<
>

División Oeste de la Nacional: Los Dodgers, más fuertes que nunca

play
Arbitraje salarial: ganadores y perdedores (0:49)

El venezolano Eduardo Rodríguez perdió su caso mientras que el dominicano Pedro Báez fue la otra cara de la moneda. (0:49)

Parecía que los San Diego Padres estaban listos para desafiar el poderío exhibido por Los Ángeles Dodgers por los últimos siete años en la división Oeste de la Liga Nacional.

Hasta que llegó Mookie Betts a Los Ángeles. Y con él, también se sumó David Price.

Entonces, las esperanzas de los Padres se desvanecieron ante un rival que exhibe una de las alineaciones más poderosas en la historia de la franquicia.

Betts (RF), Max Muncy (1B), Cody Bellinger (CF), Justin Turner (3B), Corey Seager (SS), A.J. Pollock (LF), Will Smith (C) y Gavin Lux (2B) forman una toletería de terror todavía tienen para escoger en la banca a hombres como Joc Pederson, Edwin Ríos, Enrique Hernández y Chris Taylor.

Por su parte, Price llega a reforzar --si está saludable-- una rotación que encabezan el zurdo Clayton Kershaw y el derecho Walker Buehler.

El diestro Ross Stripling y los zurdos Alex Wood y Julio Urías disputarán los otros dos puestos de abridores.

El cuerpo de relevistas es, a primera vista, el lado más débil del conjunto angelino.

Por ahora, el curazoleño Kenley Jansen conserva su puesto como cerrador, aunque al igual que Price, depende mucho de cuán saludable esté.

Jansen, que en el 2017 encabezó las Grandes Ligas con 41 rescates, bajó a 38 en el 2018 y a 33 en el 2019, donde desperdició ocho oportunidades, la mayor cantidad en su carrera.

Asimismo, su efectividad, que hace dos años fue de 1.32, subió a 3.71 la pasada temporada.

En caso de que su rendimiento siga en bajada, el dominicano Pedro Báez podría ocupar su función, pues Joe Kelly no cumplió las expectativas con las que llegó a Los Ángeles el año pasado.

PADRES, LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE ES LA ESPERANZA

Son esas debilidades del bullpen de los Dodgers las que pueden aprovechar los Padres para potenciar sus esperanzas de competir por el cetro divisional y avanzar a los playoffs por primera vez desde el 2006.

San Diego, que estrena manager con Jayce Tingler, tiene uno de los equipos jóvenes más dinámicos de todo el béisbol, con el dominicano Fernando Tatis Jr como su figura más energética.

Tatis en el campocorto y su compatriota Manny Machado en la antesala proveen a los Padres de una defensa prácticamente hermética en el lado izquierdo del cuadro interior, mientras que de la otra parte, Eric Hosmer es de los mejores inicialistas defensivos de la industria.

En la intermedia, el curazoleño Jurickson Profar, con 27 años recién cumplidos, va a la que puede ser su última oportunidad para hacer realidad lo que tanto dio de qué hablar cuando era el prospecto número uno de los Texas Rangers y que hasta ahora se ha quedado en promesa.

Y tiene que apurarse, porque por ahí viene pidiendo pista Ty France, un hombre que en Triple A el año pasado bateó para average de .399, con 27 jonrones y 89 impulsadas en 76 juegos.

Así se proyecta la alineación de San Diego para el inicio de la campaña: Tatis Jr. (SS) Tommy Pham (LF), Machado (3B), Hosmer (1B), Wil Myers (RF), Francisco Mejía (C), Franchy Cordero (CF) y Profar (2B).

La rotación abridora se reforzó con la llegada de Zach Davies, procedente de Milwaukee Brewers, para unirse a los talentosos jóvenes Chris Paddack, Joey Lucchessi y Dinelson Lamet, mientras que los cubanos Michel Báez, Adrián Morejón y Ronald Bolaños deberían competir por la quinta plaza.

Kirby Yates, líder en salvamentos el pasado año (41), encabeza el bullpen, que mejoró con la adquisición, vía canje, de Emilio Pagán y cuenta además con los experimentados Craig Stammen y Drew Pomeranz.

DIAMONDBACKS CON NUEVAS CARAS

Los Arizona Diamondbacks no son el mejor equipo del mundo, pero tampoco el peor, sobre todo después de la llegada del jardinero dominicano Starling Marte por canje con los Pittsburgh Pirates y la firma del zurdo Madison Bumgarner y el patrullero Kole Calhoun como agentes libres.

Marte y Calhoum le darán poder a los jardines y permitirán regresar a Ketel Marte a la intermedia.

Así sería la alineación de Arizona: Starling Marte (CF), Ketel Marte (2B), Eduardo Escobar (3B), David Peralta (LF), Christian Walker (1B), Calhoum (RF), Nick Ahmed (SS) y Carson Kelly (C).

Bumgarner encabezará la rotación, que conforman el veterano Mike Leake, Robbie Ray, el prometedor Zac Gallen y Luke Weaver.

Archie Bradley será el cerrador, puesto al que aspira también el cubano Yoan López, mientras que Junior Guerra y Andrew Chaffin son otros de los relevistas más confiables con que cuenta el manager Torey Lovullo.

ROCKIES Y GIANTS CON POCO QUE BUSCAR

Los Colorado Rockies van a batear mucho, como siempre, pero van a recibir muchos batazos…como siempre.

Charlie Blackmon (CF), Trevor Story (SS), Nolan Arenado (3B), David Dahl (RF), Daniel Murphy (1B), Ryan McMahon (2B), Ian Desmond (LF) y Tony Wolters arman una alineación poderosa y ayudada por la altura de Denver sobre el nivel del mar.

Pero un staff cuyos abridores tuvieron el año pasado una efectividad por las nubes no tiene mucho a qué aspirar: Jon Gray (3.84), los venezolanos Germán Márquez (4.32) y Antonio Senzatela (6.71), el zurdo Kyle Freeland (6.73) y Jeff Hoffman (6.56).

Peor aún se ven los San Francisco Giants, un equipo que envejeció parejo, luego de ganar las Series Mundiales del 2010, 2012 y 2014.

Pero el tiempo ha empezado a pasarle por encima a Buster Posey, Brandon Crawford, Pablo Sandoval, Brandon Belt y Hunter Pence, Evan Longoria, Johnny Cueto y Jeff Samardzija.

Para colmo, se fue Bruce Bochy, el artífice de aquella época de gloria y el equipo contrató como manager a Gabe Kapler, reciclado tras fracasar estruendosamente en sus dos campañas anteriores al frente de los Philadelphia Phillies.