<
>

Griezmann sigue firme en su idea de retirarse en la MLS... Y llena de elogios a Beckham

play
Antoine Griezmann: 'Mi objetivo es retirarme en la MLS' (1:01)

El delantero del Barcelona habla con ESPN sobre su deseo de retirarse en la MLS, seguir los pasos de David Beckham y el desempeño de Carlos Vela. (1:01)

BARCELONA -- Antoine Griezmann ha vuelto a dejar claro durante una entrevista con ESPN que su idea a largo plazo siendo la de jugar en la MLS.

El delantero francés, fichado desde el Atlético de Madrid en 2019 a cambio de 120 millones de euros, tiene todavía contrato con el Barcelona hasta el 30 de junio de 2024, pero siempre se ha mostrado abierto a acabar su carrera profesional en los Estados Unidos.

“Sí, ese es el objetivo. Veamos si hay equipos que me quieran, pero es mi plan”, contestó Griezmann a ESPN durante el lanzamiento de las nuevas Puma Speed of Light.

Griezmann reconoce además que New York es “su ciudad favorita en EEUU” y admite ser “un gran admirador” de David Beckham, uno de los propietarios del Inter de Miami.

“Beckham sigue siendo mi ídolo”, afirmó durante su entrevista con ESPN para después añadir: “Sí, es él. Lo he dicho siempre, por lo que era en el campo, por esa derecha, por la imagen que daba dentro del campo y fuera también. Ahora mismo también es alguien increíble, todo lo que hace fuera del futbol para ayudar la gente… y su imagen es muy potente”.

El ahora delantero azulgrana tiene también en Carlos Vela otro motivo para probar algún día fortuna en la MLS ya que la estrella del LAFC y el atacante francés mantienen una estrecha relación desde que ambos jugaron juntos en la Real Sociedad.

“Todos sabíamos de Carlitos”, dijo Griezmann sobre las hazañas de un Vela que ha marcado 59 goles en 76 partidos partidos desde que fichó por el equipo angelino.

“Ya sabíamos, aquí ya la rompía con la Real y allí iba a ser lo mismo. Disfruto viéndole feliz, haciendo goles y ojalá pueda ganar un título con LAFC”, afirmó Griezmann.

Casualmente, Vela pudo ser futbolista del Barcelona medio año antes de que Griezmann recalase en el Camp Nou. El club catalán pidió entonces el préstamo por media temporada pero la franquicia californiana solicitó seis millones de dólares por medio año de cesión y el club catalán decidió no hacer frente a la operación.