiado. Sorpresivamente, nadie recibió más atención de Brees que Marquez Callaway, a quien buscó en 10 ocasiones, completando ocho de esos envíos. El índice de pasador de Brees fue de 118.4, y el Total QBR fue de 91.0, el segundo más alto en la Semana 7.


Justin Herbert, Los Angeles Chargers

Es difícil seguir hablando de lo que ha hecho Herbert en su temporada de debut sin que suene a exageración, pero los Chargers parecen haber encontrado algo realmente valioso en el producto de Oregon. Esta semana, llegó por fin la primera victoria como titular de Herbert, subrayando lo injusto que es medir el desempeño de los quarterbacks con ese número. Fueron 27 completos de 43 intentos para 347 yardas con tres envíos anotadores y nueve acarreos para 66 yardas y un cuarto touchdown en la victoria sobre los Jags.


Baker Mayfield, Cleveland Browns

El primer pase de Mayfield el domingo fue interceptado, y los siguientes cuatro cayeron incompletos. De allí en adelante, la tarde de Mayfield fue perfecta en contra de los Bengals, completando 22 de 23 pases para 297 yardas con cinco touchdowns, y el único envío incmpleto siendo una picada para frenar el reloj. Fue una actuación del suelo al cielo para Mayfield, quien venía de una de las peores salidas de su carrera en la semana previa, frente a los Steelers. Después de liderar a la NFL con un Total QBR de 97.3 en la jornada, está claro que Mayfield simplemente requiere mostrar este nivel de manera consistente semana a semana, y de preferencia ante rivales que no vengan de la primera selección global del draft.


Aaron Rodgers, Green Bay Packers

Otro jugador que pasó del lado negativo de nuestra lista al lado positivo fue Rodgers, quien recuperó a Davante Adams y de inmediato lo puso a trabajar con dos de sus cuatro pases anotadores en la jornada. Rodgers completó 23 de 34 envíos para 283 yardas y cuatro touchdowns sin intercepciones, marcando un destacado 87.2 en Total QBR.

Cinco quarterbacks a la baja

Andy Dalton, Dallas Cowboys

Volviendo a lo que se escribió en la temporada baja respecto a la llegada de Dalton a Dallas, todo ello resulta bastante ridículo ahora. Desde opiniones de que iba a mandar a la banca a Dak Prescott, o incluso forzar su salida de la franquicia, lo cierto es que no hay nada más lejano de la realidad. Dalton, quien por segunda semana consecutiva fue reemplazado en el partido por Ben DiNucci --esta vez por una conmoción en una jugada bastante sucia de Jon Bostic--, completó nueve de 19 pases para 75 yardas sin touchdown y con una intercepción, conduciendo al ataque a 3 puntos ofensivos. Su Total QBR fue de apenas 7.5, uniéndose al club de la miseria de los que han registrado cifras de apenas un dígito en la escala de 0-100. Lo peor de todo, su promedio de yardas por intento de pase fue de un ridículo 3.95.


Sam Darnold, New York Jets

No encuentro un pasador que se encuentre bajo mayor presión en la temporada que Darnold, quien debe liderar al único equipo sin victorias en la NFL al tiempo que no para de escuchar sobre Trevor Lawrence. Claramente, hay una severa carencia de talento en la plantilla de los Jets, pero Darnold raramente muestra algún avance en su desarrollo como pasador profesional con respecto al año pasado o incluso su campaña de novato. Ante los Bills, completó 12 de 23 pases para 125 yardas sin touchdowns y contra dos intercepciones, ambas costosas. Terminó con un índice de pasador de 31.0 y un Total QBR de apenas 17.5.


Nick Foles, Chicago Bears

Por increíble que parezca, Foles está jugando peor actualmente que Mitchell Trubisky cuando fue enviado a la banca. Eso no ha sido suficiente para que el head coach Matt Nagy dicte otro cambio de dirección en la plantilla de Chicago, pero podría venir muy pronto. En lunes por la noche, Foles completó 28 de 40 pases para 261 yardas sin touchdowns con dos intercepciones. Entre 32 pasadores calificados en la campaña, solamente Darnold tiene un promedio de yardas por intento de pase menor que el 5.93 de Foles, delatando la falta de verticalidad del ataque de los Bears.


Drew Lock, Denver Broncos

Los Broncos comenzaron la campaña extremadamente optimistas de que Lock progresaría lo suficiente para responder cualquier interrogante sobre el futuro de la posición de quarterback. Eso no ha ocurrido. Lock completó 24 de 40 intentos de pase para 254 yardas sin touchdowns contra dos intercepciones, marcando un Total QBR de 19.7. Por si fuera poco, Lock realmente no ha podido explotar el potencial de los dos reclutas más celebrados en Denver de la más reciente camada de draft, Jerry Jeudy y KJ Hamler, y el ala cerrada Noah Fant sigue siendo un proyecto de mucho potencial pero poca producción. Los Broncos no están por darse por vencidos con Lock, pero hay que admitir que el experimento no camina en la dirección correcta.


Cam Newton, New England Patriots

Nadie tuvo una peor salida en la pasada jornada que Newton, quien ya hila dos actuaciones miserables consecutivas. Esta vez, Newton completó apenas nueve de 15 pases para 98 yardas sin touchdowns contra tres intercepciones. Es sencillo apuntar a decir que todos los problemas de New England son culpa del quarterback, pero la realidad es que no es así. Este equipo no puede correr el ovoide, no puede bloquear, y no sabe defender, y nada de eso hacía Brady cuando vestía estos colores. No obstante, Newton carga con buena parte de la culpa, al no lograr involucrar de mejor manera a todos los receptores que tiene a su disposición, en particular, Julian Edelman. Newton comprende la situación en la que está, y sabe que aunque Jarrett Stidham no ha probado ser ninguna clase de mejoría en acción limitada, en cualquier momento puede ser sustituido por el jugador de segundo año.