<
>

Cartas desde Barcelona: Messi, el generador de beneficios

play
Víctor Font: 'Es una vergüenza decir que Messi ha arruinado al club' (0:44)

El candidato a la presidencia del Barcelona, Víctor Font, habla sobre la filtración del contrato de Lionel Messi mientras pide unidad ante todos los adversarios. (0:44)

BARCELONA -- ¿Messi arruina al Barça? Una broma de mal gusto. Una noticia exclusiva de cualquier medio de comunicación merece, de entrada, la felicitación. ¿Filtración interesada? Seguro... Pero ojalá me la hubieran ofrecido a mi. A partir de aquí, la manera en que gestiones esa información ya es cosa tuya, de querer provocar, con más o menos fortuna, indignación por unas simples cifras, bestiales, sí, o la aproveches para ir más allá y a partir de ahí saques conclusiones más concretas o profundas.

Que Leo Messi es poco menos que el Rey Midas del futbol no es, ni era, ningún secreto y que en su condición de número uno firmó en noviembre de 2017 un contrato excelente es algo que todos sabemos. ¿Verdad? Porque es evidente que no iba a firmar como si fuera un cualquiera...

Ahora bien, entrando en el fondo de tanto número se puede también considerar qué gana o deja de ganar el Barcelona con la firma de ese contrato hace poco más de tres años y a partir de ahí debe ponerse en perspectiva que todo lo que le cuesta, o le ha costado, Messi el club lo ha recuperado, con creces, gracias a los contratos de patrocinio firmados con el capitán como máximo reclamo.

Atendiendo a lo publicado por el diario El Mundo Leo le supone por temporada al Barça un gasto aproximado de 135 millones de euros... Y entre Nike, Rakuten, Beko y Konami, los cuatro patrocinadores principales, el club ingresa anualmente cerca de 200 millones. No son solo ellos porque multitud de contratos menores que sumados alcanzan fácilmente los 100 millones se negocian con la figura de Messi en el primer plano, apareciendo su imagen de manera destacada, cuando no única.

En 2016 Nike acordó una renovación por diez años y un fijo mínimo de 105 millones de euros, sosteniendo que la imagen de Leo, quien curiosamente mantiene contrato con Adidas, debía tener un impacto visual principal. Cuando a finales de aquel mismo año Gerard Piqué hizo de mediador para el acuerdo con Rakuten fue la imagen de Messi la que se multiplicó en Japón, de la misma manera que no fue Arda Turan, sino el argentino, el gran enganche para arrancar un primer acuerdo de 12 millones con la empresa turca Beko y una renovación posterior por 19.

¿Más datos? Uno de los últimos acuerdos de Bartomeu fue la renovación con Rakuten. El ex presidente pretendía dejar un acuerdo de largo alcance, aunque supeditado a lo que decidiera el que gane en las elecciones, y sin embargo la empresa japonesa, que ya descendió hasta los 30 millones la cantidad a pagar escudándose (lógico) en la crisis por el coronavirus, solo atendió a firmar la renovación por un año... Porque no es lo mismo tener a Messi a no tenerlo.

Se calcula que un 40 por ciento de los aficionados que sin ser abonados acuden al Camp Nou lo hacen por ver a Messi, al Barça de Messi, y que más de la mitad de las camisetas que se venden personalizadas a los turistas en la tienda llevan su nombre y dorsal (eso, claro, cuando el estadio estaba abierto al público).

"Messi genera entre 250 y 300 millones de euros anuales. Si su salario bruto es de 140, como mínimo el Barça obtiene 100 de beneficio" avisó en unas declaraciones a la agencia EFE el financiero Marc Ciria. Son números bastante abstractos, sí, pero que dan idea de lo que representa Leo Messi para un club que pagándole el mayor salario del fútbol mundial obtiene gracias a él una rentabilidad fuera de toda duda.