<
>

El 1x1 del Barça vs. Napoli

TER STEGEN. Impotente. No pudo más que seguir con la mirada el disparo de Mertens en el 1-0.

SEMEDO. Agobiado. Sin espacio para correr en ataque, se tuvo que multiplicar en las contras del Napoli, hasta que encontró un espacio por la banda para servir la asistencia del 1-1 a Griezmann.

PIQUÉ. Lesionado. Al corte, al pase, al mando... Fue el líder de una defensa asustada e intentó sacar al equipo hacia adelante. Se fue, lesionado, en tiempo añadido.

UMTITI. Lento. Regularmente colocado, sin dar frescura a la salida de balón... Y terriblemente lento al corte.

JUNIOR FIRPO. Gafado. Resbaló faltamente a la media hora en una jugada que desembocó en el 1-0.

BUSQUETS. Rodeado. No pudo dar velocidad al juego, echando en falta desmarques y velocidad de sus compañeros. Sufrió en demasía y, amonestado, no podrá jugar la vuelta.

RAKITIC. Plano. Incansable en correr... Muchas veces sin sentido. Quiso enlazar centro del campo y ataque. No pudo. Fue sustituido por Arthur.

DE JONG. Invisible. No mostró galones o no supo ganárselos. Intentó combinar pero lo hizo muchas veces sin sentido ofensivo. Pasó desapercibido. Un drama.

ARTURO VIDAL. Expulsado. No se le podrá nunca negar su entrega, su incansable trabajo y el estar en todos sitios. En un partido roto sería el dueño, en un Barça sin profundidad ni velocidad no puede hacer mucho más que hacerse ver por su intensidad... Que le costó la expulsión en los minutos finales.

MESSI. Sobreexcitado. Quiso pero le costó horrores hacerse ver. Disparó a las nubes a los ocho minutos, intentó llevar al equipo hacia adelante en la presión pero no marcó las diferencias como en él es habitual.

GRIEZMANN. Goleador. Se movió por todo el ataque, intercambiando posiciones y buscando el desmarque, pero casi nunca fue encontrado por sus compañeros... Hasta que lo hizo Semedo, viendo su llegada para regalarle la asistencia del 1-1.

ARTHUR. Inconsistente. Entró para que el equipo tuviera más control pero le faltó consistencia y rapidez.

ANSU FATI. Refresco. Entró en la recta final por Griezmann. Eléctrico y rápido, le faltó tiempo.

LENGLET. Testimonial. Entró por el lesionado Piqué en tiempo añadido.