<
>

Messi y Ter Stegen, los únicos intocables de Quique Setién en el regreso del Barcelona

play
Hernán Pereyra: 'Hay que entender que el Barcelona estuvo más de dos meses parado' (2:27)

Pereyra pide a sus compañeros de Jorge Ramos y su Banda que consideren el contexto actual antes de hacer una crítica al equipo blaugrana. (2:27)

BARCELONA -- Marc-Andre Ter Stegen y Lionel Messi son intocables; con Luis Suarez no se quiere acelerar más de la cuenta, a Busquets y Gerard Pique se les cuida al detalle, con Frenkie de Jong no se corren riesgos, Antoine Griezmann mantiene la confianza y Sergi Roberto está asentado. Así podría resumirse el plan de Quique Setién en el Barcelona tras jugar los dos primeros partidos tras el parón del coronavirus

A la espera de descubrir los planes de Zinedine Zidane en el, teóricamente, exigente duelo que enfrentará al Real Madrid con el Valencia el jueves, la segunda jornada postpandemia mostró que el entrenador azulgrana, quejoso al darse a conocer la norma, ha tomado al pie de la letra la posibilidad de hacer cinco cambios y ha repartido minutos y protagonismo en el Barça de manera, casi, absoluta.

Solo Messi y Ter Stegen, tan innegociables como indiscutibles, han completado los dos partidos disputados por el líder, ante Mallorca y Leganés, y se entiende segura su presencia en el once inicial que el viernes enfrente al Barça con el Sevilla FC en el Sánchez Pizjuán, primer partido de alto riesgo al menos en la teoría y que invita a sospechar que después de tanta rotación pondrá en escena a los pesos pesados de la plantilla.

Ante el equipo de Lopetegui, tercero y que jugándose plaza de Champions provocará una prueba de máximo nivel, se contemplaría asegurada la presencia en el once de Ter Stegen, de Piqué, Jordi Alba, Busquets, De Jong y Messi. También de Clement Lenglet y Griezmann; probablemente de Sergi Roberto y Suárez (en su ‘debut’ como titular) y entre Ivan Rakitic, Arturo Vidal y Arthur se debería decidir la plaza restante.

Todas las rotaciones, todos los descansos vistos en los dos primeros encuentros se supone quedarán en un segundo plano en Sevilla.

CAMBIOS
Titulares en Mallorca, Jordi Alba, Ronald Araujo, De Jong y Martin Braithwaite no disputaron ni un minuto frente al Leganés. El primero de ellos, Alba, por sanción y sustituido por Firpo, el central dejando su lugar a un Lenglet que no había podido jugar en Son Moix al estar sancionado, y los dos restantes por decisión del entrenador, contemplándose la ausencia del holandés en las molestias que notó en la recta final del primer encuentro y que aconsejaron su descanso.

Entraron en el once, además de Lenglet y Firpo, Rakitic y Arthur, quienes ya habían tenido minutos en Mallorca, y Ansu Fati, la mayor novedad, y sorpresa, en el libreto de Setién, más aún conociéndose que durante la ‘pretemporada’ había tenido algún problema muscular, y dejando, otra vez, a Luis Suárez en el papel de refresco, en su paulatino retorno a una competición en la que, de momento, suma 69 minutos de los 180 posibles. También Nelson Semedo fue refresco de Sergi Roberto en los dos encuentros, jugando 19 y 37 minutos mientras Arthur, que jugó los últimos 19 en lugar de Busquets en Mallorca, fue sustituido por Ricard Puig a los 73 contra el Leganés.

Ni Griezmann, sustituido por Suárez en Mallorca, ni Busquets (por Arthur y Vidal respectivamente) completaron los dos partidos, al igual que Piqué, quien dio el susto el martes en una dura entrada que le afectó la tibia y provocó el ‘debut’ de Samuel Umtiti en la recta final del choque ante el colista.

Es precisamente Umtiti ahora mismo el jugador más dudoso en la plantilla. Argumentando Setién que no estaba en plenitud fue desplazado por Araújo en Mallorca, donde fue el único futbolista de la primera plantilla que no jugó ni un minuto, y quedó tras Lenglet ante el Leganés, conformándose con 17 minutos finales por, quizá, el golpe de Piqué.

Los porteros Neto e Iñaki Peña y los canteranos Collado y Monchu son, de momento, los únicos que han completado los 180 minutos en el banquillo, al margen del lesionado Dembélé, quien no está ni inscrito tras la lesión que sufrió en febrero y le mantendrá fuera del equipo hasta agosto.