Luis Suárez será intervenido de rodilla derecha; podría perderse Copa América

play
Luis Suárez: 'El cuarto gol parece de juveniles' (0:59)

El uruguayo dijo que tienen que hacer 'mucha autocrítica' luego de la dura derrota en Anfield. (0:59)

BARCELONA -- Luis Suárez se cansó de padecer por su rodilla derecha y dos días después de la debacle de Anfield, descartado el sueño de ganar el triplete, decidió solucionar sus problemas en el menisco sometiéndose a una artroscopia que provocará su baja hasta final de temporada con el Barcelona, no jugando las dos últimas jornadas de Liga ni la final de Copa... Y dejando en el aire su participación con Uruguay en la Copa América.

El futbolista charrúa, de acuerdo con la información facilitada por el club azulgrana, padece “una lesión meniscal interna de la rodilla derecha” y su intervención será realizada por el doctor Cugat y supervisada por los servicios médicos del Barça.

“Cada final de partido era la misma rutina y el mismo sufrimiento, tenía que ponerse hielo por un dolor cada vez mayor”, explicó a ESPN una persona cercana al vestuario azulgrana, que reconoció que de haberse clasificado el equipo de Valverde en Liverpool para jugar la final de la Champions muy probablemente Suárez no se habría operado en este momento y habría aguantado el dolor hasta la conclusión de la Copa América.

El delantero, autor de 25 goles en 49 partidos este curso con el Barça en la que es su temporada menos realizadora desde que llegó al Camp Nou, ya comenzó el curso con problemas y en octubre no acudió a la llamada de la selección, permaneciendo en Barcelona para solucionar esas molestias que provocaron que solo marcase 3 goles en los primeros 11 partidos.

Aquella ‘pauta de trabajo específico de musculación y prevención’ dio sus frutos puesto que a partir de ahí Suárez ofreció una versión muy mejorada y con descansos en momentos oportunos, aunque en algunas opiniones demasiado breves, para no forzar la rodilla lastimada volvió a convertirse en actor principal del equipo azulgrana, aunque en el Camp Nou no se recibió de buena gana su decisión de disputar los dos amistosos en noviembre frente a Brasil y Francia.

SIN CAMBIO
El Barcelona, que solventó traspasar al Sevilla a Munir por su negativa a renovar en el mes de enero, sorprendió con la incorporación, cedido desde el Sassuolo, de Kevin-Prince Boateng, llamado a dar descanso al uruguayo en la parte decisiva de la temporada... Pero la apuesta no pudo salir peor, puesto que el internacional ghanés apenas si ha tenido protagonismo. Descontento con su trabajo diario, Valverde solo contó en cuatro partidos con Boateng, con lo que el esperado descanso para Suárez ha sido inexistente, aumentando con el paso de las semanas sus molestias en la rodilla hasta convertirse en inaguantables.

El delantero uruguayo, que llegó a perderse hasta cinco partidos con el Barça para resguardar su rodilla, debería estar a punto, de no existir complicaciones en la recuperación, en un plazo de cuatro semanas, con lo que llegaría a tiempo para la disputa de la Copa América, que se iniciará el 14 de junio.

Lo que falta por saber, en clave azulgrana, es quien ocupará su puesto en los tres partidos finales del curso ya que la poca confianza y nulo rendimiento de Boateng invitan a pensar que Valverde pudiera solventar con colocar a Messi de falso ‘9’ y entrar en el equipo Malcom, entendiéndose que Dembélé, también lesionado, difícilmente llegará a tiempo para jugar el 25 de mayo la final de Copa ante el Valencia.