<
>

Canelo Alvarez expresa interés en pelea por el título de peso pesado con Oleksandr Usyk en un peso pactado de 201 libras

play
'Canelo' y su impresionante impacto más allá del ring (2:32)

Bernardo Osuna y Carlos Nava platican sobre lo que representa una semana de combate de la mayor estrella del boxeo mexicano (2:32)

LAS VEGAS - Desde que Canelo Alvarez derrotó cerradamente a Gennadiy Golovkin en 2018, rara vez ha perdido un asalto. La única pelea que fue un verdadero desafío llegó con un peso de 174.5 libras, el más alto de su carrera, cuando Álvarez se enfrentó a Sergey Kovalev en 2019. La pelea estaba igualada en una tarjeta de los jueces al entrar en el Round 11 cuando Canelo se anotó un nocaut espectacular para capturar un título de peso semipesado.

Para que el rey libra por libra del boxeo vuelva a ser probado sobre el ring, debe buscar rivales mucho más grandes, y eso es lo que hará el sábado en una pelea por el título de 175 libras contra Dmitry Bivol (8 p.m. ET, DAZN PPV). Una victoria llevará a Álvarez a una pelea de trilogía con GGG el 17 de septiembre por el campeonato indiscutido de 168 libras de Canelo, el peso que dijo es su mejor, aunque ya está mirando hacia el premio más grande del boxeo.

Álvarez (57-1-2, 39 KOs) expresó interés en una pelea por el título de peso pesado con Oleksandr Usyk en un peso pactado de 201 libras, y aunque parece descabellado, la estrella mexicana ha demostrado una y otra vez que está dispuesto a probarse a sí mismo en diferentes pesos.

"Me gusta", dijo Álvarez, de 31 años, el miércoles. "... ¿Por qué no? ... Pelearé contra todos. No me importa".

Una victoria en el campeonato de peso pesado no tendría precedentes para un peleador del tamaño de Canelo. Roy Jones Jr. ganó un título de peso pesado en 2003 luego de ganar su primer título en las 160 libras. Álvarez hizo su debut profesional en las 139 libras y ganó títulos en las 154, 160, 168 y 175.

La victoria de Jones llegó sobre John Ruiz, un peso pesado sólido pero poco espectacular, pero Usyk (19-0, 13 KOs) está en un nivel completamente diferente (es el boxeador libra por libra No. 6 de ESPN).

Usyk, medallista de oro olímpico, ganó el campeonato indiscutido de peso crucero (200 libras) antes de pasar al peso pesado y dominó a Anthony Joshua en septiembre para capturar sus tres títulos.

La revancha Usyk-Joshua está programada para el 23 de julio en Arabia Saudita, y si el boxeador ucraniano de 35 años puede retener su campeonato unificado de peso pesado, tal vez este enfrentamiento de fantasía pueda ser realidad en 2023.

"Creo que AJ ganará la pelea, pero si no lo hace... [Canelo] pelearía un millón por ciento en las 201 libras", dijo Hearn, quien promueve a Álvarez y Joshua.

Canelo mide 5 pies 7½, mientras que Usyk mide 6 pies 3. En su victoria sobre Joshua, Usyk pesó 221¼ libras. Si este enfrentamiento de alguna manera sucede, Álvarez dijo que le daría la bienvenida a las 201 libras, el mínimo para una pelea de peso completo.