<
>

Cartas desde Barcelona: El calendario de LaLiga 2020-21 no cuadra con el de la UEFA

play
LaLiga regresa a las canchas (1:46)

Rodrigo Faez nos trae todos los detalles sobre el regreso de la Liga en España. (1:46)

BARCELONA -- La próxima temporada liguera “empezará el 12 de septiembre”. En pleno subidón por el regreso de LaLiga, oficializado para el 11 de junio, el presidente de la patronal anunció durante una mesa redonda organizada por el diario Marca la fecha de inicio del próximo curso. No dio más pistas... Lo hizo en pleno discurso reivindicativo de la importancia del fútbol en la sociedad, tanto a nivel económico como social. Y sin detallar los planes en los que trabaja su asociación.

¿Empezar el 12 de septiembre? Algo no cuadra. Acabando la Liga de esta temporada el 19 de julio (y el play off de ascenso el primer fin de semana de agosto) los futbolistas deberán acortar excepcionalmente sus vacaciones pero podrán cumplir el convenio establecido de un mes de descanso. ¿Todos? No. Y ahí aparece el problema.

Barcelona, Real Madrid y Atletico Madrid deberán jugar en agosto la Champions; Getafe y Sevilla FC la Europa League. Y sea cual sea el calendario y formato que establezca la UEFA en la disputa de ambas competiciones, teniendo en cuenta que aún hay pendientes partidos de octavos de final, los torneos no acabarían hasta bien entrado ese mes de agosto… Con lo que difícilmente (por no decir imposible) los jugadores podrán disfrutar de su descanso legal.

“La idea de la UEFA es jugar a partir de cuartos de Champions y Europa League League en una sede y a partido único, pero no hay nada confirmado. Lo decidirán el día 17”, descubrió el presidente del Getafe, Ángel Torres, abriendo nuevos interrogantes. Si en un principio se especuló con el 29 de agosto como fecha para la final de la Champions y cuatro días antes, el 25, para la final de la Europa League, entendiendo que se mantendría el sistema de partidos a ida y vuelta, esta nueva y circunstancial modalidad recortaría los plazos pero igualmente se entiende imposible acabar antes del 12 de agosto, un mes antes, justo, del inicio de la Liga del próximo ejercicio.

A partir de aquí la pregunta, una de ellas, es: si cualquier equipo español llegase hasta la final de su torneo continental (en el mejor de los casos serían hasta cuatro los cuatro finalistas), ¿se aplazarían sus primeros partidos de Liga de la siguiente temporada? De ser así, lo que se supone indiscutible, el torneo comenzaría cojo y así se mantendría durante no menos de un mes, teniendo que completarse jornadas entre semana en esos primeros meses de competición y ya teniendo que hacer ejercicios de equilibrismo para encajar el calendario con el comienzo de los torneos continentales, previstos, extraoficialmente, para el mes de octubre.

O Javier Tebas habló por hablar... O en LaLiga saben muchas cosas que el mundo, hoy por hoy, desconoce.