<
>

Messi y el que puede ser el último Clásico de su carrera

play
¿Quién llega mejor al Clásico de España? (2:13)

En Sportscenter analizaron los rendimientos en ambos equipos para afrontar un partido clave por La Liga. (2:13)

BARCELONA -- Leo Messi lucirá este sábado el brazalete de capitán por primera vez en el estadio Alfredo Di Stéfano. No será la primera vez que pise el césped del pequeño estadio merengue puesto que ya lo hizo durante una concentración de la selección argentina... Pero, quien sabe, sí podría ser la última como jugador del Barcelona.

A poco más de dos meses y medio para que acabe su contrato y sin que se sepa a ciencia cierta cual es su intención de futuro Leo se convertirá, igualando a Sergio Ramos, en el absoluto rey del Clásico, disputando el número 45 y dispuesto a romper una racha de seis sin anotar un gol como líder de un Barça al que la victoria catapultaría al primer puesto de la Liga y convertiría en el favorito en la carrera por el título, el 11º en su carrera.

Hasta hoy son 44 los partidos que Messi ha enfrentado al Real Madrid, marcando 26 goles en 19 victorias, 11 empates y 14 derrotas. Se estrenó la noche en que se exhibió Ronaldinho, en noviembre de 2005, siendo un secundario de lujo en el 0-3 con que el Barça de Rijkaard aplastó al equipo que dirigía Wanderley Luxemburgo. A partir de ahí, sin embargo, su reinado en el Clásico ha sido absoluto.

Se antoja imposible elegir un Clásico para encumbrar a Messi, tanto que este podría ser el top-ten de sus duelos con el gran rival.

HAT-TRICK DE ESTRENO

Messi jugó su primer Clásico la famosa noche de Ronaldinho y el segundo, en octubre de 2006, sufrió una derrota (2-0). Aún estaba a la sombra del brasileño pero ya se adivinaba su futuro reinado cuando el 10 de marzo de 2007 el Barça recibió al Madrid de Capello en el Camp Nou una semana después de perder el liderato en Sevilla y aventajando en cinco puntos a los merengues.

Con el 19 a la espalda marcó dos goles en 27 minutos para empatar consecutivamente las dos primeras ventajas del Madrid que había logrado a través de Van Nistelrooy y en el tiempo añadido, cuando el 2-3 marcado por Sergio Ramos parecía definitivo, consiguió un empate que enloquecío al Camp Nou.

EL 2-6

A Messi siempre se le dio bien el Bernabéu y aunque sus exhibiciones personales han sido muchas, ninguna quedará para el recuerdo, en el plano global, como la noche en que el Barça logró la mayor goleada vista nunca en el santuario madridista.

Aquel 2-6 de la jornada 34 de la temporada 2008-09, el dos de mayo de 2009, quedará para los anales de la historia del club por el aplastamiento al que sometió el equipo de Guardiola al Madrid de Juande Ramos, que se avanzó pronto, por medio de Higuaín, en el marcador pero ya se fue al descanso 1-3 por debajo y que tras acortar a través de Sergio Ramos acabó entregado a la magnificencia del equipo azulgrana. Leo anotó un doblete (el 1-3 y el 2-5) en una jornada que la Liga quedó, prácticamente, sentenciada.

LA MANITA

Del 5-0 de 1994 al 5-0 de 2010, fue el primer cara a cara entre Guardiola y Mourinho como entrenador del Real Madrid en lo que acabaría por ser un clásico dentro del Clásico. Aquel 29 de noviembre el Barça celebró por todo lo alto el 110 aniversario de su fundación con una manita soberbia en la que Messi, curiosamente, no marcó ningún gol.

El argentino, amonestado al final de la primera parte con 2-0 en el marcador, fue sin embargo protagonista de excepción. Comenzó enviando un balón al travesaño antes de iniciar la jugada del 1-0 que marcó Xavi, asistió a Villa en el 3-0 y 4-0 y acabó el partido siendo agredido al unísono por Carvalho y Sergio Ramos, que fue expulsado.

LA CONTINUACIÓN DE LA RUEDA DE PRENSA

El 27 de abril de 2011, una semana después de perder la final de Copa en Mestalla, Real Madrid y Barça se reencontraron en la ida de las semifinales de la Champions. El partido llegó especialmente caliente por una explosiva rueda de prensa de Guardiola la noche anterior en la que calificó a Mourinho como "el puto amo" en la sala de prensa, concediéndole "su Champions particular" y afirmando que su equipo solo quería ganar en el campo...

Lo hizo de manera magnífica (0-2) y con Messi en plan estelar, marcando los dos goles del conjunto azulgrana, que de esta manera puso pie y medio en la final, que acabaría conquistando en Wembley ante el Manchester United.

EL DEDO EN EL OJO DE VILANOVA

17 de agosto de 2011. Barcelona y Real Madrid en busca del título de la Supercopa de España, que se define en el Camp Nou tras el 2-2 del Bernabéu. Marca Iniesta y empata pronto Cristiano Ronaldo, hasta que al borde del descanso Leo anota el 2-1. Con la hinchada celebrando el título Benzema iguala a siete minutos del final y cuando se supone la prórroga, a dos minutos del 90, Messi anota el 3-2 entre el delirio de la hinchada azulgrana...

A partir de ahí, sin embargo, la fiesta acaba en tangana. Ya en tiempo añadido una durísima entrada de Marcelo a Cesc delante de los banquillos desemboca en una gran tangana entre todos los protagonistas y Jose Mourinho agrediendo al entonces segundo entrenador del Barça, Tito Vilanova, al que mete un dedo en el ojo. "No sé quien es Tito"afirmó socarrón el técnico portugués. Pero el título, y la euforia, quedaron en Barcelona con Leo como gran líder.

DOBLETE CON RONALDO

Probablemente el Clásico del siete de octubre del 2012 fuera el que cénit de los duelos, por trascendencia, entre Messi y Cristiano Ronaldo. No fue, para nada, decisivo en la suerte de la Liga y acabó con empate (2-2) en el Camp Nou, pero argentino y portugués fueron los dos grandes protagonistas de la jornada, anotando los dos goles de sus equipos en la única temporada de Vilanova como primer entrenador azulgrana.

PENALTIS DE REMONTADA

Leo sumaba 18 goles en 26 Clásicos cuando el 23 de marzo de 2014 el Real Madrid recibió al Barça en el Bernabéu como líder y con cuatro puntos de ventaja sobre el conjunto azulgrana que dirigía Gerardo Martino. La victoria para el Barça era innegociable si quería seguir aspirando al título y aunque el crack argentino logró igualar a dos poco antes del descanso, ya en la segunda mitad, de penalti, Cristiano anotó el 3-2 que dejaba al equipo catalán al borde del colapso.

Ahí reapareció, sin embargo, en toda su plenitud Leo para darle la vuelta al marcador. Primero transformó un penalti cometido sobre Neymar y después repitió desde los once metros en una falta que sufrió Iniesta para acabar dando el triunfo, 3-4, al Barcelona en el que fue su segundo hat-trick, y hasta hoy último, en un Clásico.

CAMISETA AL BERNABÉU

23 de abril de 2017, jornada 33 de la Liga. El Barça acude al Bernabéu seis puntos por debajo del Madrid (78-72) y sabiendo que todo lo que no sea ganar sentenciará definitivamente el campeonato. Poco después de la media hora Leo iguala el inicial 1-0 de Casemiro y después de que Rakitic marque el 1-2 James Rodríguez, minuto 85, logra una igualada que se sospecha definitiva...

Hasta que en tiempo añadido, a diez segundos de cumplirse los 92 minutos establecidos como límite por el árbitro, una cabalgada imperial de Sergi Roberto acaba con un centro atrás de Iniesta que es rematado de primeras por Messi a la red para conseguir así el 2-3 definitivo... Y entre el abatimiento de los jugadores madridistas el crack argentino se saca la camiseta y, sujetándola con ambas manos, la muestra a modo de homenaje a los aficionados azulgranas situados en la parte alta del estadio merengue. Una imagen para la historia que acompañaba a la de su celebración, un mes y medio antes, tras el 6-1 al PSG.

SENTENCIA EN DICIEMBRE

En la jornada 17 de la temporada 2017-18 un Barça imparable (13 victorias y 3 empates) visita al herido Real Madrid, ocho puntos por detrás, en el santuario blanco. Para el equipo de Zidane la victoria es absolutamente imprescindible para mantener esperanzas de dar caza al equipo de Valverde... Pero el Barça le pasa por encima con un 0-3 incuestionable.

Tras acabar la primera mitad sin goles Luis Suárez marcó tras asistencia de Sergi Roberto diez minutos antes de que Messi lograse el 0-2 de penalti por mano de Carvajal. En tiempo añadido Aleix Vidal cerró el triunfo... asistido por Leo Messi.

LA ÚLTIMA VICTORIA... HASTA HOY

La última vez que Messi venció al Real Madrid fue el dos de marzo de 2019, en la jornada 26 de la Liga en un Clásico disputado en el Bernabéu, otra vez, en el que el Real Madrid, otra vez, precisaba ganar a toda costa si quería mantener una mínima esperanza de dar caza al equipo azulgrana en el campeonato.

Leo no marcó, aunque rozó el gol en dos ocasiones de la primera parte, antes de que Rakitic sentenciase un Clásico que dejó la Liga prácticamente sentenciada. A partir de ahí, los tres últimos duelos entre ambos equipos, con el crack argentino en el césped, se saldaron con dos victorias madridistas y un empate.

Este sábado, de estreno en Valdebebas, Messi jugará el 45 Clásico de su carrera. Quien sabe si el último vestido de azulgrana...