El Barcelona acelera en la confección de su plantilla

play
Tato Noriega: 'Barcelona fue la decepción de la UCL' (3:13)

El Barça, al mando de Ernesto Valverde, fue eliminado del UCL por el actual campeón en semifinales. Después de dos temporadas con el club blaugrana, Valverde ha conseguido 2 Ligas, 1 Copa del Rey y 1 Supercopa de España. (3:13)

BARCELONA -- Fichado Frenkie de Jong y pendiente de las bajas que puedan producirse en la plantilla, el FC Barcelona, reconoció a ESPN Deportes una fuente del club, afronta el verano más atípico de los últimos años en lo que al mercado se refiere, atendiendo a la necesidad de rejuvenecer la plantilla y sumar competencia a una columna vertebral indiscutible en los cursos precedentes y que debería dejar de serlo en los siguientes, empezando por el próximo ejercicio.

El Barça conmemoró este jueves los cuatro años que se cumplieron de la Champions lograda en Berlín frente a la Juventus contemplando una plantilla que ha perdido consistencia y, a la vez, ha envejecido sin encontrar sucesores de primer nivel en varios casos. Y esa es la razón por la que “hace meses”, afirmó la fuente consultada, se trabaja en sumar ese plus que se estima necesario al vestuario.

Ernesto Valverde, confirmado en su puesto hasta tres veces por el presidente Bartomeu, comenzó este jueves a planificar tanto la pretemporada, que comenzará la primera semana de julio, como los movimientos que puedan haber en la plantilla, pendiente como está de varias resoluciones y de los encuentros que la próxima semana mantendrá con el Área Deportiva comandada por Pep Segura.

La hoja de ruta principal del club, de la que se hizo eco ya en noviembre ESPN Digital, establecía un escenario con el fichaje de cuatro futbolistas: un central, un lateral zurdo, un mediocampista y un delantero. En ese momento no se valoraba la opción de Griezmann y sí aparecía, como ‘quinto elemento’ Rabiot, con De Ligt ya en el plano, De Jong convertido entonces en un fichaje muy difícil y la sucesión de Luis Suárez ganando terreno en las apuestas.

Al cabo de los meses los planes no han cambiado mucho, demostrándose de esta manera que la idea original se mantiene en el Camp Nou y que las variaciones, en cuanto a cambios en la plantilla, quedarían pendientes de las bajas que pudieran haber en las próximas semanas.

PORTERÍA
Llegado ya el mes de junio al Camp Nou no existe ninguna propuesta firme u oficial por el fichaje de Cillessen. “No se puede valorar lo que no se ha producido” se explica desde el club, donde no se desconoce que el Benfica está interesado en el meta holandés pero se tiene claro que solo se marcharía si llegase una oferta suficiente...

Y ahí se abriría la opción de ascender al primer equipo a Peña o preferir a un portero con el perfil de Cillessen: más veterano, manteniéndose en el plano Caastels, belga suplente de Courtois en la selección, titular en el Wolfsburgo y cuyo nombre está en el plano desde hace un año.

DEFENSA
Sigue siendo De Ligt el objetivo prioritario, sigue atento el Barça a la decisión del jugador, y pendiente de la presión de su agente Mino Raiola, y se mantiene en una paciente e incómoda espera por el zaguero holandés.

Con el paso de los días la precaución es máxima y el discurso mínimo, pero no es un secreto que en el club azulgrana crecen las voces favorables a que en caso de no conseguir el fichaje del zaguero del Ajax, no hubiera ninguna incorporación en la zona, de la que solo causaría baja Vermaelen, quien hace tiempo sabe de su salida.

Encontrar competencia para Jordi Alba en el lateral zurdo es otro objetivo perseguido desde hace meses. En un principio se estableció la necesidad de que fuera un fichaje ‘low cost’ y, sin embargo, con el paso del tiempo ha podido empezar a cambiar esa sensación, manteniéndose en el primer escenario Filipe Luis y apareciendo en el segundo Júnior Firpo, el joven jugador del Betis a quien, se ha seguido con interés creciente.

MEDIOCAMPO
Frenkie de Jong es el elegido, concretado su fichaje desde enero y llamado a convertirse en piedra angular del fútbol azulgrana en el futuro próximo. No se esperarían más incorporaciones en la zona central del campo… A no ser que apareciera una ganga impensable en este momento. Y teniendo en cuenta la apuesta que pretende, o publicita, el club hacer con Aleñá y, también Riqui Puig.

DELANTERA
Descartado Luka Jovic, que acabó siendo incorporado por el Real Madrid, el Barça mantiene abierto el plano en cuanto a reforzar su línea de ataque, buscando en el mercado no tanto un sucesor de las mismas características que Luis Suárez, que era la idea inicial, como un futbolista con más registros.

Es en ese sentido donde se mantiene en el escenario el nombre de Antoine Griezmann, quien anunció a mediados de mayo su decisión de abandonar el Atlético de Madrid y que es relacionado sin disimulo con el Barcelona.

Que su figura sigue provocando controversia en el Camp Nou no es un secreto pero en el seno del club se considera su incorporación desde un punto de vista alejado de aspectos emocionales y más centrados en deportivos.

Tampoco está descartada la opción de Marcus Rashford, desvelada en marzo por ESPN Digital y que gusta en el club, aún sabiendo la dificultad que entrañaría el fichaje a pesar de que sigue sin cerrar su renovación con el Manchester United, con el que mantiene contrato hasta junio de 2020.

¿Y Neymar? Alrededor del brasileño las especulaciones se repiten desde hace meses y van cumpliendo nuevos capítulos, entendiéndose muy difícil de contemplar, aunque no imposible, el regreso de un futbolista que ha sumado decepción tras decepción desde que abandonó el Camp Nou y que, como colofón, fue acusado de violación esta misma semana.

LAS DUDAS
A partir de aquí, el número de altas quedaría a expensas de los futbolistas que acabasen abandonando la plantilla durante este mercado de verano.

Explicado el asunto de Cillessen, quien en primera persona y en voz alta ha insinuado al club su solicitud de marcharse, las bajas que se esperan pueden acabar sorprendiendo por nombres inesperados.

El nombre de Semedo, que habría solicitado también su traspaso, es el último que apareció de una lista que, de hecho, ni es un secreto ni, tampoco, una sorpresa. En el caso del lateral portugués el Barcelona se mantiene, de entrada, firme en remitirse a su cláusula de rescisión, no atendiendo a su salida como sí ocurriría con otros jugadores que ya se conocen.

Serían los casos de Rafinha, Malcom, Rakitic, Umtiti o Coutinho, cuya relación con la afición no es precisamente buena y por quien el club aceptaría una oferta que cubriera lo invertido en su fichaje millonario en enero de 2018.

Llegado el mes de junio y pendiente de un mercado que ya está en plena ebullición, el Barça trabaja en apuntalar una plantilla que debe, se tiene claro, mejorar el presente