<
>

Checo Pérez: En 2022, un día 'malo' es ser cuarto lugar

play
'Checo' Pérez: 'Si quiero ser Campeón, en un día malo debo ser tercero o cuarto' (1:52)

En entrevista con ESPN, el piloto de Red Bull sabe que el 2022 es la mejor oportunidad de que México tenga un campeón de F1. (1:52)

En otros tiempos, Sergio Pérez se habría sentido muy bien si hubiera podido terminar tercero o cuarto en algún Gran Premio, claro, en la época pre Red Bull, pero ahora que es piloto de uno de los equipos más fuertes de la Fórmula 1, el mexicano cree que esos lugares es lo mínimo aceptable para un fin de semana y hasta podría catalogarlos como un 'día malo'.

Entrevistado por ESPN en Miami, previo a las primeras prácticas del Gran Premio que inaugurará las carreras de F1 en el estado de Florida, Checo Pérez puso muy alta 'la vara' de lo que se debe esperar de él en 2022.

"Sí, ese es el objetivo, si quiero pelear por el campeonato, un día malo debes estar tercero, debes estar cuarto cuando mucho, si no pierdes mucha cantidad de puntos. Estar en la pelea en cada fin de semana, ese es mi objetivo", dijo Checo Pérez cuando se le cuestionó si con el nivel de Red Bull y el suyo como piloto debe estar permanentemente entre los cuatro primeros de cada Gran Premio.

También es cierto que quizás nunca antes en la historia del automovilismo mexicano hubo un piloto en una posición tan favorable que lo hiciera contendiente al título de pilotos de la F1. Porque es un bueno al volante, con un buen auto en un equipo poderoso, una combinación que no logró cuajar por muchos motivos, ni con los Hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez ni tampoco con Héctor Rebaque, Moisés Solana o Esteban Gutiérrez, los otros cinco aztecas que han corrido en el máximo circuito.

Ricardo murió muy pronto y no pudo materializar el potencial que vio Ferrari en él. Pedro sólo tuvo una temporada con un auto realmente competitivo, pero tampoco ese BRM lo hacía contendiente, a pesar del extraordinario talento del 'Ojos de Gato'.

Checo Pérez no se toma ese asunto como presión, no piensa en ello por el momento, la temporada es muy joven aún.

"No, la verdad que me tomo las cosas con calma, estamos en la quinta carrera apenas y mi enfoque es ganar este fin de semana", respondió al cuestionársele sobre esa circunstancia.

EL 1-2 FUE UNA INYECCIÓN DE CONFIANZA

Tenía seis años, desde Malasia 2016 con Daniel Ricciardo y Max Verstappen, que Red Bull no lograba un 1-2 en un GP de F1, fue en Imola que los consiguieron, ahora de la mano de el neerlandés y Checo eso repercutió, según dijo el tapatío, en toda la organización.

"Fue muy bueno e importante para el equipo, veníamos de un inicio muy complicado, con problemas de fiabilidad y un poco de mala suerte de mi lado, pero al final tuvimos un 1-2 muy bueno para el equipo, para toda la gente en la fábrica y recortamos muchos puntos a Ferrari ese fin de semana, entonces, el equipo está muy motivado".

Aunque Checo Pérez está en su duodécimo año en la Fórmula 1, él siente que los dos últimos años han sido en los que realmente ha podido competir y aunque tiene 32 de edad, cree que los mejor de él será seguramente en los calendarios venideros.

-¿Ya sientes muy cerca una victoria?

"Esperemos que llegue este fin de semana, estamos trabajando muy bien, cada vez mejorando más, pero este fin de semana dar otro paso más".

Hoy en día, no es descabellado hablar de Checo con posibilidades reales de ganar en cada Gran Premio, las herramientas técnicas y humanas están, además de la motivación que encuentra en sus fans. Pero Pérez no ve sólo su trayectoria, está pendiente de otros colegas y compatriotas.

"Me siento muy contento y orgulloso de tener esa oportunidad y también la oportunidad de regresarle tanto a los fans que tanto tiempo me han apoyado y a los patrocinadores también y la verdad es que hay un gran momento en el automovilismo mexicano tenemos grandes pilotos en NASCAR a Daniel (Suárez), tenemos a Pato (O'Ward) en Indycar... es un momento muy especial para el automovilismo mexicano", agregó.

play
1:16

'Checo' le da valor a ser un piloto experimentado

El piloto mexicano afirma que tiene sus mejores años por delante.

EN MIAMI, MAX Y CHECO CON AUTOS IGUALES

En Imola, Red Bull logró actualizar el monoplaza de Max Verstappen para reducir su peso en cuatro kilos, lo cual ayudó mucho a que el neerlandés consiguiera su segundo triunfo. Checo Pérez no contó con esa mejora, pero en Miami sí la tendrá. "Sí, este fin de semana tendremos autos iguales".

-¿Cuatro kilos menos cuánto te puede dar en tiempo en una vuelta?

"Entre una décima y décima y media".

-¿Los problemas que ha tenido el coche, ya se resolviero? ¿Crees que el auto ya es confiable como el año pasado?

"Sí, esperamos. En Imola tuvimos muchos kilómetros sin ningún problema y bueno, aquí llegamos con unas condiciones diferentes, mucho calor, mucha humedad, igual y puedes conocer problemas nuevos, pero esperemos que no.

"Teníamos problemas con la bomba de gasolina que hacían, con el calor, unas cuestiones que no esperábamos".

LA PISTA

Sobre el trazado de 5.41 kilómetros, Checo Pérez comentó que se prestará para una carrera interesante por su combinación de rectas largas y un sector muy trabajo de curvas lentas.

"Creo que lo importante va a ser definir el nivel aerodinámico que vas a llevar, tienes rectas muy largas y luego tienes partes muy trabadas, creo que lo que va a definir será el agarre que tengamos en pista y eso no lo sabemos, hasta que salgamos mañana (viernes) vamos a tener un poco de más idea, hoy lo ha estado midiendo todo el equipo, pero realmente hasta que no salimos a la pista, lo entenderemos", dijo.

Para Checo Pérez, los lugares críticos de la pista serán las frenadas fuertes al final de las rectas, al llegar a la curva 11 y la última.

¿QUÉ LE DIJO JEAN ALESI EN IMOLA?

En la premiación de la Sprint de Imola estuvo Jean Alesi, quien había emitido unas críticas fuertes sobre Checo Pérez a quien tachó de no ser de ayuda para Max Verstappen, así que le preguntamos qué le había dicho el ex piloto francés al momento de entregarle la medalla y si sabía lo que había dicho.

"No, no estaba consciente, sólo me pidió la foto para el (podio) porque me entregó el premio, pero también hay muchos momentos en la Fórmula 1 en que dices una cosa e igual se toma de otra manera, pero como se dice 'no hard feelings' (con Alesi)", añadió.