<
>

Radamel Falcao, revulsivo en Rayo desde el banco de suplentes

El regreso de Radamel Falcao tras dos meses lesionado es la mejor noticia que tuvo Rayo Vallecano en la última jornada, puesto que el colombiano rescató un punto para su equipo y marcó su cuarto tanto de la temporada como revulsivo saliendo desde el banco de suplente.

Las lesiones le impidieron la continuidad a Falcao durante este curso. De hecho, el colombiano se perdió hasta once partidos esta temporada por ese motivo. Jugó 21 encuentros oficiales pero solo ocho como titular y acumula 782 minutos de juego.

De los seis goles que lleva marcados esta temporada cuatro fueron saliendo desde el banco y todos salvo uno, el que anotó en el Santiago Bernabéu frente a Real Madrid, valieron puntos para Rayo.

El último gol de Falcao fue la pasada jornada, ante la Real Sociedad, cuando salió al campo en el minuto 77 y en la primera jugada se encontró un balón rechazado en un poste para empujarlo a la red y empatar un partido que permitió sumar un punto que le da a Rayo la permanencia de manera virtual.

Fue su primer gol en casi seis meses sin ver puerta en los que ha pasado más tiempo alejado de los terrenos de juego que sobre el césped. En la primera vuelta marcó cinco goles, tres de ellos saliendo del banco frente a Getafe, Athletic Club de Bilbao y Real Madrid.

También marcó ante Cádiz, al que ganaron, y frente a Barcelona, cuyo gol permitió a Rayo sumar una victoria histórica ante el conjunto azulgrana, algo que no lograba desde 2002.

Para los cuatro últimos partidos de Liga frente a Getafe, Villarreal, Mallorca y Levante, Rayo tiene como objetivo sacar los mayores puntos posibles y subir puestos en la clasificación. Para ello cuenta con un refuerzo de lujo para este tramo final, Radamel Falcao, que está pendiente de cerrar algunos flecos en su contrato para ampliar su vinculación con el equipo madrileño hasta 2023.