<
>

Tyson Fury valora apartarse del boxeo tras cumplir contrato

play
Tyson Fury piensa en retirarse cuando termine su contrato con ESPN (1:35)

El boxeador británico pelaría los tres combates restantes para irse a disfrutar una 'vida simple'. (1:35)

Tyson Fury ha pensado mucho en su futuro en los últimos años. Después de salir del boxeo por 2 años y medio, el británico resucitó su carrera contra Deontay Wilder en diciembre de 2018 en una de las peleas de peso pesado más memorables en los últimos 20 años.

En la víspera de la revancha del sábado, con ambos hombres poniendo sus respectivos títulos y récords invictos en línea en una propuesta lucrativa, Fury está hablando de una corta vida útil para su carrera en el boxeo.

"No tengo edad, pero me quedan tres peleas en mi contrato con ESPN", dijo Fury, de 31 años, a Ariel Helwani de ESPN. "Y después de eso, pensaré seriamente en alejarme".

Entonces, ¿por qué, al borde de su mayor oportunidad hasta la fecha y en una división de peso pesado revitalizada, Fury consideraría alejarse durante la mayor ventana de su carrera para ganar dinero?

"Porque ya no necesito pelear", subrayó. "¿Cuál es el punto? ¿Qué voy a ganar con eso? Cuando venza a Wilder el sábado habré completado el juego. El juego estará completo. Habré ganado todos los cinturones que hay para ganar en el juego, de menor a mayor, y habré ganado el cinturón de la revista The Ring dos veces, convirtiéndome en el segundo hombre en la historia en hacer eso, yo y Muhammad Ali.

"... Incluso después de esta victoria el sábado, no hay nada más que hacer. Nada más que ganar".

Existe, por supuesto, la posibilidad de que muchos otros caminos sigan para Fury. En los meses posteriores a su victoria sobre Otto Wallin en septiembre, Fury se detuvo y entró en un ring de la WWE, actuando en un combate en su show de Crown Jewel en Arabia Saudita el 31 de octubre. También hay conversaciones en curso sobre la entrada de Fury a un octágono o jaula con reglas modificadas para enfrentar lo mejor que el UFC tiene para ofrecer.

"Todavía estoy abierto a eso, pero como digo, una pelea a la vez", indicó Fury. "Tengo tantas puertas abiertas para mí en este momento, probablemente podría hacer lo que quiera después de esta pelea, así que tendré que sentarme y analizar qué es lo mejor para mí".

Si bien Fury está entusiasmado con lo que está reservado para el sábado y más allá, tanto dentro como fuera del boxeo, eventualmente imagina una disminución de su vida pública y disfrutar mucho más tiempo con su esposa y sus cinco hijos.

"Seré un hombre feliz, contento y viviré una vida normal, una vida simple", remarcó Fury. "A veces ves estos luchadores que quieren vivir vidas grandes y extravagantes, y todos los barcos y aviones y cualquier otra cosa que quieran hacer con sus vidas. Quieren ser primer ministro o presidente o algo así. No tengo interés".

"Quiero que me dejen tranquilo. Ir a la escuela y regresar, tomar un café por la mañana, hacer ejercicio y eso es todo. Ir a la cama, despertar y hacer exactamente lo mismo todos los días".