<
>

Luis "El Pepón" Juárez: "Antes del juego 7 le dije a Ovalles que no me podía ir a casa sin batear"

play
"El Pepón" Juárez, desde su debut en México, creó una amistad especial con Felíx Fermín. (4:59)

Luis Juárez nos habla sobre su relación con el dirigente Félix Fermín y lo que significó "El Peponazo" (4:59)

El nativo de Culiacán conversó de manera exclusiva con ESPN y habló sobre su experiencia en la liga de béisbol de República Dominicana y la relación especial con el dirigente campeón Félix Fermín

Luis Felipe Juárez fue una pieza importante en el campeonato conseguido por las Águilas Cibaeñas en la Serie Final de la Liga de Béisbol Profesional Dominicana, sobre todo con su cuadrangular para dar la ventaja al equipo, en el juego 7 ante los Gigantes del Cibao.

Antes de esto era prácticamente un desconocido en la República Dominicana, pero su actuación en la serie dejó su huella en la corona obtenida, y agradece al manager Félix Fermín por la experiencia.

“Me sonó el teléfono y era Félix. Me dijo Gordito, ¿estás listo para venir a jugar conmigo acá? Yo de inmediato le respondí que sí. Y solo me dijo, bueno bye, ahorita te van a hablar y así comenzó todo”, expresa Juárez sobre como inició el contacto con el equipo dominicano.

“Tengo una amistad muy grande con Félix Fermín, él fue el manager que me debutó en Monterrey en 2009 pero lo conozco desde 2007 y fue quien me dio mis primeras oportunidades. Creo que nadie en el equipo lo sabía, pero eso hizo que nuestra relación creciera al igual que con su familia”, añadió sobre el manager más ganador en la historia de LIDOM.

En relación a las críticas recibidas por los fanáticos en los primeros partidos que jugó, dijo hacer caso omiso a las mismas.

“Yo trato de no ver las redes sociales. Bueno o malo, solo trato de vivir mi vida y hacer mi trabajo. Después del tercer juego si escuché algunas críticas de los fanáticos que estaban en el estadio, eso no lo puedes evitar. Sentí un poco de desesperación en el juego 6 cuando escuché a dos personas que le gritaban desde las gradas a Félix que cuando me iba a sacar del lineup y eso me puso un poco de presión”.

No obstante todo cambió previo a ese juego 7 y recibió las palabras de aliento de Ángel Ovalles, gerente general de las Águilas Cibaeñas.

“Llegué a la oficina y Ángel me dijo que estuviera tranquilo, que llevara mis turnos como lo sé hacer. Sabemos que tú sabes batear”.

Juárez solo le respondió: “Mira, si hay una cosa, es que yo nací para batear. Sé de lo que soy capaz. Esta noche tengo que batear y no me puedo ir a mi casa así”.

El resto es historia. “El Pepón” conectó cuadrangular en el partido 7 para dar la ventaja a las Águilas 3-2 en ese momento y fue el inicio del inning de la suerte para su equipo donde produjeron 5 carreras.

“Después del juego, Ángel me llamó y me gritó: ¡Me lo dijiste! ¡Me lo dijiste! Tú me dijiste que ibas a batear. Aquí tengo el mensaje guardado”.

Juárez agradeció la confianza y la paciencia que tuvo el manager Félix Fermín y el apoyo que tuvo de todos sus compañeros.

“Muchos de ellos fueron compañeros míos en México o jugaron contra mi equipo. Me decían tú bateas, sabemos de lo que eres capaz. Disfruta. Y cuando conecté el batazo, por eso fue tanta emoción. Claro, por irnos arriba en la pizarra, pero también por ver la reacción de mis compañeros. Cuando vi que todo ese bullpen se me vino arriba me pregunté ¿que estarán haciendo estos locos?”, expresó riendo Juárez.

Luis Felipe terminó con promedio de bateo de .261 con seis imparables en 23 turnos incluyendo el ya mítico cuadrangular que algunos llamaron en redes sociales “El Peponazo”.

Sobre la comparación de las ligas de República Dominicana y México, expresó que son diferentes, que aunque en su país de origen hay mucho talento, la LIDOM es superior. También expresó su satisfacción por el protocolo contra el Covid-19 y las fuertes medidas que se tenían en el país del Caribe.

“Esto es trabajo y aunque uno siente un poco de miedo por lo que está pasando con el coronavirus en el mundo, uno toma la decisión. Me sentí mucho más seguro al llegar a República Dominicana y ver todas las medidas que el equipo de las Águilas Cibaeñas estuvo tomando, todo por nuestra seguridad”.

Luis se enorgullece de venir de una familia humilde de Culiacán, Sinaloa, que siempre ha luchado por salir adelante. “Agradecido siempre de mis padres y mis hermanos. Mi hermano mayor comenzó a jugar y desde pequeño, me vestía con el uniforme para cargar los bates e irónicamente, ahora es mi hermano que trabaja como auxiliar de un equipo como “bat boy”. Así empezó todo”.

En relación al apodo de “El Pepón” surge de ESPN en México, pero no está seguro del origen específico. “Dicen que me parezco mucho a un jefe, creo que de la editorial, y en un playoff de 2015-16, los narradores de ESPN comenzaron con ese apodo. Lo hicieron como algo de misterio. Si Águilas pasan a la siguiente ronda al ganarle a Navajoa, todo bien, pero si no pasábamos iba a ser La Maldición del Pepón, decían ellos. Ahí fue donde empezó todo. Todo el mundo me comenzó a llamar así”.

Sobre un posible regreso a República Dominicana con las Águilas Cibaeñas dijo que se hace complicado porque para ello su equipo en México, las Águilas de Mexicali debe ser eliminados en la temporada y su enfoque es que la próxima campaña puedan clasificar, no obstante agregó que si se da la oportunidad con mucho gusto regresaría.