<
>

Un Día Como Hoy en el Béisbol: Cómo Pedro Martínez era tan pequeño pero lanzaba tan duro

play
Kurkjian se maravilla por la carrera que tuvo Pedro Martínez (1:32)

En el aniversario del juego perfecto que Pedro Martínez llevó hasta la décima entrada, Tim Kurkjian celebra la brillante carrera que tuvo el orgullo de Manoguayabo. (1:32)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 1995, Pedro Martínez lanzó nueve entradas perfectas.

Martínez se enfrentó a 27 Padres, los retiró a todos, y luego se unió a Harvey Haddix (1959) como los únicos lanzadores que han llevado un juego perfecto a entradas extra. Martínez le permitió un hit a Bip Roberts para comenzar la décima entrada, luego fue sacado. Los Expos ganaron 1-0. Al día siguiente, el entrenador de pitcheo de Montreal, Joe Kerrigan, abrazó para consolar a Martínez. Caminó con él por la raya del jardín derecho "solo para asegurarse de que entendiera" cuán histórica había sido su actuación la noche anterior, a pesar de que no obtuvo un juego perfecto o un juego sin hits.

Martínez haría mucha más historia en su brillante carrera, incluyendo ser el único lanzador en terminar con al menos 219 victorias, un porcentaje de victorias de .687 y 3,154 ponches. La leyenda de Pedro comenzó en la liga de novatos, cuando pesaba apenas 138 libras y lanzaba a 93 mph. Le pregunté cómo era posible que alguien tan pequeño lanzara tan fuerte. Él dijo: "Bueno, Dios me dio eso". Los Dodgers cambiaron a Martínez a los Expos en 1993; ganó el Cy Young en 1997, luego fue cambiado a los Medias Rojas, donde en solo siete temporadas se convirtió, pienso yo, en uno de los cuatro mejores jugadores en la historia de la franquicia.

Las temporadas de Martínez en 1999 y 2000 podrían ser los mejores años consecutivos en la historia del pitcheo. En una liga de bateadores designados, en la complicada División Este de la LA y en medio de la era de los esteroides, Martínez registró una efectividad combinada esos dos años de 1.90. La efectividad promedio de la liga fue de 4.90. Ganó el Cy Young en ambos años e hizo un caso convincente para ser el MVP de la Liga Americana en 1999, cuando terminó segundo detrás de Iván Rodriguez. Durante esos dos años, es posible que tuviera la mejor bola rápida, curva y cambio en el juego al mismo tiempo; no podemos recordar haber pensado eso sobre ningún lanzador en la historia del béisbol. Tal vez la mejor actuación de Martínez para Boston fue la gema inolvidable de un solo hit y 17 ponches contra los Yankees, la mayoría cantidad de veces que los Yankees se habían ponchado en un juego de nueve entradas en el Yankee Stadium.

Y luego, por supuesto, estuvo el Juego de Estrellas de 1999 en el Fenway Park. Los Medias Rojas honraron a Ted Williams en una emotiva ceremonia en el campo antes del partido, luego Pedro dominó a los indefensos bateadores de la Liga Nacional, ponchando a cinco en dos entradas. Después de sus dos entradas, entró al camerino de la LA. Williams, uno de los dos mejores bateadores de la historia y un hombre que odiaba a los lanzadores, estaba allí. Le dijo a Martínez que tenía algunas de las mejores cosas que había visto. Pedro calificó esa interacción con Ted Williams como "probablemente lo más destacado de mi carrera".

Otras notas de béisbol del 3 de junio

  • En 2004, Julio Franco se convirtió en el jugador más viejo (45) en conectar un grand slam.

  • En 1939, nació Steve Dalkowski. Era un zurdo de 5 pies y 9 pulgadas. Fue, para algunos, el lanzador que más duro tiraba de todos los tiempos, con una velocidad estimada cercana a las 110 mph. "Es el lanzador más duro que he visto", dijo Cal Ripken Sr., quien llegó a recibirle. "Realmente tenía que concentrarme en cada lanzamiento solo para atraparlo". Dalkowski no tenía comando ni control, y nunca lanzó en las ligas mayores.

  • En 1960, nacieron el receptor Barry Lyons y el jugador de cuadro Steve Lyons.

  • En 1977, nació el inicialista Travis Hafner. Su apodo era "Pronk" porque, dijo, "yo era un proyecto, y puedes llamar a todos los tipos grandes y torpes como yo como 'Burro''', dijo. Él es muy inteligente. Fue el mejor alumno de su escuela secundaria en Jamestown, Dakota del Norte. Me dijo que solo había ocho niños en su clase de graduación, cuatro niños y cuatro niñas. "Lo único más fácil que terminar entre los 10 primeros en la clase", dijo, "fue conseguir una cita para el baile de graduación".