<
>

El impacto del coronavirus: ¿Cómo podrían replantearse la Premier, Champions y la Eurocopa 2020?

play
LaLiga pone pausa de dos semanas mientras que la UEFA evalúa sus principales eventos (2:17)

Esta tarde se jugarán algunos partidos programados en la Europa League, mientras que eventos como la Champions y la Eurocopa se valorarán el próximo martes. (2:17)

Las reacciones al súbito incremento del contagio del coronavirus y sus repercusiones en el fútbol mundial han hecho que el deporte caiga en un terreno de incertidumbre. Durante las últimas 72 horas, una serie de ligas de distintos países se unieron a Suiza e Italia en la suspensión de operaciones, incluyendo España, Portugal, Noruega, Bélgica, Dinamarca, Escocia y Holanda, junto a la Major League Soccer de Estados Unidos. Otras ligas están optando por jugar a puerta cerrada. Las ligas francesas también suspendieron sus operaciones mientras que, por los momentos, la Bundesliga alemana seguirá su curso. La Premier League y todas las ligas domésticas en Inglaterra intentaron mantener su calendario de partidos para el fin de semana, hasta la mañana del viernes, cuando anunciaron su suspensión.

La UEFA ha pospuesto todos los partidos de vuelta de Champions League y Europa League previstos para la próxima semana, mientras que el destino de los compromisos restantes de dichos torneos se mantiene incierto.

A altas horas de la noche del jueves, el director técnico del Arsenal Mikel Arteta anunció que había dado positivo en una prueba de coronavirus. Mismo caso del zaguero de la Juventus Daniele Rugani, cuyo positivo fue anunciado en la jornada del miércoles, mientras que el extremo del Chelsea Callum Hudson-Oloi confirmó su positivo en la noche del jueves. Un grupo de clubes en toda Europa actualmente se encuentra adoptando protocolos de autoaislamiento, después de informes de presuntos positivos de miembros de los planteles del Bournemouth, Leicester City y otros.

Actualmente, existe una posibilidad muy certera de que la Eurocopa 2020, el segundo torneo internacional más importante del fútbol global, después del Mundial, podría ser cancelado o pospuesto. De hecho, una cantidad de partidos amistosos programados para el receso internacional de este mes han sido cancelados, mientras que algunos de los partidos de repechaje para la Eurocopa 2020 también corren riesgo. (Vale la pena mencionar que el resto de las competiciones en todo el mundo también corren destino incierto, tales como la Copa de Naciones CONCACAF, los Juegos Olímpicos y la Copa América, el gran torneo de selecciones suramericano).

A medida que se propaga por el mundo entero, los gobiernos reaccionan y cambian políticas, la simple verdad es que sólo podemos especular con respecto a lo que sucederá en el futuro. No obstante, las autoridades del fútbol están trabajando, planteándose distintos escenarios y contingencias a pesar de no saber lo que sucederá y lo más crucial, por cuánto tiempo se mantendrá la situación y cómo evolucionará.

A continuación, les presentamos un intento de responder algunas interrogantes que ustedes podrían tener.

P: La UEFA dice que sostendrá una videoconferencia con sus miembros este martes, con el fin de discutir su reacción a la epidemia. ¿Qué pueden hacer con respecto a la temporada en Europa y los torneos continentales?

Pues bien, esa es la razón por la cual conversarán con sus miembros: las 55 naciones, representantes de las grandes ligas de Europa, representantes de la Asociación de Clubes Europeos (ECA, cuerpo colegiado que representa los intereses de los clubes del continente) y FIFPro, la organización que agrupa a los sindicatos de jugadores. La UEFA es responsable de la Champions League y la Europa League, pero la situación varía por toda Europa, tanto en lo que respecta a regulaciones locales sobre confinamientos como restricciones de viaje. La UEFA quiere hablar con ellos primero, antes de tomar cualquier decisión de amplias repercusiones sobre toda la competición. Hasta entonces, se han tomado decisiones a nivel local: por ejemplo, que el Paris Saint-Germain jugase el miércoles a puerta cerrada contra el Borussia Dortmund, pero que no se disputara el Sevilla-Roma, debido a las restricciones de viajes entre Italia y España.

P: ¿Acaso no está la UEFA corriendo la arruga y pasando la responsabilidad a otros entes?

Algunos podrían verlo de esa forma; no obstante, sus directivos afirman tomar ese tipo de decisiones está muy por encima de su poder. Es responsabilidad de los gobiernos decidir qué hacer, basándose en la asesoría de la comunidad médica. Si una cantidad de países suficientes imposibilitan proseguir o si una cantidad de federaciones miembro suficientes les dicen que deben parar, pues pararán y eso es lo que han hecho al posponer los partidos de Champions y Europa League previstos para la próxima semana.

Con respecto a decidir qué hacer por el resto de la temporada, la decisión es demasiado importante como para imponerla desde arriba. Asimismo, el consejo que han recibido es que tendremos una idea más clara de la situación durante las próximas tres o cuatro semanas y que los gobiernos, ojalá, tendrán una mejor percepción sobre un posible momento cuando las cosas comiencen a volver a la normalidad. Esa es la razón por la cual la mayoría de las ligas que han suspendido su acción no han pautado un tentativo regreso para antes de principios a mediados de abril.

P: Muy bien. Pero si suspendes los partidos de la próxima semana y cuartos de final que fueron originalmente programados para las fechas entre 7-8 y 14-15 de abril, No los podrás jugar hasta definir los clasificados de octavos de final. Entonces, ¿cómo vas a resolverlo?

Eso es lo que están intentando entender. Sin embargo, cuentan con un margen de acción muy escaso, sobre todo considerando que, si llegamos incluso a un punto de tener "luz verde" para reanudar la acción, las ligas locales querrán comenzar de nuevo e intentar jugar algunos compromisos previos, lo cual implicará una mayor extensión del calendario. Una solución podría ser jugar cuartos de finales y semifinales con un solo partido, bien sea en una plaza neutra o quizás, en la sede del equipo mejor sembrado.

P: ¿Acaso eso no enfadará a los auspiciadores y televisoras? Sin mencionar el costo económico que eso implicaría para los clubes y la propia UEFA.

Obvio, pero pienso que el consenso general es que la salud pública debe ser la prioridad imperante. Creo que esas implicaciones no preocupan tanto a la UEFA. Los patrocinadores pautan su publicidad porque quieren mostrar una imagen positiva. Si llegan a quejarse porque tendrán menor exposición debido a que una pandemia mundial provocó que los partidos fueran suspendidos, pues bien, eso no es precisamente una publicidad positiva para los anunciantes, ¿o sí? En el caso de las empresas de televisión, éstas ya han pagado sus respectivos derechos y considerando que la amplia mayoría se costea con suscripciones pagadas, ya han cosechado sus ganancias. Los clubes perderían ingresos por concepto de taquilla al no poder jugar partidos ante la presencia de los hinchas, claro que sí; aunque quizás podrían dividir los costos y mitigar el daño.

P: ¿Qué pasaría si no pueden resolverlo todo para el 30 de mayo, fecha de la final de la Champions League?

Pues creo que no tendríamos ganador de la Champions. No tendrían capacidad para posponer la final, porque la Eurocopa 2020 iniciaría el 12 de junio... a menos que, obviamente, decidan reprogramar la Eurocopa. Pueden apostar que ese punto estará en su agenda de temas a tratar en la reunión del martes.

P: Eso tendría sentido. Y si lo hacen, significa que también podrían completar el calendario de ligas locales, ¿cierto?

Cierto. Aunque eso nos crearía otro problema. En resumidas cuentas: ¿cuándo juegas la Eurocopa 2020?

Lo obvio sería posponer la competición hasta el verano de 2021, hasta la conclusión de la próxima temporada, aunque esa situación tampoco sería muy sencilla. Tendrías que cancelar o reprogramar las finales de la UEFA Nations League, aparte de reprogramar algunas eliminatorias para Catar 2022. El Campeonato Femenino de Europa también está pautado para el verano de 2021, con Inglaterra como sede. Tal y como están planteadas las cosas actualmente, y asumiendo que mantendrán las fechas originales (entre el 12 de junio y 12 de julio) de la Eurocopa masculina, ambas competiciones coincidirían al menos por una semana; un escenario poco menos que ideal.

play
2:00

VIDEO: Ante el coronavirus, la Liga Mx se ampara en las autoridades del país

David Faitelson asegura que lo primordial es la salud y confía en que a su debido tiempo, las autoridades tomarán las medidas necesarias.

Asimismo, esta reprogramación causaría repercusiones sobre la Eurocopa Femenina en los aspectos de logística y mercadeo. También tenemos la primera edición del nuevo formato del Mundial de Clubes FIFA, a celebrarse en China y cuya inauguración está pautada para el 17 de junio de 2021. En estos momentos, ocho equipos europeos están clasificados para asistir.

P: Y la relación entre la UEFA y la FIFA no es la mejor, ¿cierto?

Por el contrario, está muy lejos de ser un escenario ideal. Uno pensaría que, al considerar la seriedad de la situación, podrían llegar a una especie de consenso. También hay que pensar en la posición de los clubes. Los ocho equipos que irían al Mundial de Clubes FIFA podrían ganar, por lo menos, $50 millones gracias a su participación. No estoy seguro de cuán emocionados se sentirían de dejar ir semejante cantidad de dinero para permitir que sus futbolistas jueguen la Eurocopa a costo cero (aparte del riesgo de sufrir lesiones). Pero pensemos positivamente...

P: Muy bien. Pero ¿qué ocurriría con las ligas locales si no pueden completar sus calendarios, bien sea porque la situación no mejora o porque mejora apenas lo suficiente para que la UEFA complete sus competiciones, pero la Eurocopa se mantiene como está prevista originalmente? Eso significaría que no podrían completar sus temporadas.

Cierto. Esa es una buena pregunta, siendo otro de los temas a discutir este martes.

La Serie A, que ha tenido que lidiar con la situación antes que el resto de sus pares, debido a la magnitud de la epidemia en Italia, planteó tres escenarios, todos ellos bajo la hipótesis de que la Eurocopa se mantendría tal y como fue originalmente programada. La primera sería, simplemente, declarar desierta la temporada 2019-20. No habría ganadores en los libros de historia y tampoco se producirían descensos. Asignarían cupos para las competiciones UEFA del año siguiente basados en la situación actual de la tabla de posiciones de liga.

Otra opción sería, simplemente, declarar la temporada finalizada, basándose en la tabla actual. Esas serían las posiciones finales y punto. La tercera opción es disputar una especie de "mini liga" o playoffs para decidir los campeones de liga y ocupantes de puestos para competiciones europeas en la punta de la pizarra y los descensos en el sótano. Por ejemplo: la Juventus tiene ventaja de una unidad sobre la Lazio; por ende, quizás disputarían la mini liga con esa unidad de ventaja. Obvio que, eso depende de que la situación mejore lo suficiente para que contar con cierto espacio de tiempo para jugar partidos antes de la Eurocopa y no sabremos durante unas semanas si ese será el caso.

Sospecho que muchas ligas europeas tendrán que sopesar opciones similares.

P: Eso es deprimente. ¿Podrían imaginarse la reacción de los hinchas del Liverpool si la Premier League se decanta por la primera opción? Los Reds tienen ventaja de 25 puntos, faltando 9 partidos por jugar, ¿y eso no vale nada? Dicho lo anterior, la segunda opción también parece ser sumamente injusta. Los equipos han jugado contra rivales diferentes y, por ende, sus calendarios difieren en grado de dificultad. Además, algunos aún tienen fechas por disputar. En cuanto a la tercera opción, podría funcionar, creo, pero no sabemos si contaremos con tiempo suficiente para llevarla a cabo, logísticamente hablando.

Exacto. Y ese es un indicativo bastante evidente del absoluto desastre en el cual nos encontramos, aparte de la incertidumbre que enfrentan actualmente la UEFA y las ligas locales. No existe una solución obvia y sí tenemos incertidumbre por montones. Si hay una cosa en la cual todos pueden estar de acuerdo es que la salud pública debe estar primero y que se debe luchar contra esta pandemia, aunque no necesariamente concuerden en cuál es la mejor forma de hacerlo.

Obviamente, el fútbol debe asumir que es un tema secundario pero, tal como le gusta decir a Carlo Ancelotti: "Para muchos de nosotros es, de lejos, la cosa más importante entre las poco importantes de la vida".