<
>

MLB: No hay evidencia de que jugadores de Astros usaran aparatos electrónicos

play
El escándalo de robo de señales es el más grande en la historia de MLB (2:50)

Enrique Rojas vaticina que serán involucradas más personas, y hasta más equipos, en las investigaciones de robos de señales. (2:50)

El uso ilegal de la tecnología por los Houston Astros desató el jueves la especulación de que los peloteros de Houston fueron más allá en sus métodos al usar aparatos ocultos en los que recibían información de ciertos lanzamientos, incluso durante la temporada 2019.

En respuesta, las Grandes Ligas dijeron que durante la investigación por robos de señales exploraron “la posibilidad del uso de aparatos usados en la ropa (de los Astros), pero no encontramos evidencia al respecto”.

Un directivo de las Mayores dijo que la pesquisa sobre aparatos ocultos incluyó la temporada 2019.

El comisionado Rob Manfred publicó el lunes pasado un reporte de nueve páginas que es el resultado de una investigación que encontró que los Astros usaron tecnología para hacer trampa durante la temporada 2017, en la que conquistaron su primer título de Serie Mundial en su historia.

Los managers A.J. Hinch de Houston, Alex Cora de los Boston Red Sox y Carlos Beltrán de los New York Mets perdieron sus trabajos tras la relevación del reporte. El gerente general de los Astros, Jeff Lunhow, también fue despedido.

Cora y Beltrán fueron miembros de los Astros en 2017 y fueron implicados en el reporte de Manfred.

El miércoles, el tema de que los jugadores de los Astros usaron aparatos electrónicos comenzó con tuits en los que se indicaba que José Altuve y Alex Bregman “usaron aparatos en los que recibían información” por encima del hombro derecho y que los aparatos eran controlados por un coordinador de video que, presumiblemente, decodificaba las señales de los catchers rivales y se las daba a los bateadores de Houston.

El jueves, Trevor Bauer, pitcher de los Cincinnati Reds, reaccionó en Twitter.

“Para lo que sirva, he escuchado sobre esto de varias personas”, dijo Bauer.

La cuenta de Twitter que comenzó con el tema aparentemente fue retirada.

Esa cuenta también hizo referencia al jonrón que Altuve le conectó al cerrador Aroldis Chapman y con el que los Astros dejaron tendidos a los New York Yankees en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana y mandó a Houston a la Serie Mundial.

En un video publicado en esa cuenta, mientras se acerca a home tras pegar el cuadrangular, Altuve clara e ilustrativamente dice a sus compañeros que no le fueran a arrancar el jersey. Minutos después, en la entrevista con Fox Sports, se le preguntó a Altuve sobre su mensaje y sólo rió.

“No lo sé. Soy demasiado tímido. La última vez que lo hicieron, me metí en problemas con mi esposa”, dijo Altuve en aquél momento.

En respuesta a la especulación de que no quería que le zafaran el jersey porque usaba un aparato electrónico debajo del mismo, Altuve emitió un comunicado a través de su agente Scott Boras.

“Nunca he usado aparatos electrónicos en mi carrera como jugador de Grandes Ligas”, dijo Altuve en el comunicado de acuerdo a un reporte del diario New York Post.

De acuerdo al reporte de Manfred, los Astros usaron dos métodos tecnológicos ilegales para robar señales en la temporada 2017 y en parte de la campaña 2018: al transmitir información a los corredores en segunda base tras decodificar señales en el cuarto de video y al usar una señal en vivo desde una cámara en el jardín central para luego golpear un bote de basura para avisar de ciertos pitcheos.

El reporte no mencionó el uso de aparatos usados debajo de la ropa y leía que “la investigación relevó violaciones a la política por los Astros en la temporada 2019 o Postemporada de ese año”.

Además de las suspensiones por un año a Hinch y a Lunhow, los Astros fueron multados con $5 millones y con el retiro de cuatro selecciones colegiales, una en cada una de las primeras dos rondas de los próximos dos drafts.

Al día siguiente del anuncio de las sanciones a los Astros y en anticipación de más castigos, los Red Sox despidieron a Cora, quien era coach de banca de los Astros cuando ganaron el campeonato en 2017.

El jueves, los Mets y Beltrán, a quien el reporte de Manfred mencionó como figura central, acordaron mutuamente terminar su relación laboral. Beltrán jugó con los Astros en 2017 y es el único pelotero mencionado en el reporte.