<
>

Receso veraniego de la Fórmula 1: ¿Qué está prohibido y permitido hacer en los equipos?

play
Adal Franco: 'Lo de Verstappen es una locura' (1:44)

Nuestro experto luego de la remontada del piloto de Red Bull para llevarse el triunfo en el Hungaroring. (1:44)

La FIA tiene estrictas normas para los equipos y lo principal es mandar a los empleados a descansar durante dos semanas seguidas

Ingenieros, mecánicos, directivos y pilotos harán una pausa de tres semanas después de una intensa primera mitad del campeonato de Fórmula 1, un receso que está pensado más en beneficio de los trabajadores y no tanto en el trabajo sobre los bólidos.

Los trabajadores de los equipos tendrán 14 días de descanso de toda actividad y en ESPN Digital te decimos un poco de qué pueden y qué no pueden hacer los 10 diferentes equipos.

La Fórmula 1 pasó el ecuador del calendario que tendrá 22 carreras en 2022 y con toda la carga de trabajo el objetivo de las vacaciones es para, primero, recuperar físicamente y mentalmente a todo el personal que viaja semana a semana a lo largo del mundo, pues con todos los viajes muchos integrantes deben sacrificar tiempo con sus respectivas familias y concentrarse en el trabajo. Los trabajadores cuentan con 14 días seguidos de descanso y el receso coinciden con las vacaciones de verano que se dan en las escuelas en Europa y que ayuda a la convivencia de los pilotos que tienen hijos.

La FIA tiene estrictas normas para los equipos y lo principal es mandar a los empleados a descansar durante dos semanas seguidas, por lo que queda estrictamente prohibido comunicarse entre ingenieros por correos o llamadas telefónicas para hablar de trabajo.

Otra de las reglas que tiene la FIA es frenar el trabajo en oficinas, pues este queda limitado a trabajo de mantenimiento sobre el edificio, construcción o actualización informática interna,

Los puestos administrativos que laboran directamente en la logística y planeación de viajes de los equipos también quedan paralizados. Esto significa que no pueden comprar o reservar hoteles o boletos de avión, ni tampoco trabajar en el envío de material para las siguientes carreras. Todo esto queda congelado hasta el regreso a las actividades.

En cambio, los equipos que sí pueden trabajar son los de finanzas, departamentos de comunicación, marketing y área jurídica.

El receso veraniego podría suponer que las escuderías podrían trabajar en el motor y actualizaciones de los bólidos. Esto estaba permitido en el pasado, pero a partir del 2020 quedó prohibido.

La FIA no cuenta con personal presente en las fábricas o casas de los diferentes empleados para asegurarse que realmente se encuentran descansando. Todo esto está regulado solamente por un llamado “pacto de caballeros” en el que se confía de la buena fe de los equipos y ninguno se arriesgaría a ser descubierto.

La Fórmula 1 regresará a la actividad el próximo 28 de agosto con el Gran Premio de Bélgica en el mítico circuito de Spa-Francorchamps, mismo que tiene una cuenta pendiente después del episodio vivido en 2021, donde solo se realizaron dos vueltas con safetycar debido a la fuerte lluvia que impidió la realización de la carrera.