<
>

Las dudas que esperan respuesta tras el paro en la liga española

play
LaLiga pone pausa de dos semanas mientras que la UEFA evalúa sus principales eventos (2:17)

Esta tarde se jugarán algunos partidos programados en la Europa League, mientras que eventos como la Champions y la Eurocopa se valorarán el próximo martes. (2:17)

BARCELONA -- España se quedó sin fútbol por dos semanas, como mínimo, y atendiendo a los asuntos más básicos y urgentes, como es la lucha contra el coronavirus, la Liga se paralizó sin olvidar sus clubs qué consecuencias deportivas acarreará este parón

¿A quién beneficia o perjudica el parón?
Entendiendo que económicamente perjudica a todos los clubes, deportivamente la situación se contempla de otra manera...

Aunque, de entrada, con los futbolistas recluidos en sus domicilios podría sentenciarse que el beneficio es mínimo.

A equipos como la Real Sociedad por arriba (cuatro victorias en sus cinco últimos partidos) o Celta por abajo (cinco jornadas sin perder) parar la Liga es un fastidio, al contrario que a otros como Villarreal (tres derrotas consecutivas), Valladolid (tres derrotas en cuatro jornadas) o Eibar (cuatro derrotas en sus cinco últimos partidos.

¿Los grandes?
El Barcelona puede tomarlo de buena gana pensando en la recuperación de Luis Suárez pero, más a corto plazo, de Sergi Roberto y Arthur Melo además de ganando tiempo para, si puede volver a entrenar, empaparse de los sistemas de Quique Setién... Además de enfriar el ruido de fondo que en los dos últimos meses creció en su entorno a cuenta de no pocas polémicas.

Para el Real Madrid, solo una victoria en cuatro jornadas y buscando una remontada milagrosa en Manchester, detener la actividad es, dentro de lo malo, una noticia de fondo excelente para cambiar esa dinámica negativa, poner a punto a sus jugadores y encarar, al regreso, con mejor cara los partidos restantes.

¿Un nuevo calendario?
La Liga tiene, hoy por hoy, dos jornadas aplazadas. Así, en el mejor de los casos, se reanudaría el campeonato en el primer fin de semana de abril... Y, también en el mejor de los casos, podrían regresar al escenario la Champions y la Europa League.

Esto querría decir que, más allá de que se mantuviera o no en el calendario la Eurocopa, el campeonato español debería apretar aún más el calendario y encontrar fechas donde apenas las hay. O sí. Se daría el caso de tener que disputarse dos jornadas por semana, anulando la prohibición de jugar los lunes.

Esta circunstancia afectaría de sobremanera a los equipos que siguieran en Europa, cuyo descanso sería ya no mínimo, sino inexistente. Seguro en el caso del Atlético de Madrid, probable en el del Barcelona, posible para Sevilla y Getafe (incluso aumentado por tener que jugar completa su eliminatoria de Europa League, ida y vuelta) e improbable, que no imposible, para el Real Madrid.

¿Cambios? Aunque la especulación respecto a que la temporada no pudiera reanudarse está en el ambiente, tanto Liga como Federación mantienen silencio y, en silencio, trabajan con un escenario de mínimos puesto que su intención es agotar todas las opciones para acabar el curso en los campos.

LaLiga tiene marcado el tercer fin de semana de mayo (16-17) como fecha límite para salvar la temporada. De ahí hasta el 30 de junio (final oficial de la campaña) quedarían siete semanas en las que habría que encajar las 11 jornadas restantes, además de la final de Copa del Rey que organiza la Federación.

Jugándose dos jornadas semanales, también se tiene en cuenta el cambio en el calendario continental, en que la UEFA confía igualmente reanudar Champions y Europa League (se especula que pudiendo jugar los cuartos y semifinales a partido único). Y muy probablemente, en la Segunda División desaparecería el play-off, ascendiendo directamente los tres primeros clasificados.