<
>
CONTENIDO EXCLUSIVO

¿Deberían los Cubs cambiar a Willson Contreras y Kris Bryant, y quién debería firmarlos?

play
San Diego Padres, por todo en el 2021 (1:28)

La novena de California añadió vía cambio a Blake Snell y Yu Darvish a su rotación. Carolina Guillén analiza el futuro inmediato de los Padres. (1:28)

Yu Darvish se fue y muchos predicen que el próximo jugador que intercambiarán los Chicago Cubs es el receptor Willson Contreras, a pesar de que el presidente de operaciones de béisbol Jed Hoyer negó un informe de que los Cubs estaban vendiendo a Contreras en gran medida, llamándolo "ficción".

"Creo que es uno de los mejores receptores en el béisbol", dijo Hoyer durante una videollamada después del intercambio de Darvish. "Lo controlamos por dos años más. Creo que la receptoría es una fortaleza de este equipo como resultado de tenerlo en el roster".

A pesar de la fuerte negación, Jesse Rogers de ESPN tuiteó que los Cubs sí han hablado con los equipos sobre Contreras:

Al intercambiar a Darvish, los Cubs enviaron claramente el mensaje de que 2021 es una etapa de reajuste, reinicio o reequipamiento, dependiendo de su descripción preferida. Si bien Hoyer indicó que los Cubs no seguirán el mismo camino que tomaron en 2011 y 2012, cuando derribaron todo: "Eso sería una tontería", dijo --como escribió Buster Olney el domingo: "todos los equipos saben que los Cubs son vendedores motivados este invierno". El problema es que el tercera base Kris Bryant es casi intransferible debido a su mal 2020 y su salario proyectado de $19 millones. El jardinero Jason Heyward todavía tiene contrato por tres temporadas más a más de $20 millones por año. El derecho Kyle Hendricks es ahora el as del personal y firmó un contrato razonable hasta 2024, por lo que no tiene sentido cambiarlo. El campocorto Javier Báez y el primera base Anthony Rizzo son agentes libres después de 2021, pero a los Cubs les gustaría volver a firmar a ambos jugadores. Eso deja a Contreras, quien está bajo el control del equipo por dos temporadas más y proyecta ganar alrededor de $5.5 millones en 2021, como el jugador que tiene algún valor comercial real que los Cubs podrían negociar.