<
>

Cuatro jugadores de Rockies, manager Bud Black y un coach pasan a COVID-19 IL

AP Photo/David Zalubowski

El mánager de los Colorado Rockies, Bud Black, el coach de primera base Ron Gideon y cuatro jugadores no estuvieron disponibles para el partido del viernes en casa contra Los Ángeles Dodgers debido a razones de COVID-19, pero los clubes aún planeaban jugar.

Los lanzadores derechos Antonio Senzatela, Yency Almonte y Jhoulys Chacín y el jardinero Yonathan Daza se sumaron al COVID-19 IL. El equipo dijo que Black y Gideon no estaban disponibles debido a los protocolos de rastreo de contactos.

El coach de banca de los Rockies, Mike Redmond, dirigirá a Colorado mientras Black esté fuera, y el coordinador de datos y planificación de partidos de las Grandes Ligas, Doug Bernier, será el coach de primera base. El club promovió a los zurdos Ben Bowden y Zac Rosscup, al derecho Antonio Santos y al jardinero Sam Hilliard. Los Rockies se encuentran entre los equipos que alcanzaron el 85% de vacunación.

El aumento de virus se produce cuando los Rockies vienen del Juego de Estrellas, que organizaron el martes.

Es un paso atrás para las Grandes Ligas, que no habían pospuesto un juego por preocupaciones de virus en casi tres meses.

El toletero de los New York Yankees, Aaron Judge, quien fue titular en el Juego de Estrellas de la Liga Americana, fue uno de los seis jugadores de ese equipo que también ha sido colocado en el COVID IL desde el martes. Ese movimiento generó preocupación sobre una posible propagación en el Midsummer Classic.

MLB estaba realizando un rastreo de contactos según sus protocolos, y no se anunciaron otros aplazamientos relacionados con COVID-19 en la liga con todos los equipos listos para jugar el viernes por la noche. Ninguno de los jugadores de los Rockies agregados al COVID IL fue All-Stars.

El mánager de los Dodgers, Dave Roberts, quien dirigió al equipo de la Liga Nacional, dijo que los jugadores y el personal de Los Ángeles han pasado por dos rondas de pruebas. Todos resultaron negativos antes del partido del viernes contra los Rockies en Denver.

"Es lo que es, simplemente tengo que adherirme a lo que pidan", dijo Roberts. "Tenía la esperanza de haberlo superado, pero desafortunadamente no lo hemos logrado".