<
>

El plantel del Barça ya está al tanto de que tendrá una reducción salarial

play
LaLiga pone pausa de dos semanas mientras que la UEFA evalúa sus principales eventos (2:17)

Esta tarde se jugarán algunos partidos programados en la Europa League, mientras que eventos como la Champions y la Eurocopa se valorarán el próximo martes. (2:17)

BARCELONA -- La plantilla del FC Barcelona ya conoce de primera mano las medidas de choque que le afectan en el planteamiento del club para hacer frente a la crisis económica que ya le afecta por la pandemia del coronavirus.

Una fuente autorizada de la entidad azulgrana explicó a ESPN Digital que el presidente mantuvo “contactos iniciales” con los capitanes (Messi, Busquets, Sergi Roberto y Piqué) en que les trasladó la necesidad de una reducción salarial, encontrando buena predisposición por parte de los futbolistas.

Durante la Junta Directiva que se llevó a cabo telemáticamente el viernes, Josep Maria Bartomeu dio cuenta de los problemas a los que se enfrenta el club por la caída de ingresos que se ha producido en las últimas semanas, solventando que era necesario un plan de choque entre el que destacó una reducción temporal del salario de los futbolistas, decisión que se acordó entre los directivos y a la espera de que el presidente lo comunicase directamente a los interesados.

El primer sondeo de Bartomeu con los capitanes fue “positivo”, a falta de concretar en qué cantidades les afectaría puesto que las conversaciones aún están en una fase muy inicial y, también, a la espera de conocer la opinión general de la plantilla al ser informada. De hecho, aún debe conocerse hasta cuándo se prolongará la actual situación de parón y en qué medida afectará, por el plazo de tiempo, a los jugadores.

Desde el club se entiende que los futbolistas aceptarán este recorte, conscientes de la difícil situación que se atraviesa en la entidad por el cierre de todas sus actividades, que van más allá de la suspensión de los partidos y lo que ello representa en la pérdida de ingresos por televisión y taquillaje. Y es que el Barcelona se ha visto obligado igualmente a cerrar todas sus instalaciones, provocando que, por ejemplo, la clausura temporal del Museo o de las tiendas le signifiquen unas pérdidas millonarias.

Las intenciones del club azulgrana no son una excepción en el mundo del fútbol. El presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) Gabriele Gravina ya avanzó el viernes que hablar de reducción de salario entre los futbolistas “no puede ser un tabú” y este lunes hay prevista una reunión vía telemática con miembros de la ECA, la UEFA y diversas Ligas europeas en las que se estudiarán fórmulas conjuntas para enfrentarse a la crisis que sacude al fútbol mundial.