<
>

Pelé tenía Covid-19, ronquido pulmonar e insuficiencia cardíaca antes de ser internado

play
Jurgen Klinsmann y Arsene Wenger y sus mensajes a Pelé (1:11)

Los dos miembros de FIFA tienen a O Rei en sus oraciones y destacan sus dotes como jugador y como persona. (1:11)

Pelé tuvo COVID-19 y otras dos alteraciones importantes en los días previos a su ingreso de urgencia al Hospital Albert Einstein

Pelé tenía COVID-19, ronquidos pulmonares y una frecuencia cardíaca por debajo de lo normal antes de ser internado, pudo confirmar ESPN. Todo eso más un cuadro de anasarca (hinchazón generalizada) hizo que el Rey del Futbol, de 82 años, fuera trasladado de urgencia al Hospital Albert Einstein, en el sur de Sao Paulo, en la noche del pasado martes.

Hasta ese momento, estaba recibiendo tratamiento para el cáncer ya metastásico en su casa de Guarujá, en la costa de Sao Paulo -la enfermedad se diagnosticó oficialmente en el colon (intestino) en septiembre de 2021 y posteriormente, según reveló en exclusiva a ESPN en enero de este año llegó a otros órganos, como hígado y pulmón.

Importante: el tumor en el pulmón no retrocedió con la quimioterapia.

En los detalles de los días previos a la hospitalización que pudo conocer ESPN, el ronquido pulmonar ya era un síntoma de lo que se constató en los exámenes realizados el miércoles, en el Einstein: Pelé tiene bronconeumonía, que es una inflamación de estructuras pulmonares como bronquios y alvéolos. Está siendo tratada con antibióticos.

ESPN adelantó el diagnóstico el jueves, que confirmó el boletín médico del viernes. Anteriormente, ya había informado el miércoles los motivos de la hospitalización, que no estaba programada, y que la quimioterapia realizada en los últimos meses no mostró más respuestas.

La COVID-19 se confirmó un poco antes, el 17 de noviembre, después de que la prueba a la que se sometió Pelé diera positivo. Durante ese período tomó medicamentos específicos para controlar el dolor y la fiebre.

Por último, frecuencia cardíaca baja. Técnicamente llamada bradiarritmia o bradicardia, es cuando el corazón trabaja a un ritmo por debajo del considerado normal, es decir, más lento de lo que debería. Eso es lo que le pasó a Pelé durante al menos los últimos cuatro días antes de ser hospitalizado.

Cuando los latidos por minuto (lpm) están por debajo de 60, se considera la tabla anterior, y el corazón del Rey alcanzó entre 40 y 45 lpm.

Aunque muy debilitado, el Atleta del Siglo XX y único jugador tres veces campeón de la Copa del Mundo (1958, 1962 y 1970) siempre ha estado en estos últimos días de prehospitalización con constantes vitales controladas -pulso, frecuencia respiratoria, presión arterial y temperatura-. Lo mismo sucedió con la parte hemodinámica: presión arterial y circulación en niveles normales, sin necesidad de medicación o intervención mecánica.

O Rei sigue hospitalizado

Este domingo, el sexto día de que Pelé está internado en el Hospital Albert Einstein no se emitió un nuevo boletín médico, el último es del sábado

También el sábado, Folha de S. Paulo informó que el Rey está bajo cuidados paliativos exclusivos. Como resultado, permanece en una sala común y no pasa a la unidad de cuidados intensivos (UCI), dada su fragilidad.

Los familiares del Rey aseguran que su hospitalización es rutinaria.

A continuación el último boletín médico completo:

Edson Arantes do Nascimento ingresó en el Hospital Israelita Albert Einstein el martes pasado (29) para una reevaluación de la terapia de quimioterapia para el tumor de colon, identificado en septiembre de 2021. Todavía está en tratamiento y su estado de salud se mantiene estable. También ha tenido buena respuesta a la atención de la infección respiratoria, sin empeoramiento del cuadro en las últimas 24 horas.

Fabio Nasri, médico geriatra y endocrinólogo del Hospital Israelita Albert Einstein

Dr. Rene Gansl, oncólogo del Hospital Israelita Albert Einstein

Dr. Miguel Cendoroglo Neto, Director Médico y Servicios Hospitalarios del Hospital Israelita Albert Einstein.