<
>

Repaso 2021-22 de LaLiga: Se impone el Real Madrid y el Atlético retrocede

play
Ancelotti habla sobre el partido ante Levante pero no del mercado de fichajes (1:17)

El entrenador del Real Madrid quiere darle minutos a varios jugadores, se enfoca en los partidos por delante y no quiere saber nada de hablar de los posibles refuerzos (1:17)

Seamos sinceros: esta no ha sido la temporada más emocionante en la historia de LaLiga. Evidentemente, el dramatismo de las incursiones de Real Madrid y Villarreal en Champions League no se trasladó a su juego doméstico. El Madrid aseguró su título de liga número 35 a falta de cuatro encuentros por disputar, y sus probabilidades de ganar dicho título nunca han bajado del 80% desde inicios de 2022, según el índice SPL de FiveThirtyEight.

La carrera por los cuatro primeros puestos pudo haber sido de suspenso absoluto porque los equipos que ocupan el segundo, tercer y cuarto puestos (Barcelona, Sevilla y Atletico Madrid, respectivamente) no han sumado totales de puntos particularmente exorbitantes. Ni el Real Betis, quinto de la tabla, ni la Real Sociedad (dueña del sexto puesto) han podido evitar un bajón primaveral, y si bien ninguno de estos equipos se encuentra matemáticamente eliminado de quedar entre los cuatro mejores, tienen muy pocas probabilidades de asegurar un cupo para la próxima edición de la Champions League.

La lucha por el descenso aún podría ser dramática: tanto Levante como Alaves descenderán con toda seguridad; sin embargo, la última plaza podría recaer en una buena cantidad de equipos (con mayor probabilidad Mallorca, Granada o Cadiz). Salvo que se produzca un drama masivo, tal como redacté en el resumen de Bundesliga la semana pasada, las temporadas son largas y memorables, y adquieren su personalidad propia.

A continuación, hablaremos sobre algunas de las historias más interesantes de la campaña de LaLiga.


Cómo el Real Madrid dominó LaLiga

En la mayoría de los casos, la conducción es una estadística de defensores. Estos son los jugadores con mayores probabilidades de empujar el balón hacia adelante en las zonas más largas del césped, en parte porque esa área de la cancha suele estar menos abarrotada de futbolistas durante el armado de jugadas.

Según los datos de Sports Info Solutions, siete jugadores han conducido el balón a una distancia superior a 7,700 metros en LaLiga este año: cuatro defensas (incluyendo el recién llegado al Real Madrid David Alaba), dos mediocampistas... y Vinicius Junior. El atacante del Real Madrid no sólo es primero en esta categoría, sino que sus 10,165 metros superan en 1,600 al lateral izquierdo del Celta Vigo Javier Galan.

Si el DT del Real Madrid Carlo Ancelotti ha repercutido particularmente en un jugador con su filosofía de "desplegar tácticas básicas y dar espacio a los jugadores increíbles para que hagan las cosas en las que son increíbles", es en el joven Vinicius (21 años), por encima de cualquier otro miembro de la plantilla blanca.

Esta temporada, Karim Benzema ha sido devastador y sinceramente digno de llevarse el Balón de Oro. Sus 43 goles y 13 asistencias en todas las competiciones, y el hecho de que ha convertido 15 tantos en una campaña de Champions (en la que ha marcado 10 de los 14 goles de su equipo en la eliminatoria) son dignos de todos los elogios posibles. Sin embargo, también podrían hacerse sólidos argumentos de que el surgimiento de Vinicius (18 goles y 15 asistencias en todas las competiciones) han tenido casi la misma importancia que las hazañas del artillero galo.

La única diferencia importante entre el Real Madrid de la temporada pasada y el del torneo actual es la frecuencia con la que han maniobrado el balón en áreas peligrosas y el brasileño ha sido clave en ello. Intentan aproximadamente 2.7 remates más por partido y terminan 2.4% más de sus posesiones en el tercio final, y las conducciones (426.3 en la temporada 2020-21, distante segundo debajo del Barcelona; 504.5 en 2021-22, primero) han sido razón importante detrás de ellos.

Con Ancelotti reduciendo sus niveles de presión con la intención de ayudar a un mediocampo en franco envejecimiento, la defensa del Real Madrid ha sido más pasiva y ha permitido más tiros en la actual temporada; sin embargo, eso no ha importado, porque la Casa Blanca avanza mejor el balón e intenta más remates (y de la misma calidad que antes). Y a pesar de sus hazañas heroicas y remontadas a finales de los partidos de Champions, su superpoder para esta temporada de LaLiga ha sido la habilidad para aumentar ventajas.

Diferencia de gol del Real Madrid (por 90 posesiones) por situación de partido:

  • Empatado: +1.1 en 2020-21 (primero en LaLiga), +1.0 en 2021-22 (primero)

  • En desventaja: +1.1 en 2020-21 (cuarto), +1.1 en 2021-22 (segundo)

  • En ventaja: +1.0 en 2020-21 (tercero), +1.9 en 2021-22 (primero)

Benzema, Vinicius y Marco Asensio suman 23 goles y siete asistencias con el Real Madrid aventajado en la pizarra. Dicho de otra forma, cierran la puerta cuando tienen la oportunidad (Asimismo, si bien Asensio ha mostrado un nivel bastante sólido, es alucinante pensar en lo que la dupla Benzema-Vinicius podría ser capaz de hacer si Kylian Mbappe parte del Paris Saint-Germain con rumbo al Real Madrid en la próxima temporada baja).

El Atleti vs. un caso terrible de regresión a la media

play
5:02

¿Cuál debería ser el plan de Ancelotti de ahora en más?

Nuestros expertos debaten sobre los pasos que debería dar el entrenador del Real madrid para llegar de la mejor manera a la final de La Champions

Esta es la decimoctava temporada consecutiva en la que Real Madrid, Barcelona o Atlético de Madrid ganan el título de Liga. En consecuencia, prácticamente todos los artículos de resumen de temporada pueden empezar con "Por qué ganó un equipo" seguido por "Por qué no ganaron los otros dos".

Analizamos recientemente al Barcelona, aquella obra en construcción plagada por las deudas (aunque cada vez más interesante). Durante gran parte del inicio de temporada, todo parecía indicar que podían correr peligro de quedar eliminados de la próxima edición de la Champions tras la partida de Lionel Messi; sin embargo, lograron mostrar cierto nivel bajo las órdenes de la leyenda del club Xavi Hernández. Dependen demasiado del joven volante de 19 años Pedri en lo que respecta a su creatividad (lo que representa un problema, considerando que ha pasado gran parte de la temporada lesionado); necesitan entender qué quieren de sus laterales y probablemente requieran de un atacante más para la próxima temporada. Sin embargo, parecen haber hecho lo necesario para evitar cualquier repercusión de la salida de Messi a largo plazo.

Por su parte, el Atlético de Madrid ha pasado toda la temporada demostrando el concepto de regresión a la media.

Es fácil entender que el Atlético tuvo un poco de suerte en la pasada temporada. Ganaron el título de LaLiga en 2020-21 a pesar de una diferencia de goles esperados (xGD) de apenas plus-0.44 (quinto mejor en el circuito) y con un porcentaje de atajadas de 20 puntos porcentuales mejor que el de sus rivales. A pesar de lo maravilloso que ha sido el portero Jan Oblak a través de los años, probablemente esto fue demasiado bueno. Era válido suponer que si bien la plantilla de Diego "Cholo" Simeone podía tener en teoría la misma calidad esta temporada (o hasta mejor con los fichajes de Rodrigo De Paul y Matheus Cunha, junto con el regreso de Antoine Griezmann cedido por el Barcelona), sería difícil repetir el total de 86 puntos del año pasado.

Sin embargo, en vez de regresión a la media, hemos visto un caso de regresión más allá de la media hasta alcanzar el otro lado. De hecho, la diferencia de goles del Atleti ha mejorado hasta +0.57 para esta temporada, permitiendo remates con un valor de apenas 1.0 xG por partido, que representa una ligera diferencia con el 1.1 del año pasado. Sus estadísticas de ataque y posesión son prácticamente las mismas. A pesar de ello, los colchoneros mantienen ritmo para terminar la campaña con 69 puntos y quedar en un reñido cuarto lugar, porque Oblak ha pasado de atajar demasiados remates a no atajar los suficientes.

Sin embargo, en vez de regresión a la media, hemos visto un caso de regresión más allá de la media hasta alcanzar el otro lado. De hecho, la diferencia de goles del Atleti ha mejorado hasta +0.57 para esta temporada, permitiendo remates con un valor de apenas 1.0 xG por partido, que representa una ligera diferencia con el 1.1 del año pasado. Sus estadísticas de ataque y posesión son prácticamente las mismas. A pesar de ello, los colchoneros mantienen ritmo para terminar la campaña con 69 puntos y quedar en un reñido cuarto lugar, porque Oblak ha pasado de atajar demasiados remates a no atajar los suficientes.

En Champions, Oblak registró 3.8 goles evitados, su mejor total desde la edición 2016-17, así que no hablamos de un caso en el que haya olvidado repentinamente todos sus conocimientos sobre la posición de arquero. Probablemente tendrá una temporada bastante normal para Oblak en 2022-23. Sin embargo, a veces el azar puede ser un imbécil y destrozó la temporada del Atleti.

Aún está por definirse en cuánto ha destrozado la temporada colchonera: el Atleti tiene seis puntos de ventaja sobre el Betis para el cuarto lugar y una plaza en la próxima edición de Champions. Suponiendo que mantengan esa ventaja (y el SPI de FiveThirtyEight les da 99% de probabilidades de lograrlo tras su victoria en el derbi del fin de semana contra el Real Madrid), el daño será mínimo. Pero el Atleti aún tiene en agenda choques con Sevilla y Real Sociedad, por lo que el trabajo no ha acabado.

play
1:29

Para festejarlos más de una vez - Los golazos que nos regaló LaLiga el fin de semana

La fecha 35 del fútbol español tuvo verdaderos golazos. De volea, disparos fuera del área o de jugadas colectivas. Repasamos los mejores cinco de la jornada.

¿Cambiarán los cuatro primeros en algún momento?

Las probabilidades favorecen para que esta sea la tercera temporada consecutiva en la que Real Madrid, Barcelona, Atleti y Sevilla queden entre los cuatro primeros puestos de la tabla de liga y aseguren sus cupos a la Champions (Por su parte, el Villarreal también aseguró su pase esta temporada con el título de la edición anterior de Europa League).

Estamos acostumbrados en saber a dónde pararán tres de dichos cupos, obviamente, pero típicamente la cuarta plaza ha estado en juego. Desde 2013, cuando el Atlético surgió oficialmente como equipo potencia al mando del "Cholo" Simeone, Sevilla y Valencia han asegurado el cuarto puesto en tres ocasiones, con Villarreal, Athletic Club y Real Sociedad haciendo lo propio una vez cada uno y el Getafe (2019) y Celta de Vigo (2016) acercándoseles. La ventaja de tres años del Sevilla es una rareza, y la ventaja pudo haberse esfumado si analizamos el desarrollo de la segunda mitad de la temporada de LaLiga.

En el minuto 88 de su enfrentamiento contra el Atlético de Madrid del 18 de diciembre, Lucas Ocampos marcó de rebote tras un tiro de esquina para darle al Sevilla la victoria 2-1. Fue el tercer triunfo consecutivo del equipo por la mínima. Empataron con el Barcelona en su siguiente encuentro y después vencieron 1-0 en sus compromisos contra Cádiz y Getafe, dándoles 12 unidades de ventaja al Barça y quedando a cinco del Real Madrid a falta de un partido por jugar el 9 de enero. Fue un ciclo increíble para la plantilla de Julen Lopetegui; sin embargo, ganar con tanto dramatismo normalmente es insostenible. El Sevilla tenía promedio de 2.2 puntos por partido a estas instancias de la temporada de liga (con ritmo para optar por el título o quedar muy cerca de él); sin embargo, sus estadísticas base eran un poco peores que las generadas en temporadas recientes.

Resulta que eso era definitivamente insostenible.

Desde el 10 de enero, han disputado 13 partidos decididos por cero o un gol, sumando apenas 15 puntos en ellos. Luego de generar un diferencial xG de plus-0.55 por partido en la temporada 2020-21, el Sevilla ha visto caer dicha cifra a solo plus-0.11 en este torneo, octavo en LaLiga. Las victorias reñidas los hicieron subir por un tiempo, pero después los golpeó la regresión. Salvo un sorprendente colapso a finales de temporada, es probable que no les cueste perder su cupo entre los cuatro mejores (tienen siete unidades de ventaja sobre el Betis, a falta de tres partidos por disputar), aunque han vuelto a quedar dentro del lote de otros contendores por los cuatro primeros puestos y podrían quedar metidos en una lucha a muerte por mantener su cupo para la venidera edición de la Champions.

Obviamente, los movimientos del mercado de la próxima temporada baja jugarán un papel importante (y por ahora, impredecible) para decidir la jerarquía de la próxima temporada. De todos modos vale la pena mencionar que, en teoría, cinco clubes tienen nóminas básicamente similares en estos momentos, y eso podría hacer que la carrera por el cuarto puesto sea bastante interesante el próximo año.

Estos son los cinco equipos que actualmente se ubican entre los mejores de LaLiga en diferencia de goles esperados y valor de mercado, según Transfermarkt:

  • Villarreal: tercero en xGD, sexto en valor

  • Real Sociedad: séptimo en xGD, quinto en valor

  • Sevilla: octavo en xGD, cuarto en valor

  • Real Betis: sexto en xGD, octavo en valor

  • Athletic Club: quinto en xGD, noveno en valor

El Valencia es séptimo en valor de mercado, pero ocupa el puesto 13 en xGD, mientras que Levante y Rayo Vallecano son noveno y décimo en la primera estadística, respectivamente, pero ostentan los puestos 15 y 20 en la última.

Un nombre de los miembros de la lista anterior debería resaltara para cualquiera que haya visto las recientes semifinales de la Champions. El Villarreal superó a Juventus y Bayern Munich en las rondas eliminatorias y sostuvo empate con el Liverpool para llegar a la prórroga, con incomodidad extrema, durante 150 minutos en semifinales hasta quedar sin energía y sucumbir. El club regularmente juega por encima de sus posibilidades y se ha ganado a pulso la ronda de artículos triunfantes sobre "¿Cómo lo hicieron?" gracias a sus esfuerzos en Europa.

Por supuesto que el Submarino Amarillo actualmente tiene el séptimo puesto de la tabla de LaLiga y necesita de una victoria para clasificar a la Europa Conference League. Están a una unidad de quedar eliminados de cualquier competición europea. El Villarreal fue el anti-Sevilla a inicios de temporada, incapaz de sellar triunfos reñidos. Sufrieron empates en cinco de sus primeros seis encuentros de liga (incluyendo sendos resultados 0-0 contra tres oponentes de baja tabla) y perdieron 2-1 a manos de Osasuna y Athletic de Bilbao. Mientras se posicionaban bien para avanzar en Champions, estaban en el puesto 14 de LaLiga, a 10 de los cuatro mejores de cara a la Fecha 12.

Desde entonces, solo Real Madrid y Barcelona han generado más puntos que la plantilla de Unai Emery. Pero ese agujero del inicio les pasó factura y mientras concentraban toda su energía en la Champions, sufrieron derrotas imperdonables en liga ante Cádiz (1-0), Levante (2-0) y Alavés (2-1). Se hubiesen ganado esos tres encuentros contra rivales amenazados con descender y hoy mismo estuvieran a dos puntos del cuarto lugar. Qué lástima.