<
>

Sergio Ramos: Coleccionista de títulos y goles que reclama el trono del mejor defensa de la historia

play
Moisés Llorens: '¿Somos idiotas? ¿Cómo Sergio Ramos va a a ser el mejor central de la historia?' (4:27)

Rodrigo Fáez, Moisés Llorens y Alex Pareja discuten si Sergio Ramos puede considerarse entre los mejores defensores centrales de la historia. (4:27)

MADRID -- Los últimos años de Sergio Ramos le han destapado como uno de los defensas más goleadores de todos los tiempos. El afán de superación del de Camas es tan grande que, con el tiempo, se ha ido reciclando. Llegados a este punto, y con todos los halagos recibidos, muchos se preguntan si ya es candidato al ‘título’ de mejor defensa de la historia.

Quizá para muchos sea excesivo y, para otros, completamente justo. Sin embargo, hasta el propio Gary Lineker se preguntaba en Twitter hace días si, dada la importancia del capitán del Real Madrid, Sergio no es el mejor defensa de todos los tiempos…

“Es incuestionable que es uno de los mejores jugadores de la historia. Cuesta encontrar a muchos mejores que él en su posición”. A partir de entonces, debate abierto.

Beckenbauer, Maldini, Bobby Moore, Pasarella, Baresi... Muchos son los nombres en la lista y pocos los que pueden compararlos entre ellos.

Más que nada porque el futbol no es el mismo en los 60 que en la actualidad. Para bien y para mal. En décadas anteriores había más anarquía, pero también peores condiciones; en la actualidad el nivel ha subido y es mucho más exigente, pero las comodidades son mejores. De ahí la dificultad de escoger entre uno por encima del resto, más allá de favoritismos personales.

Ciñéndonos a los datos, Sergio Ramos ya ha marcado más de 100 goles en toda su carrera deportiva. Sólo se quedó una temporada sin marcar, precisamente la de su debut con el Sevilla en 2003/04 en la que apenas disputó 7 partidos con el equipo andaluz.

Desde entonces, Ramos ha mantenido un nivel goleador que, hasta la temporada 2015/16, siempre estaba en el intervalo de entre tres y cinco goles, salvo la primera (03/04) y la última temporada de ese período (15/16), en los que sólo anotó dos goles en cada año.

Y precisamente ese último año fue un punto de inflexión para el capitán blanco. Con la confianza de la experiencia y sus ganas personales de batir récords, Ramos empezó a implementar el lanzamiento de tiros libres y resto de jugadas a balón parado.

Se empezó a incorporar al ataque con más frecuencia y el fruto de su trabajo dio sus resultados en forma de goles: 7, 4, 6 y 11 goles fueron los tantos marcados hasta el inicio de la presente temporada.

¿Es eso suficiente como para considerarlo el mejor central de la historia? Que cada cual forme su opinión. Sin embargo, pocos céntrales contemporáneos pueden presumir de esas cifras y pocos defensas de la historia pueden presentar unos datos parecidos. Y eso sin hablar, obviamente, de la importancia que tiene un central para el desarrollo del juego de su equipo.

El papel de Sergio Ramos es fundamental en la historia del Real Madrid. Su carácter, garra y trabajo son incuestionables. Sus goles, después de llegar a convertirse en el segundo máximo goleador del club en la campaña 19/20, confirman que su reciclaje es único. Y su personalidad nos esconde uno de los grandes talentos mundiales.

¿Eso bastaría para considerarle superior a Beckenbauer, Maldini o Moore? Juzguen ustedes mismos.