<
>

Este es Peyton Manning, el golfista que habla basura y que será compañero de equipo de Tiger Woods

play
Mickelson le tira a Tiger antes de su partido de parejas (1:16)

Phil Mickelson predice muchas charlas en su partido con Peyton Manning, Tom Brady y Tiger Woods, y agrega que Tiger no sacará de ventaja de jugar en su casa (1:16)

ENGLEWOOD, Colorado -- El informe dice que es una amenaza en los momentos importantes, un jugador competitivo, bien preparado y ultra concentrado en busca de la victoria. Ah, y también va a hablar mucha basura.

Ese es Peyton Manning, el golfista.

"Sin duda", dijo riendo su viejo amigo y ex compañero Brandon Stokley. "Probablemente, todo lo que haya sido en el fútbol americano lo sea en el golf, pero con más historias -- buenas historias, muy buenas historias. Pero esa gran concentración que vieron el en fútbol, la veo en el golf".

Dijo el ex entrenador de los Denver Broncos, Mike Shanahan: "Fanfarronea con todo el mundo, sobre todo si actúas un poco arrogante, o como si tuvieras todo claro. Pero es un tipo divertido, mucho ida y vuelta entre hoyos o después, pero compite cada segundo, en cada golpe. Y si le siguen la corriente, seguramente vaya a dar más de lo que recibe de estos hombres.

Estos hombres son Phil Mickelson y Tom Brady, quienes se enfrentarán a Manning y a Tiger Woods el domingo (3 p.m. ET, TNT/TBS) en un evento de 18 hoyos llamado "The Match: Champions for Charity". Se llevará a cabo en el Medalist Golf Club de Hobe Sound, Florida, para recaudar dinero destinado a la asistencia por la pandemia de coronavirus. Las dos parejas, con ocho triunfos de Super Bowl, ocho premios de JMV y 20 majors de golf en sus currículos colectivos, jugarán nueve hoyos en la modalidad de best-ball, y nueve hoyos con un formato modificado de foursome.

Manning, miembro del Cherry Hills Country Club de Denver y Augusta National, tiene un handicap de 6.4 según la información de Golf Handicap Information Network de la USGA. El jugador recreativo promedio rondaría los 16. Manning siempre ronda los 80 en Cherry Hills, que ha sido sede del Campeonato de la PGA, el US Open, el US Women's Open y el US Amateur al menos una vez desde 1978.

Cuando aún jugaba para los Broncos, Manning terminó con 77 en Augusta National en la primavera de 2013, en una ronda que incluyó un hoyo en uno, en un grupo en el que se encontraban John Elway y John Fox, entrenador de los Broncos en aquel entonces.

Manning ha descrito el golf como "como un deporte para siempre. Lo disfruto, siempre lo disfruté, desde cuando jugaba con mis amigos en [la Universidad de] Tennessee hasta ahora, que he dejado de jugar [en la NFL]".

¿Qué podemos esperar esta semana?

"Peyton va a ser parejo. Ya sabes, puede llegar a setenta y largo, pero generalmente es un tipo de ochenta y cortos, y no tiene problema con eso", dijo el ex receptor abierto de los Broncos y los Patriots, Wes Welker, quien ha jugado al golf tanto con Manning como con Brady. "[Manning] nunca va a hacer un triple [bogey]... Él es un tipo de par-bogey en la cancha".

Stokley quizá sea quien más experiencia tenga como complemento, adversario y amigo de Manning en la cancha de golf. Ambos todavía viven en la zona de Denver, y como ex compañero de Manning con los Indianapolis Colts y los Broncos, Stokley estima que ha jugado "cientos" de rondas con Manning a lo largo de los años, incluyendo algunas este año.

"Batallamos y él no para, no cede nunca, ni por un minuto", dijo Stokley. "Hace jugadas, es un competidor. Siempre estás esperando que haga una gran jugada en la cancha, esa es mi mentalidad cuando lo enfrento… trato de no dejar que me sorprenda, puede que haga un golpe de 50 yardas o un chip in. Ya no me sorprende. Generalmente, en los momentos importantes, hace grandes jugadas, cuando realmente las necesita… ya sabes, tal como lo hizo el domingo”.

Y también está la intención de Manning de entablar una pequeña charla en el camino. Woods, después de jugar una vuelta en el pro-am en el Memorial el año pasado, dijo, Manning “habló basura todo el tiempo”. La lengua afilada de Manning quedó en evidencia en un video el mes pasado con Mickelson, Woods y Brady, en el que Manning reprendió a Brady por un incidente en el que quiso entrar en una casa que no era suya por error. Es rápido para involucrarse en cualquier intercambio en la cancha, y Welker dijo que el extremadamente preparado Manning también es rápido con los detalles más minuciosos del libro de reglas.

"No para de dar sermones en la cancha... es un ferviente seguidor y transmisor de las reglas y todo lo relacionado, por lo que si esa cosa está detrás de un árbol, no hay manera de rodearlo; va a querer que vaya un oficial para verificar las reglas que se pueden aplicar", dijo Welker. "... una especie de, 'Oye, ¿el palo ha tocado el piso?'".

El fuego competitivo de Manning nunca parece ceder. El dos veces campeón del Súper Bowl es tan competitivo con Stokley que raramente juegan juntos como equipo.

"Digamos que con Peyton nunca somos compañeros de equipo", dijo Stokley. "Sólo en una situación, tenemos un grupo de muchachos con los que jugamos tres o cuatro veces al año, y allí somos compañeros, pero eso es todo… somos amigos, muy buenos amigos, pero alguno siempre se marcha un poco molesto cuando terminamos de jugar. No es algo deliberado, pero el juego se torna muy competitivo, siempre mantenemos el respeto, pero después, nos enviamos algunos mensajes para molestarnos un poco más”.

Tanto Shanahan como Stokley ven a Manning como un ejemplo de la razón por la que el golf se convirtió en una actividad popular para muchos dentro del mundo de la NFL durante y después de sus carreras como jugador o entrenador.

"Jerry Rice, cuando llegué a San Francisco, estaba aprendiendo a jugar en ese entonces, y me contaba que estaba teniendo algunas dificultades", recuerda Shanahan. "Le dije, 'Si encaras el golf de la misma manera que lo haces como receptor abierto, llegarás lejos en poco tiempo'. Sé que para fin de año logrará bajar su hándicap de un 22 a un 5 – en un año. Lo mismo sucedió con John [Elway] cuando llegué [a Denver] – pasó de aprender el juego a hacer menos golpes que el par en poco tiempo. Logran mejorar enormemente con todo ese talento y empuje.

"Se nota que, si Peyton le puede dedicar tiempo, llegará a ser muy bueno. Tiene un hándicap bajo, y lo hace con el mismo orgullo que lo hacía en el fútbol americano. Eso fue lo primero que noté cuando jugué con él”.