<
>

LaLiga propone mover el Clásico al Bernabéu

play
Pep Guardiola hace un llamado a la comunidad internacional a intervenir en el conflicto en Cataluña (2:05)

El DT catalán considera que es un ataque a los derechos humanos la sentencia a los líderes independentistas. (2:05)

BARCELONA -- LaLiga ha solicitado al Comité de Competición de la Federación Española de Futbol que el Clásico entre Barcelona y Real Madrid del próximo 26 de octubre se dispute en el Santiago Bernabéu en vez de en el Camp Nou debido a la situación política que se está viviendo en España tras la sentencia del procés, fuentes confirmaron a ESPN FC.

El Real Madrid se ha mostrado sorprendido por la noticia y fuentes del club blanco han confirmado a ESPN FC que son reacios a cambiar la sede.

Por su parte, el Barcelona recibió la notificación en la tarde del miércoles y tiene tres días para presentar alegaciones pero fuentes del club confirmaron a ESPN FC que su intención es que el partido se dispute en el Camp Nou, tal y como está previsto en el calendario original.

En el Barça son conscientes de los altercados y protestas que se están viviendo en la ciudad y en toda Cataluña en los últimos días, pero no creen que la solución sea cambiar la sede del partido.

“Hay que tener tranquilidad y calma y pensar que un partido de fútbol no tiene que entrar en considerarse un punto de conflicto. Es el partido que se espera en todo el mundo y la sociedad debe ser muy responsable”, declaró a ESPN FC una voz autorizada del Barcelona.

En el club azulgrana esperan a ver cómo avanzan los acontecimientos, sabedores de que los cortes de carretera están siendo constantes, que hubo un intento por ocupar el aeropuerto de El Prat y que protestantes han saboteado varias líneas ferroviarias después de que el Tribunal Supremo impusiera penas de entre 9 y 13 años de cárcel a los nueve líderes independentistas catalanes condenados por sedición en el juicio del procés. No obstante, la misma fuente añade: “Aquí el partido de futbol en sí queda en un segundo plano, aunque el escenario principal, el Camp Nou, es un altavoz mediático importantísimo. No se puede hacer de este partido un espectáculo que no sea futbolístico”.

En el club azulgrana valoran que hay muchos aficionados fuera de Barcelona y de todas las partes del mundo que compraron sus entradas, sus billetes de avión y tienen reserva de hotel desde hace tiempo, por lo que cambiarlo todo ahora resultaría un serio agravante.

Después de la sentencia del procés, el Barcelona ya emitió un comunicado en el que solicitaba diálogo: "La resolución del conflicto que vive Catalunya pasa, exclusivamente, por el diálogo político. Por eso, ahora más que nunca, el Club pide a todos los responsables políticos que lideren un proceso de diálogo y negociación para resolver este conflicto, que también debe permitir la liberación de los líderes cívicos y políticos condenados”.

España miraba el miércoles a la región nororiental de Cataluña, tras dos días de choques violentos entre la policía y manifestantes que protestaban por la decisión del Tribunal Supremo español de condenar a prisión a nueve líderes independentistas catalanes.

Los estudiantes en la región hicieron huelga el miércoles en varias localidades catalanas se iniciaron marchas que pretendían llegar a Barcelona el viernes. Los organizadores les instaron a mantener la protesta pacífica, como habían sido la mayoría de las manifestaciones independentistas hasta esta semana.

Aun así, las marchas causaron problemas de tránsito en la acomodada región al avanzar por la autopista.

El servicio de trenes de alta velocidad entre Barcelona y Girona, cerca de la frontera con Francia, quedó interrumpido debido a "sabotaje", según el gobierno español.

El tráfico en el centro de Barcelona se vio afectado por la enorme operación de limpieza para retirar los restos de barricadas y contenedores de basura incendiados por miles de manifestantes que chocaron con policía antimotines el martes por la noche.