<
>

De la mano de Justin Herbert, el futuro es prometedor para Chargers

Los Chargers han encontrado en el quarterback Justin Herbert a la pieza central para su esquema en camino a la competitividad en la Conferencia Americana

Mientras que varios equipos buscarán en el próximo Draft 2021 a su quarterback titular, Los Angeles Chargers ya tienen en Justin Herbert la pieza central de su esquema para la próxima temporada, en la que podrían convertirse en un equipo competitivo que tratará de pelear en la División Oeste de la Conferencia Americana con los Kansas City Chiefs y obtener su boleto a playoffs.

Tienen los argumentos para ser un equipo destacado en su división y para competir por el título de la Americana, pero deberán ser inteligentes en la selección de sus novatos, como lo han sido durante la agencia libre.

Justin Herbert, la clave del éxito

El ex quarterback de Oregon fue el tercer pasador elegido en el Draft 2020 de la NFL y la sexta selección global. Inició su primer juego en la Semana 2 contra Kansas City, y desde ese momento demostró que estaba listo para ser el referente, pues se convirtió en el tercer jugador en la historia de la liga en sumar al menos 300 yardas por aire y un touchdown por tierra en su primer juego como profesional.

Herbert fue el sexto quarterback con más yardas por aire durante la temporada regular, el quinto con más pases completos, el décimo con más pases de anotación y el cuarto mariscal con más yardas conseguidas por juego, solo por debajo de grandes nombres como Patrick Mahomes, Deshaun Watson y Tom Brady.

Sin embargo, estuvo entre los 10 quarterbacks más castigados durante la campaña 2020 con 32 capturas y fue el mariscal de campo más presionado, situación en la que tendrán que prestar más atención si desean una mayor productividad por parte de Herbert en su segundo año como profesional.

A pesar de la presión, Herbert demostró que es capaz de salir a flote ya sea encontrando a alguien libre o corriendo con el ovoide. Su actuación durante la campaña fue reconocida al nombrarlo Novato Ofensivo del Año.

Hay que tener presentes que la temporada anterior estuvieron cerca de ganarle a Chiefs --Semana 2--, New Orleans Saints y a los campeones Tampa Bay Buccaneers por lo que mejorando ciertas posiciones como hasta ahorita lo han hecho este equipo será un serio contendiente en la Conferencia Americana

Una buena agencia libre

Los altos mandos en los Chargers saben que deben construir un equipo con Herbert como pieza central, deben proporcionarle armas y guardianes, y así lo han hecho durante la agencia libre. Uno de los mejores movimientos fue firmar a uno de los mejores centros de la NFL, Corey Linsley, convirtiéndolo en el jugador mejor pagado de su posición. También firmaron al guardia Matt Feiler, quien en 2020 con los Pittsburgh Steelers participó en 848 jugadas y solo permitió dos capturas.

Tras la pérdida de Hunter Henry en la agencia libre, incorporaron al ala cerrada Jared Cook, un elemento de mucha experiencia. Cook es un arma letal en zona roja, ya que 22 de sus 41 touchdowns a lo largo de su carrera fueron dentro de las 20 yardas del rival. Además, en las últimas tres temporadas, solo Travis Kelce ha recibido más pases de anotación que Cook.

Estos movimientos tendrán un gran impacto en las actuaciones de Herbert, le brindarán mayor seguridad para lanzar.

Deben acertar en el draft

Como mencioné en mi tercer Mock Draft, los Chargers podrían ir por Alijah Vera-Tucker, tackle ofensivo de los USC Trojans que posee gran versatilidad y mucha fortaleza física, lo que brindaría mayor protección a Herbert.

En esta posición de tackle ofensivo, podrían tener una gran baraja de jugadores a su disposición para elegir, a excepción de Penei Sewell de Oregon, que seguramente será seleccionado en los primeros turnos. Sin embargo, podrían tener a su disposición, además de Vera-Tucker, a Rashawn Slater de Northwestern o Christian Darrisaw de Virginia Tech.

play
1:12

Micah Parsons, un apoyador que genera jugadas de impacto

El defensivo egresado de Penn State llega al Draft 2021 como uno de los jugadores más versátiles en su posición.

También tendrán que analizar la opción de cubrir sus necesidades a la defensiva con un linebacker o un esquinero. Si hasta la selección N° 12 llega Micah Parsons de Penn State, no deben durar en elegirlo, pero se ve complicado, así que podrían pensar en Jeremiah Owusu-Koromoah de Notre Dame.

Dos de los tres mejores cornerbacks podrían ser elegidos antes de la selección de los Chargers; el primero en salir sería Patrick Surtain II de Alabama, seguido de Caleb Farley de Virginia Tech o Jaycee Horn de South Carolina, por lo que el que quedé de ellos podría ser una gran opción para el equipo angelino.

Si lo que quisieran fuera añadir un arma más a su cuerpo de receptores, la opción factible podría ser --si sigue disponible-- Jaylen Waddle de Alabama.

Brandon Staley, una gran apuesta

El nuevo head coach de los Chargers viene con una gran carta de presentación, ya que como coordinador defensivo logró que Los Angeles Rams fueran el equipo que menos yardas por aire y puntos por partido permitió; además fue el tercero que menos yardas por tierra permitió.

Aunque será su primera aventura como head coach, tiene un buen historial para hacer de su nuevo equipo uno competitivo, que pelee en lo más alto de su división y pueda tener un gran desempeño en la postemporada.

Ahora, solo tendrán que analizar bien su primera selección en el próximo Draft 2021, ya que tienen la N° 13, un buen lugar para seleccionar a un novato top. ¿Será alguien para proteger a Herbert, más armas al ataque o preferirá reforzar la defensiva?