<
>

Muhammad Ali-Joe Frazier, la mejor de todas las 'peleas del siglo'

play
Las tres peleas entre Ali y Frazier marcaron la historia del boxeo (1:02)

David Faitelson afirma que hay un antes y un después de la trilogía Muhammad Ali vs Joe Frazier para el boxeo. (1:02)

Si el 8 de marzo de 2021, 50 años después, todavía recordamos el primer combate entre Muhammad Ali y Joe Frazier, no hay que explicar demasiado por qué es la más reconocida de las varias llamadas ‘Peleas del Siglo’ del Siglo XX.

La mala sangre que había entre estos dos oponentes, el momento en que se celebró, la bolsa millonaria inédita en aquella época, esos 15 intensos primeros rounds que pelearon estos maravillosos pesos completos, y el efecto que tuvo en la conversación sobre el boxeo y la sociedad norteamericana, hicieron que este primer combate cumpliera con el nombre promocional de ‘Pelea del Siglo’.

Aquí, las principales razones por las que Ali-Frazier I es reconocida como una de las grandes batallas de todos los tiempos.

MÁS: Cómo ver la trilogía Ali-Frazier por ESPN+

1. Muhammad Ali

Angelo Dundee, por largo tiempo el entrenador de Muhammad Ali, dijo en una ocasión que nadie vio la mejor versión de su boxeador. Naturalmente se refería a la suspensión de la licencia como boxeador que le robó más de tres años de carrera entre 1967 y 1970. Aunque hizo dos combates - noqueó a Jerry Quarry en tres rounds y tuvo que llegar a 15 asaltos para vencer a Oscar Bonavena - antes de subirse frente a Frazier, era claro que no era el peleador dominante y rápido, que ‘flotaba como mariposa y picaba como abeja’ como en su primera etapa. Sin embargo, fuera del ring, seguía siendo Ali, el bocón, el atleta vocal en contra de la guerra de Vietnam, polarizante, al que querías verlo mantener su invicto o al que querías verlo derrotado sobre el ring, dependiendo de en qué lado de la historia estabas. De ahí que todos querían ver la pelea y si es posible, en vivo.

MÁS: Muhammad Ai: El Más Grande, en grandes frases

2. Joe Frazier

Mientras Ali solo podía hablar y aparecer en entrevistas de televisión durante su suspensión, ‘Smokin Joe’ peleaba y peleaba. Ganó el título de peso completo, seguía invicto y dominaba la división pesada con un boxeo eficiente, nada vistoso, que incluía un poderoso gancho de izquierda moldeado en los gimnasios de Filadelfia. Frazier también hablaba y cumplió con creces como el lado antagonizante de la promoción; en respuesta a Ali, no reconocía su nombre musulmán y lo seguía llamando Cassius Clay, el nombre de pila de Ali, que para él, era su nombre de esclavo.

MÁS: Joe Frazier fue mucho más que un rival de Ali

play
3:01

Recordando la 'Pelea del Siglo'

El 8 de marzo de 1971, los pesos pesados invictos Joe Frazier y Muhammad Ali pelearon en el Madison Square Garden para decidir el verdadero campeón de los pesos completos. Fue el primero de sus tres legendarios combates (1974, 1975).

3. El momento histórico

La nota de recordación de la pelea por The Associated Press no lo puede explicar mejor: “Fue algo más que una pelea por el trasfondo político y sociológico… Diez soldados estadounidenses morían a diario en Vietnam. Al mes siguiente, unas 200,000 personas marcharon pacíficamente hacia el Congreso en Washington para protestar por una guerra que parecía inacabable. Y de vez en cuando estallaban disturbios raciales a lo largo y ancho de un país muy dividido”.

Ali, quien como objetor sacrificó quizás los tres mejores años de su carrera, era un símbolo para los opositores de la guerra y un simple desertor antiamericano para los que apoyaban la presencia militar en el sudeste de Asia. Ali se expresaba prácticamente a diario en contra del racismo y la discriminación y era quizás el líder más vocal que tenían los atletas afroamericanos en la época. En cambio, Frazier fue acusado por Ali de estar al servicio de los blancos al apoyar la guerra y no alzar la voz en contra de los abusos en contra de los de su raza. Peor aún, lo llamo ‘ignorante’, ‘campeón de los blancos’ ‘gorila’ y ‘tío Tom’, y otros insultos raciales imperdonables en estos días. Salvo en mínimas ocasiones y hasta muy tarde en sus vidas, estos dos oponentes nunca se reconciliaron totalmente entre sí por lo sucedido en este primer combate y en las dos secuelas, pero más que nada, por los insultos de lado y lado en las pausas entre cada una.

play
3:12

Los 10 mejores pesos pesados de la historia

Te presentamos la clasificación de los 10 mejores boxeadores de peso completo de la historia.

4. El Madison Square Garden y más allá

‘El templo del boxeo’ era la arena más importante de este deporte. Todos los caminos conducían al edificio de la Calle 34 en Manhattan y al parecer no faltó nadie a la cita: desde Woody Allen y Dianne Keaton hasta el Cardenal de Nueva York, Joseph O’Connor; desde Burt Lancaster, Frank Sinatra y Diana Ross hasta los recién llegados astronautas del Apollo 14.

Fuera de la arena, el eco retumbó en todo el mundo: el combate fue visto por unos 300 millones de espectadores y entre boletos y ‘pay-per-view’ tuvo recaudos de $45 millones, una cifra sin precedentes en el boxeo para aquella época. La paga para ambos boxeadores –alrededor de $2.5 millones para cada uno- seguramente fue una cantidad mínima para todas las ganancias que generó la pelea.

5. El drama de la pelea

Ali-Frazier 1 (y la segunda y la tercera) cumplieron con todos los bombos publicitarios que se volcaron sobre estas. Fue una pelea brutal, en la que un Ali con menos recursos estrenó el ‘rope-a-dope’ con menos efectividad cuando venció a Foreman tres años más tarde con esa estrategia como arma principal, mientras que Frazier fue una fiera siempre al ataque, haciendo famoso su poderoso gancho de izquierda. Pero en lugar de contarla, no te la pierdas por ESPN+ y el lunes (19:00 ET/16:00 PT) por ESPN Deportes.