<
>

Zidane cuenta con respaldo, pero hay matices que condicionan su futuro en el Real Madrid

play
¿El plantel es el problema del Real Madrid? (2:24)

Carolina de las Salas indaga en los problemas que tiene Zinedine Zidane con su equipo. (2:24)

MADRID -- La directiva del Real Madrid y el vestuario siguen confiando en Zinedine Zidane pero distintas fuentes reconocen a ESPN que existen ciertos “matices” que podrían condicionar el futuro del técnico francés de cara a una semana en la que el equipo blanco disputará tres partidos decisivos ante Sevilla, Borussia Mönchengladbach y Atlético de Madrid.

La derrota por 2-0 ante el Shakhtar Donetsk en la fase de grupos de la Champions League ha vuelto a poner en entredicho el futuro del técnico francés pero distintas voces aseguran a ESPN que en el club “no hay un debate en torno al entrenador”.

No obstante, las mismas fuentes admiten que existe cierto descontento con su poca apuesta por los jóvenes y su gestión de futbolistas como Martin Ødegaard y, sobre todo, Vinicius.

El Madrid tiene muchas esperanzas depositadas en el joven extremo brasileño, pero da la sensación de que Zidane no confía plenamente en él ya que ha sido suplente en los últimos cuatro encuentros ante Shakhtar, Alavés, Inter de Milán y Villarreal.

Las mismas fuentes insisten en que no se plantean prescindir de un entrenador que “ha dado todo” al club blanco y que hace solo cuatro meses conquistó el título de La Liga. Sin embargo, nadie se atreve a asegurar si Zidane tendrá fuerzas para continuar si se produce un descalabro ante el Sevilla y el equipo es eliminado de la Champions League la próxima semana.

“No, no me planteo dimitir. Estoy con fuerzas y queremos sacar esto adelante”, dijo francés en este sentido tras la derrota ante el Shakhtar.

No obstante, el Madrid podría decir casi adiós a sus opciones de ganar La Liga y la Champions en la misma semana ya que está a 7 puntos del liderato el campeonato local y necesita ganar al Mönchengladbach para seguir vivo en Europa.

Del mismo modo, un cambio de entrenador tampoco sería aconsejable desde el lado económico en un momento en el que el Madrid está haciendo malabarismos para amortiguar la falta de ingresos debido al coronavirus.

De hecho, en la tarde del miércoles, la Junta directiva se reunirá para aprobar el presupuesto del año, que será uno de los más ajustados de la década.

Otra parte importante de la ecuación es el vestuario. Fuentes cercanas cuentan a ESPN el apoyo a su entrenador sigue siendo “parecido” al de otras épocas y, a diferencia de la directiva, entienden las reticencias de Zidane en apostar por algunos de los jóvenes valores que están todavía en “proceso de formación”.

play
1:19

El Real Madrid arriesga el boleto a octavos

Los merengues cayeron 2-0 en Donetsk y podrían quedar eliminados fase en la última fecha. Reapareció Benzema, la mejor noticia para el Madrid.

En ese sentido, las mismas voces insisten a ESPN que el principal problema del equipo es la falta de gol que ya se arrastra desde la temporada pasada.

Al equipo le cuesta ver portería y, a pesar de que hay partidos en los que el Madrid ha goleado, el error está en la falta de una figura como la que tenían con Cristiano Ronaldo que adelante al equipo en los partidos.

El vestuario ya pidió el verano pasado un refuerzo, pero el club decidió no fichar a nadie por primera vez desde 1980.

Tanto desde el club como desde el propio cuerpo técnico se achaca la falta de regularidad del equipo al poco descanso que están teniendo los futbolistas en una temporada muy atípica y a la mala suerte con las lesiones de hombres clave como Sergio Ramos, Casemiro, Karim Benzema y, sobre todo, Eden Hazard.

Además, recuerdan que hay futbolistas que apenas pudieron descansar en verano y que la ausencia de una pretemporada les está afectando.

De una u otra manera hay que recordar que ya antes del Clásico del pasado 24 de octubre se vivió una situación parecida a esta nueva crisis.

El Madrid visitó el Camp Nou con muchas dudas en cuanto a la figura de Zidane. ESPN informó entonces que tampoco existía debate en torno al futuro de Zidane y el equipo solucionó la crisis con una contundente victoria por 1-3 ante su gran rival.

Ahora, falta por ver la reacción del equipo en los próximos partidos y, en especial, en el encuentro ante el Borussia Mönchengladbach. En relación a ese partido todos están de acuerdo: el Madrid depende de sí mismo y “hay que ganar”.