<
>

As de Rays, Blake Snell, vuelve al trabajo después de quejarse

play
Varios peloteros decidieron ausentarse, por voluntad propia, a la temporada de MLB (3:48)

Por la preocupación que existe por la pandemia del coronavirus, muchos peloteros decidieron no jugar la nueva campaña de Grandes Ligas. Enrique Rojas y Marly Rivera analizan esta nueva situación que atraviesa la MLB. (3:48)

ST. PETERSBURG, Florida -- El as de los Tampa Bay Rays, Blake Snell, se presentó a trabajar, después de todo.

Snell, de 27 años, llegó a los titulares en mayo cuando dijo que se oponía a la idea de que los jugadores tomaran más reducciones salariales para comenzar la temporada durante una pandemia: que no valía la pena el riesgo para la salud. Pero dijo el viernes que no era difícil comenzar a jugar nuevamente después de que el acuerdo de los jugadores con Major League Baseball incluía sus salarios prorrateados.

"Diría que no fue difícil cuando se trató de lo que el [sindicato] acordó", dijo. "Me gusta seguir con lo que digo. Así que para que ese sea el caso, definitivamente feliz por eso ... ... con todas las precauciones que toma la MLB, hace que sea fácil jugar. Todos aquí están muy atentos. así que me siento muy cómodo al respecto".

Snell está buscando recuperarse después de haber sido obstaculizado por lesiones el año pasado. El zurdo tuvo marca de 21-5 con una efectividad de 1.86 de la Liga Americana en 2018, ganando el Premio Cy Young. Pero tuvo marca de 6-8 con efectividad de 4.29 la temporada pasada.

Aceptó un contrato de cinco años por $50 millones de dólares en marzo de 2019 que incluía un bono de firma de $3 millones, un salario de $1 millón el año pasado y un salario de $ 7millones esta temporada.

Snell dijo que la mayoría de lo que dijo en mayo fue "correcto". Dijo que si tuviera que disculparse por algo, sería la forma en que comenzó sus comentarios al declarar que tenía que conseguir su dinero para jugar.

"Lo único que no me gustó con lo que dije fue 'Tengo que conseguir el mío'. Eso fue bastante malo", dijo. "Todo lo demás que dije en el pasado fue bastante correcto. Pero justo como lo comencé, pude ver cómo podría enojar a la gente, así que me disculparía por eso. Todo después de eso fue bastante correcto con lo que estamos haciendo ahora".

El entrenamiento de Tampa Bay en el Tropicana Field incluyó a 32 de los 37 jugadores que inicialmente se esperaba entrenar en la casa de temporada regular del equipo.

El manager Kevin Cash no identificó a los que faltaban, sin embargo, el jugador de cuadro José Martínez, los lanzadores Yonny Chirinos y Chaz Roe, y los receptores no incluidos en la lista Chris Herrmann y Kevan Smith no figuraban entre las agrupaciones de jugadores participantes.

En cambio, Herrmann y Smith estaban en las instalaciones de entrenamiento de primavera del club en Port Charlotte, donde trabaja el resto del grupo de 60 jugadores. El estado de Martínez, Chirinos y Roe no estaba claro.

"Dados todos los protocolos, pautas que estamos tratando de seguir, no vamos a entrar en detalles", dijo Cash. "Hubo una variedad de razones de por qué no estábamos al 100% de asistencia. Pero en cuanto al entrenamiento de hoy, todo salió muy bien".