<
>

Juegos completos podrían aumentar en temporada corta de Grandes Ligas

play
¿Peligra la temporada 2020 de MLB? dos encuentros cancelados por el Covid-19 (1:34)

Enrique Rojas analiza la complicada situación que atraviesan las Grandes Ligas tras suspender par de juegos debido a un brote de 14 infectados en Miami Marlins. (1:34)

En medio de la incertidumbre con la que inició la temporada corta de Grandes Ligas, la durabilidad de los pitchers parece fortalecerse.

En el primer fin de semana de la campaña, se registraron tres juegos completos, dos de ellos en un mismo encuentro, cifra que ya marca una tendencia a la alza para un fenómeno cada vez más raro en la Gran Carpa.

Si la tendencia de los tres juegos completos en el primer fin de semana se mantiene y no hay duelos cancelados en 2020, la proyección para la temporada corta de 60 partidos sería de 58 juegos completos.

A excepción de dos años (2011 y 2014), en las últimas 10 temporadas de Grandes Ligas, el total de juegos completos ha ido en descenso, pero los 58 juegos completos proyectados para 2020 serían el total más alto desde 2011, cuando se registraron 68.

Para la tendencia se consideran los duelos disputados hasta el domingo, sin contar los tres juegos suspendidos el lunes, dos de ellos relacionados por el brote de contagios en los Miami Marlins.

Gerrit Cole y Max Scherzer abrieron la temporada regular con juegos completos en el duelo suspendido por lluvia y en el que los New York Yankees vencieron 4-1 a los Washington Nationals en seis entradas.

En su debut con los Bombarderos del Bronx, Cole trabajó cinco entradas enlas que permitió sólo un hit, un jonrón, regaló una base por bolas y ponchó a cinco para llevarse el triunfo, mientras que Scherzer permitió seis imparables, cuatro carreras, dio cuatro pasaportes y recetó 11 chocolates.

El duelo entre Yankes y Nationals es el primero que se da en el Día Inaugural en el que ambos lanzadores trabajan toda la ruta desde 1993, cuando Bill Wegman y Mark Langston lo hicieron en la victoria de Los Angeles Angels por 3-1 sobre los Brewers.

El día siguiente, Kyle Hendricks guió a los Chicago Cubs a blanquear a los Milwaukee Brewers al recorrer todo el camino y tolerar sólo tres hits con nueve ponches.