<
>

Quique Setién: "Hay que ser optimistas, aquí no hay favoritos"

play
Aparece la magia de Messi, el Barça cumple y se clasifica a cuartos (1:59)

El equipo blaugrana vence al Napoli del Chucky Lozano por 3-1, 4-2 en el global, y sigue su paso en la Champions League. (1:59)

BARCELONA -- El Barcelona superó el examen del Napoli con mejor resultado que futbol, y Quique Setién saludó el pase a los cuartos de final con una mezcla de alivio y optimismo en su discurso, dejando claro que el Barça había vencido "a uno de los mejores equipos de Italia" y avisando que ahora "deberemos jugar ante otro partido muy complicado" pero que se debe ser "optimista".

"El mensaje que mandamos es el que nos mandamos a nosotros mismos. Hay que ser optimisitas porque estamos bien. Quitando los primeros ocho minutos hemos jugado una primera parte extraordinaria y podemos mirar al futuro con optimismo", reclamó el entrenador azulgrana, quien dejó claro que sabía de antemano que el Napoli iba a ser un rival muy complicado porque "es un equipo que maneja muy bien todos los registros, nos han presionado arriba, han salido jugando bien desde atrás y cuando nos superaban la primera línea nos costó, pero nos hemos sabido replegar, ser consistentes y lo hemos hecho bien.

"Siempre se puede mejorar pero jamás obviaré a ningún rival y menos a los que nos enfrentaremos. Siempre pensaré que el Barça es el mejor del equipo mundo pero la diferencia entre continuar adelante o no la marcan los detalles y la Copa no la podemos ganar todos", avisó, pensando en la fase final de Lisboa, huyendo de etiquetas ante el partido frente al Bayern.

"Yo no entro en que si el Bayern es el favorito. Vamos a jugar contra un rival extrarodinario pero aquí no hay favoritos. Nosotros tenemos al mejor jugador del mundo. Y Lewandowski lleva 13 goles. Aquí cualquiera puede ganar y hay que hacer las cosas muy bien y acertar, que es lo que influye en el resultado" afirmó.

Setién resolvió que aunque es un entrenador con alma "ofensiva" a veces hay que saber ser controlador atrás y en este sentido se felicitó porque "hemos hecho una cosa muy buena, que es defender muy bien a un rival como el Napoli".

"A veces no te queda más remedio que defenderte porque el rival te obliga a ello. Los que tenían que arriesgar eran ellos y nosotros aguantar. A veces no puedes hacer todo lo que quieres. Puedes pensar que el Napoli es un equipo cualquiera pero no es así porque ha sido un pase muy trabajado" sentenció, admitiendo que el Barcelona estuvo más pendiente de conservar que de buscar la portería rival durante la segunda parte.

"Estamos bien" proclamó con seguridad. "Es verdad que cuando te repliegas puede dar la impresión que estás cansado pero estamos bien. Quizá no hemos tenido acierto para sentenciar las ocasiones que hemos tenido pero estoy contento con el trabajo y predisposición mental para defender que ha tenido el equipo" repitió, mostrando cierto desacuerdo con la crítica de conservadurismo.

"Aunque no nos guste correr detrás del balón y que nos faltó al principio ajustar mejor, cuando nos han comprometido bastante, hemos acabado por controlar bastante bien el partido", insistió el entrenador azulgrana, admitiendo que, eso sí, "siempre hay cosas que mejorar. No todo lo haces bien porque hay que contar con los rivales y más a este nivel. No llegas a los 16 equipos mejores de Europa, o a los últimos ocho, si no haces las cosas bien. Es impensable a este nivel tenerlo todo siempre controlado.

"Hay muchos equipos que también tienen que defender y lo hacen bien como nosotros. Quizá en otros partidos también tengamos que hacerlo" anunció Setién, dejando claro que "no somos tan buenos como para controlar los 90 minutos, porque ningún equipo lo es".

Sobre Lionel Messi y sus molestias, por fin, el entrenador descubrió que ya al descanso "le hemos preguntado cómo estaba y ha ido bien. Tiene un golpe fuerte y aunque mañana le dolera un poco más espero que no tenga problemas para jugar contra el Bayern".