<
>

Gerard Piqué estará disponible para el Clásico contra Real Madrid

play
Quique Setién: 'Doy por bueno el resultado' (1:11)

El técnico del Barcelona analizó el empate logrado en Nápoles. (1:11)

NÁPOLES -- Gerard Piqué sufrió una torcedura de tobillo en los instantes finales del partido ante el Napoli y aunque al abandonar el estadio, camino del autocar que debía llevar a la expedición del Barcelona hacia al aeropuerto, lanzó un mensaje de optimismo, su presencia en el Clásico del domingo en el Bernabéu parecía estar en duda.

Este miércoles, ya en Barcelona realizó recuperación post partido con normalidad y se confirmó que solamente sufrió una contusión en el tobillo, lo que no pone en riesgo su participación en el Clásico ante el Real Madrid.

En el entrenamiento de este mediodía participaron los jugadores disponibles -siguen lesionados Luis Suárez y Dembélé, de larga duración, así como Sergi Roberto y Jordi Alba-, además de los jugadores del filial Iñaki Peña, Ronald Araujo, Akieme, Riqui Puig, Collado y Ansu Fati.

La primera exploración que se le efectuó en el mismo vestuario de San Paolo no había arrojado mucha luz a sus molestias debido a la hinchazón y aunque con el paso de los minutos el central catalán evidenció mejoría, saliendo sin cojear del estadio, los médicos del club establecieron para este miércoles, ya en Barcelona, la realización de pruebas específicas para descartar un esguince de importancia, prefiriendo ser cautos en sus estimaciones.

En el seno del Barcelona, que no puede contar con Sergi Roberto, lesionado el lunes, no hay optimismo respecto a la recuperación de Jordi Alba, cuyos primeros análisis dejaron en el aire su puesta a punto para el partido frente al Real Madrid, aunque a cuatro días vista parece muy improbable que el lateral esté en condiciones de ser tenido en cuenta por Quique Setién, quien a pesar de su discurso optimista se encuentra con una plantilla muy corta en el tramo final de la temporada.

De hecho, si la situación pensando en el Clásico es problemática, de cara al partido de vuelta frente al Napoli en Champions es aún más delicada. Y es que a las ausencias de Dembélé y Luis Suárez por lesión deberá sumar las de Busquets y Arturo Vidal, sancionados, además de estar pendiente de la recuperación de Sergi Roberto, que llegaría a la cita muy justo de tiempo con lo que el entrenador podría contar con solamente 12 jugadores (dos de ellos porteros) del primer equipo para afrontar el asalto a los cuartos de final de la máxima competición continental.