<
>

Roberto Carlos: "El fichaje de Figo con el Real Madrid fue el mejor de la historia"

play
Figo, siendo derecho, era capaz de pegarle tan bien como Roberto Carlos a un tiro libre con perfil para izquierdo (1:07)

Recordamos este golazo de pelota quieta de Luís Figo ante el Eibar en la Copa del Rey en 2004. (1:07)

Roberto Carlos, exfutbolista del Real Madrid, recordó cuando el conjunto merengue fichó a Luis Figo, procedente del FC Barcelona, y todas las implicaciones que tuvo esta operación.

“El fichaje de Figo fue el mejor de la historia y no lo podían soportar allí. Sabíamos la que se nos venía encima, lo veíamos venir. Ya en el camino al estadio fuimos apedreados.

“Y luego lo del cochinillo, lo de la botella de whisky... En el último partido que jugamos ahí tuvimos que aterrizar en la terminal privada”, dijo en entrevista con ‘La Galerna’, el portal de opinión e información sobre el Madrid, en alusión a lo que fue el duelo ante el Barça, que fue repudiado por la afición azulgrana en el Camp Nou.

“En el Camp Nou siempre fue muy difícil jugar, algún insulto ha habido, pero yo los devolvía con una sonrisa y un pulgar hacia arriba”, agregó el brasileño sobre los Clásicos ante el Barcelona

Por otra parte, pese a que se le considera uno de los mejores laterales izquierdos de la historia, el exfutbolista se mosttró humilde al respecto.

“Nunca me consideré el mejor en posición, nunca. El mejor fue (Paolo) Maldini. Yo tuve la suerte de jugar en Madrid y en Brasil y mantener la regularidad. Aquel Madrid estaba muy compensado, todo el mundo cubría los huecos. Atacábamos mucho pero confiando en la calidad de la cobertura.

“Me ayudaron enormemente, porque establecían un sistema de juego que me daba libertad para atacar y defender cuando quisiera.

“Algunos decían que hacía daño en la portería contraria y también en la mía, pero los números les quitan la razón. A los extremos a los que me enfrentaba, como Figo, Joaquín o Finidi, les obligaba a esprintar cada vez que su equipo perdía el balón, porque ahí estaba yo y se desgastaban muchísimo”, agregó Roberto Carlos.