<
>

Santiago Solari sale vivo de su primer clásico

play
Clásico intenso y parejo que tuvo a los DTs como protagonistas por sus aciertos (2:02)

Real Madrid dominó la primera parte, y Barcelona lo equilibró en la segunda parte. (2:02)

Real Madrid sacó un empate por 1-1 en el clásico ante Barcelona por la ida de la Copa del Rey disputado este miércoles en el Camp Nou. El primer encuentro ‘grande’ para el entrenador merengue, Santiago Solari, luego de 100 días en el cargo, al que llegó con un bagaje de sólo 23 partidos dirigidos (18 victorias, cuatro derrotas y un empate).

El de este miércoles ha sido su partido número 20 sin perder al frente del Real Madrid.

Con el empate en Barcelona se convirtió en apenas el sexto entrenador de los 15 que han pasado por el banquillo del Real Madrid en lo que va del siglo XIX que no cae derrotado en su primer clásico del futbol español. Y sólo el cuarto en hacerlo en el Camp Nou, tras Carlos Queiroz (2003), Bernd Schuster (2007) y Zinedine Zidane (2016).

A diferencia de Solari, sus antecesores salieron victoriosos de la cancha del máximo rival, pero el argentino lo ha hecho apenas tres meses y medio después de que el equipo merengue cayera goleado por 5-1 en la misma cancha, en el primer clásico de Liga. Derrota que, además, firmó la sentencia de su antecesor, Julen Lopetegui, y aceleró su ascenso al banquillo del primer equipo después de dos años y medio a cargo del filial, Real Madrid Castilla.

“Las comparaciones son siempre infructuosas. Lo que sí mostramos, o confirmamos, es que es un grupo que trabaja muy en serio”, dijo al respecto en rueda de prensa tras el encuentro.

La mejoría que muestra su equipo en un periodo relativamente corto, en juego y números, es llamativa.

Bajo la guía de Solari, el equipo merengue ha registrado 18 victorias, dos empates y cuatro derrotas para un 75 por ciento de triunfos. Con Julen Lopetegui en el banquillo, el conjunto merengue apenas registró un 42 por ciento de victorias, luego de seis partidos ganados de 14, por el mismo número de derrotas y dos empates.

Sus números de cara a gol también muestran una mejoría notable. Ya son 58 goles anotados por 23 encajados. Con Lopetegui, Real Madrid marcó 21 goles, uno más de los 20 que encajó en 14 partidos.

Además, ha dado oportunidad a los jóvenes talentos, Sergio Reguilón, Marcos Llorente, Vinicius Júnior o Lucas Vázquez, quienes hasta su llegada habían tenido un papel marginal y secundario en caso del gallego.

Reguilón se ha hecho ya con el puesto, al menos en la Liga, en la banda izquierda, por delante de Marcelo, mientras Marcos Llorente ha llegado para poner presión sobre Casemiro en la media.

Pero su gran acierto ha sido dar rienda suelta a Vinicius. A los 18 años se ha convertido en el dueño del extremo izquierdo merengue. Suma diez titularidades consecutivas, incluida la de este miércoles, con actuaciones clave en el ataque merengue. En la Copa, lidera el ranking de asistentes con seis pases a gol.

En tanto, ha dado la titularidad prácticamente fija en ataque a Lucas Vázquez, quien hasta su llegada había tenido un papel secundario como suplente.

Y fue Lucas Vázquez – al único jugador que reservó el fin de semana expresamente para disputar el clásico – quien de momento le ha dado vida, a Solari y el Madrid, gracias al tanto con el que abrió el marcador en el Camp Nou.