<
>

Euro 2020: ¿Inglaterra mediocre? ¿Llegará Francia a la final? ¿Desequilibrio en la fase de grupos?

play
Francia demostró en un grupo complicado que se planta como candidato a ganar la Euro (1:59)

Para Andrés Agulla, pese a los resultados de la primera fase, el equipo de Mbappé y compañía sigue siendo favorito en el torneo europeo. (1:59)

Con la fase de grupos de la Euro 2020 ya en los libros de historia, le pedimos a nuestros redactores que comentaran sus puntos de vista sobre algunas preguntas importantes, basados en lo visto hasta ahora. ¿Qué selecciones pueden tener mejor desempeño, qué jugadores dejaron huella y quiénes disputarán la final?

¿Ha estado la Eurocopa 2020 a la altura de tus expectativas?

Mark Ogden: Mis expectativas eran bajas, considerando la fuerte carga de trabajo a la que se sometieron los jugadores en la pasada temporada, junto con el extraño formato que puso a disputar partidos en 11 ciudades por toda Europa. Y el torneo ha cumplido con mi visión pesimista. Sin embargo, nadie jamás se acuerda de la fase de grupos y todo depende de los encuentros de eliminación directa; por ello, espero que la Eurocopa 2020 cobre verdadera vida a partir de octavos de final. El formato de 24 equipos ha redundado en una inmensa brecha que separa a las grandes selecciones de los relegados. Después, tienes un sistema de sembrados que tiene como consecuencia que el Grupo F sea conformado por tres potenciales campeones, como lo son Francia, Alemania y Portugal; por ende, definitivamente hay espacio para mejorar en lo que respecta al formato. La ausencia de una sola sede también ha causado hasta ahora una percepción de desconexión, aunque eso mejorará a partir del sábado, considerando que los partidos de eliminación directa entre grandes plantillas siempre generan recuerdos y emociones.

Julien Laurens: Si bien me han encantado todos y cada uno de los partidos, hasta los aburridos, no puedo evitar sentirme un poco decepcionado por la calidad de juego vista hasta ahora. No creo que el nivel ha sido maravilloso durante la mayor parte del torneo. Hemos visto momentos de genialidad por aquí y por allá, junto con algunos grandes pasajes de juego; pero en líneas generales, me siento un poco decepcionado. Esperaba más, aunque quizás veamos los mejores momentos en las rondas de eliminación directa. Allí estarán todas las grandes selecciones, todos los grandes jugadores que querrán aportar cuando más importa. La verdadera calidad llegará.

James Olley: Sí. Incrementar las plantillas a 26 jugadores ha permitido un mayor grado de rotación que ayuda a compensar señales de desgaste; en cualquier caso, el nivel futbolístico ha sido bueno. Los casos de COVID-19 han sido mínimos y quizás el susto sufrido por Christian Eriksen hizo darnos cuenta a todos que deberíamos disfrutar del momento un poco más. El torneo es peor en líneas generales gracias al formato inflado; a pesar de ello, la fase de grupos tuvo mucha intriga, siendo el caso más obvio el del Grupo F, cuando Portugal llegó a ocupar las cuatro plazas de clasificación durante los 90 minutos finales de la jornada del miércoles. Sin embargo, las llaves de octavos de final se desequilibran como consecuencia de ello.

Tom Hamilton: Hemos visto algunos goles maravillosos y deslumbrantes actuaciones individuales. Si bien es cierto que hemos visto un par de encuentros monótonos, la calidad en general ha sido alta. El combinado de Gales ha sido entretenido, mientras que Dinamarca se ganó el corazón de muchos, tras lo vivido por ellos (y en particular, por Christian Eriksen). Aún está por verse lo mejor de Inglaterra, Portugal y Francia, mientras que Italia y Bélgica despegaron a toda máquina. La selección de los Países Bajos sigue siendo capaz de sorprendernos a todos y avanzar a la final, mientras que España y Alemania siguen siendo un poco impredecibles. La organización en varios países europeos también ha tenido buenos resultados (a pesar de las múltiples pesadillas de logística motivadas por restricciones a los viajes), y hasta el mismo VAR no ha sido una completa sorpresa. El único inconveniente ha sido la carencia de situaciones de riesgo en fases de grupos, ya que hasta la tercera mejor selección avanza a la siguiente ronda. Eso es algo que la UEFA debe revisar, sin lugar a duda.

Rob Dawson: El peligro de organizar un torneo importante luego de una campaña tan extensa era que los equipos se enfocasen en ser difíciles de vencer, limitándose a asegurar resultados. Sin embargo, hemos visto amplia mentalidad de propuesta en los encuentros de fase de grupos. Italia, Bélgica y Portugal han marcado siete goles en sus tres partidos disputados, mientras que Holanda tiene ocho. Por ende, hemos presenciado más partidos entretenidos que otros que provocan apagar el televisor. Ojalá esta tendencia se mantenga en las rondas de eliminación directa, donde se producen más enfrentamientos entre grandes selecciones y los niveles de energía están al máximo.

play
3:00

¿A octavos como el rival a vencer?

Portugal y Francia empataron a dos tantos y con ello clasificaron a los octavos de final. El equipo galo como primero de grupo y Portugal en tercero.

Entre las grandes selecciones, ¿cuál tiene mayor margen para mejorar?

Laurens: Debe ser Inglaterra. No sé cómo alguien podría emocionarse ante lo mostrado por ellos hasta ahora. No hemos visto siquiera el 50% de lo que este plantel es capaz de hacer. Si Gareth Southgate es finalmente capaz de encontrar la fórmula apropiada, este equipo súper talentoso tiene mucho más para ofrecer que las tres actuaciones dentro del promedio vistas hasta ahora. Inglaterra se salvó solo por un poco de genialidad individual de Raheem Sterling o Jack Grealish.

Olley: España pudo haber goleado 5-0 a Eslovaquia; no obstante, dicho resultado se debió en gran medida a la implosión de sus rivales y una demostración del portero Martin Dubravka que rayó en lo absurdo. En sus dos primeros partidos de fase de grupos, La Roja dominó la pelota, aunque no hizo mucho con ella; mientras que el delantero Alvaro Morata debe conseguir alguna forma de liberarse del ejercicio introspectivo que parece afectar su actuación. Asimismo, Inglaterra y Alemania también requieren conseguir un mejor equilibrio en líneas generales; sin embargo, la historia de su rivalidad (y una multitud de 45.000 almas parcializadas presentes en Wembley) seguramente agudizará la mente de los jugadores.

Hamilton: Alemania ha sido impredecible, oscilando entre implacable y endeble. A la brillante victoria 4-2 sobre Portugal, debemos sumar su floja actuación contra Francia y el empate 2-2 con Hungría, que sirvieron de demostración de su mejor y peor niveles. Siguen siendo débiles a la zaga, y aunque se ven mucho mejor con una formación 3-4-3 que con una línea defensiva de cuatro hombres, la plantilla de Joachim Low sigue concediendo oportunidades a sus rivales. Die Mannschaft es más efectiva cuando Thomas Muller y Leon Goretzka están presentes sobre la cancha, pero sigue siendo un plantel que busca compaginarse. Jamal Musiala necesita sumar más minutos, mientras que deben inyectar cierto dinamismo en el mediocampo. Low dejará el puesto de seleccionador de Alemania tras la conclusión del torneo y su plantilla debe mejorar notablemente si desea darle al técnico una despedida exitosa.

Dawson: Inglaterra. La sensación previa al torneo era que la fortaleza de los Tres Leones radicaba en su ataque, con todas las opciones que Southgate tiene a disposición. Sin embargo, la realidad dista mucho de ello. Han sido sólidos y organizados, con los volantes Declan Rice y Kalvin Phillips ubicados frente a una línea defensiva de cuatro que no toleró goles en contra en fase de grupos; pero han sido bastante discretos a la delantera. Inglaterra cuenta con ritmo y talento en cada una de las posiciones de ataque; aparte de tener a Harry Kane, uno de los mejores definidores del mundo. A pesar de ello, se han mostrado lentos y predecibles con demasiada regularidad.

Ogden: Inglaterra. España decepcionó mucho en el Grupo E; no obstante, la selección de Luis Enrique se encuentra en una fase de transición y acudió al torneo sin mayores expectativas. La situación en el caso de Inglaterra es distinta, al anotar apenas dos tantos en tres partidos, sin mostrar por ninguna parte ese olfato ofensivo que esperaríamos en una plantilla con tantos delanteros de primer nivel. Inglaterra clasificó como ganadora del Grupo D, por lo que logró su objetivo fundamental; sin embargo, deberá elevar su nivel si quiere llegar más lejos.

play
2:42

¿Víctima o victimario ante Inglaterra?

Alemania rescató el empate ante Inglaterra, gracias al gol de Goretzka, consiguiendo su pase a la siguiente ronda de la Euro.

¿Qué jugadores hasta ahora poco conocidos se han destacado?

Hamilton: Hemos visto algunos héroes desconocidos con actuaciones brillantes. Los porteros Danny Ward y Tomas Vaclik sobresalieron cuidando los arcos de Gales y la República Checa, respectivamente. A la zaga, tenemos a Robin Gosens (Alemania), Denzel Dumfries (Países Bajos), Stefan Lainer (Austria), Mykola Matviyenko (Ucrania) y Paulus Arajuuri (Finlandia). Todos han causado grata impresión. El italiano Manuel Locatelli ha jugado un gran torneo en el mediocampo, mientras que Mikkel Damsgaard (Dinamarca), Breel Embolo (Suiza), Kieffer Moore (Gales) y Patrik Schick (República Checa) se han desempeñado bien a la delantera.

Dawson: Dumfries. Frank de Boer ha sido objeto de múltiples críticas en los Países Bajos por su decisión de jugar con una línea defensiva de tres, en vez de optar por una formación 4-3-3. A pesar de ello, el sistema ha funcionado bien, en gran medida debido a la amenaza que representa Dumfries desde la posición de lateral derecho. El zaguero ya ha convertido dos tantos y pudo haber sumado más. Todos los tentativos rivales de los holandeses en fases de eliminación directa tendrán que diseñar un plan para contrarrestar sus veloces incursiones.

Ogden: En lo que a atacantes se refiere, realmente es un caso de los sospechosos habituales, con Cristiano Ronaldo, Romelu Lukaku y Luka Modric acaparando titulares, aunque algunos zagueros menos conocidos han tenido un buen torneo. Martin Hinteregger ha sido sólido a la defensiva y toda una amenaza en sus incursiones con la selección de Austria, mientras que Domagoj Vida ha tenido otra competición de calidad vistiendo la camiseta de Croacia. Si bien Scott McTominay es bien conocido como volante del Manchester United, su actuación como central del combinado de Escocia ha sido sobresaliente, demostrando que cuenta con el potencial para ser entrenado con la intención de convertirlo en defensor a largo plazo.

Laurens: Diría que Alexander Isak y Locatelli. Ambos han tenido grandes campañas con sus clubes (Real Sociedad y Sassuolo, respectivamente); pero es otra cosa dar el salto de nivel que han dado en esta competición y brillar de esta forma. Isak, con 21 años, es un poco menor que Locatelli (23); sin embargo, ambos han mostrado tanto talento, seguridad y carácter. Ambos son figuras en ciernes.

Olley: Olley: Billy Gilmour no ha pasado por debajo de la mesa para cualquiera que haya visto las pocas oportunidades que ha tenido con el Chelsea; no obstante, el joven volante de 20 años brilló en el partido más importante de su vida, cuando Escocia logró resistir ante Inglaterra en Wembley. Fue devastador para él dar positivo por COVID-19, dejándolo fuera del partido contra Croacia que definió posiciones en su grupo; a pesar de ello, el mediocampista tiene muchos grandes partidos en su futuro. Menciones honoríficas para el neerlandés Dumfries y el Azzurro Locatelli.

play
2:20

Analizamos los cruces de la Euro 2020 partido x partido

Caro Padrón, Cio Procuna y Richard Mendez analizan los octavos

¿Qué equipos esperas ver en la final del 11 de julio?

Ogden: Francia e Inglaterra. A pesar de imponerse en apenas uno de sus encuentros en el Grupo F, Francia logró salir airosa de la terna más difícil y aún no ha alcanzado su mejor nivel. En el caso de Inglaterra, si puede imponerse a la Alemania más débil en años en la siguiente ronda, tendrá camino despejado con rumbo a la final.

Laurens: Francia llegará a la final. Les tocó el cruce más difícil, pero esta plantilla sobresale en los grandes partidos. Les Blues tendrán fuerza, física y mental, con amplia experiencia en finales tras alzar la Copa del Mundo en Rusia 2018 y su actuación subcampeona en la Euro 2016, jugando como locales. Del otro lado de las llaves, creo que el ganador del choque de octavos de final entre Inglaterra y Alemania clasificará a la final. Mi candidata es Alemania.

Olley: Puede que Francia solo haya ganado un partido; sin embargo, terminó encabezando el grupo más difícil y tiene un cruce accesible contra Suiza en octavos de final. Las cosas se complicarán desde allí, pero cuentan con un plantel profundo y talentoso que les hará imponerse. Del otro lado de la llave, el ganador entre Inglaterra y Alemania tendrá posibilidades para clasificar a la final; aunque podríamos argumentar que Holanda se encuentra en mejor forma que ingleses y germanos.

Hamilton: Sigue costando ver más allá de Francia; aunque Italia, Bélgica, Alemania e Inglaterra podrían colarse en la fiesta. España y Portugal parecen carecer de argumentos en el ataque y la defensa, respectivamente. Si bien Holanda tuvo un buen inicio, creo que tropezará en las rondas de eliminación directa. Francia sigue siendo la favorita y creo que podríamos verla jugando contra Inglaterra este 11 de julio.

Dawson: Sigue costando ver más allá de Francia; aunque Italia, Bélgica, Alemania e Inglaterra podrían colarse en la fiesta. España y Portugal parecen carecer de argumentos en el ataque y la defensa, respectivamente. Si bien Holanda tuvo un buen inicio, creo que tropezará en las rondas de eliminación directa. Francia sigue siendo la favorita y creo que podríamos verla jugando contra Inglaterra este 11 de julio.